En busca de un nuevo modelo

La Escuela 4-095 Islas Malvinas ubicada en el corazón del Barrio UNIMEV, lleva adelante desde hace seis meses aproximadamente una iniciativa que surgió de las charlas que tenían sobre todo el personal no docente de la escuela. Con pequeñas cosas están cambiando una realidad.

Cuando uno decide hacer un cambio en su vida, muchas cosas son la que debe tener en cuenta para esto y no es tarea sencilla, imaginemos entonces lo difícil que puede ser trata de cambiar la realidad de toda una Escuela. Sin dejar de lado esto, los celadores, con la bibliotecaria y algunos profesores se pusieron manos a la obra, le hicieron la propuesta a directivos, docentes y a los  alumnos  y ahora la realidad está cambiando poco a poco.

“Estamos trabajando en numerosos proyectos en la escuela, con un mismo objetivo lograr el sentido de pertenecía en los alumnos y docentes, destacar los valores, la solidaridad, buscar la participación de los chicos en distintas actividades y tratar cambiar esa actitud de me preocupo y critico pero nunca me ocupo, lo que se busca con estos proyectos es eso ocuparlos detectar lo que haga falta buscar las soluciones y tratar de aplicarlas”, dice Valeria Morales una de las docentes.

El proyecto  “en busca de un nuevo modelo”,  está vinculado a otros proyectos de la escuela que son viajes, salidas  educativas, incluso la organización por parte de algunos cursos de torneos dentro de la escuela. Además premian a los chicos que se destacan en distintas actividades o que llegan a cumplir ciertos logros que para el proyecto son muy importantes, el hecho  de no faltar a clases, de ayudar a otros compañeros, “se busca crear este sentimiento de buen ciudadano, no es solo destacarse a nivel académico”, explica Sandra Luna.

Hace algunas semanas realizaron con éxito un viaje a San Luis, allí los alumnos visitaron sitios turísticos y realizaron distintas actividades, se hicieron talleres de poesía, de pinturas rupestres, de deportes extremos como escalada, rapel, “se trata de integrar distintos aspectos ya sea la lengua, la geografía, las matemáticas, porque no todos tiene los mismos intereses pero buscamos darles a conocer a los chicos todo eso, viajaron 40 chicos y salió todo muy bien”, destacó Sandra Jover.

Desde la escuela organizan viajes que se han establecidos para cada año, San Luis es para primer año del polimodal, en segundo viajan a Malargüe, en noveno hacen un viaje a Mendoza y los octavos, como la escuela lleva adelante un proyecto de historia regional para rescatar la historia sanrafaelina, hacen un tour por la ciudad y paseos por diferentes sitios turísticos del departamento. Para el último año del Polimodal no tienen un viaje establecido, porque los chicos están con otras actividades como pasantías, pre universitario y muchos pensando en organizar el viaje de egresados.

“Las profes dicen la verdad”

Eso destacó Matías uno de los alumnos que participó de la entrevista, “los cambios se ven, nos sentimos apoyados por los profes eso es muy bueno, yo me siento muy cómodo adentro de la escuela. Hablo con mis compañeros y con otros chicos para que se pongan las pilas, para que no falten y podamos trabajar en equipo”.

 “Cuando los docentes tiene que decirnos algo, nos tiene que dar un concejo, te sacan del curso y hablan personalmente con uno o cuando estamos en el recreo nos llaman, charlan con nosotros, y eso está muy bien, porque nos genera otro tipo de compromiso con el docente y con la escuela”, explicó Matías.

Los docentes comentaron que con el personal en general, la idea fue prendiendo de apoco, cuando comenzaron a ver los cambios, como maceteros, bicicleteros, la limpieza, las actitudes de los alumnos, se fueron enganchando en esta idea, que en principio les había parecido complicada de realizar.

“Los profesores se arriman hoy, preguntan que hay que hacer en que pueden ayudar, los chicos te preguntan lo mismo, toman un lampazo, te abren la puerta, te saludan con cordialidad”, explicó Sandra, “al principio nosotros proponíamos, hoy los chicos nos dicen queremos hacer tal cosa, ellos proponen los cambios”.

Haciendo un análisis que va más allá de lo curricular comentaron que “los chicos están en un etapa difícil de sus vidas, tenemos que tenerles paciencia, la escuela ha cambiado ya no es solo un lugar para ir a aprender, es un lugar de contención  se ha transformado, somos quienes muchas veces nos enteramos de lo que les pasa antes que en sus casas y esa es una responsabilidad muy grande que tratamos llevar delante de manera comprometida”, explicó una de las profesoras quien agregó, “todos tenemos el mismo título somos personas”.

Los objetivos

Se propusieron diferentes objetivos,  a cada uno le pusieron un porcentaje para tratar de cumplirlos en esa medida. Algunos fueron: usar el uniforme y el distintivo en un 100% para que fuera utilizado por toda la escuela,  “fue a lo único que le pusimos 100 % pero a lo demás que eran cambios de actitudes, compañerismo, compromiso, lograr nuevos vínculos entre nosotros nos pareció que ponerle un 100% o un 80% no era conveniente, porque el cambio de actitud cuesta y lleva tiempo y trabajo y somos consientes que no lo podemos modificar en 6 o 7 meses del ciclo lectivo, entonces en cuanto a esto para cuantificarlo que es imposible pusimos un 50% un 60 % de cambio”.

Algunas falencias

“Es difícil trabajar todo esto y llevarlo adelante al mismo tiempo” destacaron,  “tenemos un punto débil en este proyecto, lo que está faltando es la participación de los padres porque no sabemos si es porque sus hijos están en el secundario, o los papás los ven grandes, pero cuesta que participen, están cuando las cosas se ponen difíciles por problemas de conducta o cosas así, pero para estas actividades que son mas coloridas y hacen a otros aspectos no podemos convocarlos. En esta etapa nosotros consideramos que deberían estar aplaudiendo los logros de sus hijos, involucrándose en las actividades de la escuela, por eso convocamos a los padres para que participen”.

Destacar el esfuerzo y los logros

Cuando termina cada trimestre hacen una evaluación por rendimiento en estudio, asistencia, colaboración del alumno, además se tiene en cuenta la participación en las jornadas de limpieza, en las tareas de carpintería, las de jardinería, y el hecho de que ellos propongan tareas. Se premia o destaca el cambio de actitud. “Esperamos al cierre de cada trimestre para hacer entrega de premios hacemos sorteos por asistencia, premios que son donados por comerciantes y con lo que podemos juntar entre nosotros, y les decimos que no miren el valor material sino el reconocimiento en si del logro de ellos, es un modo de incentivarlos para el próximo trimestre”.

Por último las tres docentes agradecieron al personal, a los alumnos y a todos los que se involucraron tanto dentro como fuera de la escuela Islas Malvinas.

Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 11:41
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 11:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'