Deportes

El Rojo y Arsenal aburrieron y empataron sin goles

En Avellaneda, Independiente volvió a jugar mal y apenas empató ante los del Viaducto, que se fueron más conformes.

Independiente, de mala campaña, buscaba recuperarse ante Arsenal en su estadio, pero volvió a jugar mal y apenas empató sin goles en el partido que cerró la jornada de sábado, por la 13º fecha del Torneo Apertura.

Envuelto en una crisis futbolística de la que parece no poder salir, al Rojo no le quedaba otra que ganar para cambiar la pálida imagen que venía mostrando y así poder redimirse ante su público, que cada vez parece tenerle menos paciencia a Ramón Díaz y sus dirigidos.

Sin embargo, y pese tener casi la obligación de sacar los tres puntos para comenzar el despegue, Independiente volvió a jugar mal frente a un rival que siempre complica haciendo su juego, mucha marca y las fichas puestas en el juego aéreo, sin dudas el fuerte del conjunto de Sarandí.

En un primer tiempo que rozó lo mediocre, la única aproximación seria hacia alguno de los arcos la tuvo el conjunto visitante, mediante un Nicolás Aguirre que quedó mano a mano con Fabián Assmann y terminó picando un balón que se terminaría yendo muy cerca del palo derecho.

Del local, poco y nada. Apenas algunas "guapeadas" del colombiano Marco Pérez, al que siempre parece faltarle algo para concluir exitosamente las jugadas que el mismo se arma. Ni Matías Defederico ni Patricio Rodríguez, las apuestas de Ramón para la creación del juego del Rojo. pudieron hacerse dueños del equipo y así las chances de quebrar a un ordenado Arsenal se reducían en demasía.

En el segundo tiempo, Independiente pareció pisar algo más el acelerador, aunque las notables desconexiones a la hora de armar jugadas seguían presentes, por lo que el Arse casi no pasó sobresaltos.

Del otro lado no había mucho más para ofrecer. El equipo de Gustavo Alfaro, más metido en la Copa Sudamericana que en el torneo local, siempre miró con buenos ojos el punto y sólo se limitó a mantenerse ordenado y así cuidar el cero en su arco, tarea que fue altamente facilitada por la impericia de su rival.

Así, Independiente sumó una nueva decepción y sigue sin encontrar un rumbo. Pese a tener jugadores de renombre y un plantel rico en cantidad y calidad, el Rojo no puede terminar de definir a qué juega y así Ramón, que llegó con altas expectativas de torcer el rumbo, parece tener todavía mucho trabajo por hacer si es que quiere salir a flote.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|08:56
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|08:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic