Último adiós a Simoncelli, gran dolor en su funeral

En la iglesia de Santa Maria Assunta di Coriano estuvieron sus familiares y amigos, entre ellos Valentino Rossi. Afuera se agolparon los aficionados y vecinos de 'Sic'.

Miles de personas dieron su último adiós a Marco Simoncelli en el funeral que tuvo lugar en la iglesia de Santa Maria Assunta di Coriano (Rímini). Una iglesia que estuvo abarrotada y en silencio absoluto muchos minutos antes del comienzo. También en el exterior de la misma una gran muchedumbre siguió el funeral con atención y mucho dolor por la pérdida del piloto italiano.

En la iglesia, además de sus familiares y amigos, se encontraba las motos de Simoncelli, la Gilera con la que ganó el Mundial de 250cc en 2008 y la Honda con la que había corrido esta temporada.

Al funeral tampoco podían faltar su amigo del alma en el Mundial de MotoGP, Valentino Rossi -que se sentó junto a su novia y Mattia Pasini- ni Loris Capirossi, que pondrá punto y final a su carrera deportiva en Cheste y al que se le vio sensiblemente afectado.

También acudieron algunos españoles que le conocían, como Jorge Lorenzo, que fue muy aplaudido por los 'tifosi', en un claro gestó de agradecimiento y perdón por haberle silbado tantas veces. Alex Crivillé, Sete Gibernau, Toni Elías, Alberto Puig, Herri Torrontegui y Antonio Jiménez, jefe de mecánicos de Hiroshi Aoyama, el compañero de equipo de Simoncelli. Asimismo, acudió a dar el último adiós al piloto Fausto Gresini, director del equipo en el que corría Simoncelli, junto con representantes de la casa japonesa Honda.

Caras de tristeza y lamento en el adiós a Marco Simoncelli.

Una vez terminada la ceremonia el féretro salió al exterior al tiempo que sonaba la canción del famoso cantante italiano Vasco Rossi 'Siamo noi', su canción favorita, para ser depositado junto a la escaleras de la misma y, en torno a él, se sentaron los más allegados, entre ellos su padre Paolo y su hermana Martina. Rossi salió detrás portando la Honda de Simoncelli y Pasini y el también piloto Raffaele de Rosa la Gilera. Luego, Valentino se aparató para poner la mano en su corazón mientras ciertos familiares y amigos de Marco -entre llos su novia Kate- le dedicaban unas palabras.

En el exterior se lanzaron nuerosos globos de helio con la forma del número 58 y la palabra 'SIC'. Antes de eso, cientos de personas recibieron los restos mortales de Simoncelli con un clamoroso aplauso a su llegada a la iglesia. El féretro estuvo escoltado por un grupo de jóvenes que vestían monos de motociclista y que portaban globos con el número 58 con el que corría el italiano.

Seguido en Misano
Por otro lado, más de un millar de personas se reunieron a partir de las 15.00 horas, hora de inicio de la ceremonia, en el circuito de Misano Adriatico -circuito que podría llevar el nombre de Simoncelli- para seguir el funeral a través de las pantallas instaladas para la ocasión.
Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 04:41
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 04:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California