Lo que hay que saber de este martes

Los mercados externos habían comenzado con subas, pero... Merkel habló y desalentó algunas expectativas. Ahora, se espera. A horas de tener que cerrar un acuerdo, la UE aún tienen diferencias; y los inversores se van cansando. Desde EEUU, en tanto, tampoco ayudaban hoy algunos datos que se conocían; incluso cuando hay un buen resumen de la temporada de balances. En lo local, sobran análisis políticos y los desafíos económicos-financieros. La atención debe estar en la fuga de capitales.

Por Sabrina Corujo - Economista Portfolio Personal

Sigue el mal tiempo esta mañana de martes en Buenos Aires. Y con algunas dudas, si de lo que hablamos, es el clima en los mercados financieros. Hay en realidad algunos datos concretos como buenos balances en Estados Unidos, pero también expectativas que van y vienen de cara a la reunión que mantendrán los líderes de la Unión Europea de mañana y en la que deberían producirse avances concretos en el plan para contener la crisis financiera. Ayer, fue el tercer día consecutivo de alzas en el S&P, estamos en la semana más intensa de la temporada de balances, hoy serán 43 compañías las que informen resultados. Hasta el momento el balance es positivo; el 73% de las 119 compañías que reportaron sus números registraron resultados mayores a lo esperado. Así la recesión no aparece en los indicadores económicos de Estados Unidos ni en los balances de las empresas. Por el lado de los indicadores, a las 11, se conocerá el dato de confianza del consumidor del mes de octubre para el que se espera un leve rebote luego de la fuerte baja que registró en los últimos dos meses.


No obstante, en el cortísimo plazo, es claro que lo que se mira es ya el miércoles. En el plano externo, mañana es el "Día D". Los líderes de la Unión Europea darán a conocer su plan para resolver la crisis griega, crear una barrera de contención sobre España e Italia y recapitalizar a la banca. El tamaño del fondo de rescate y su financiamiento sigue siendo el principal punto de debate.

Queda claro que los actuales 440.000 millones -que recién acaban de terminar de aprobar los países miembros- resultan insuficientes para afrontar todos los problemas y restablecer la confianza. Pero incrementar las garantías de forma directa como se hizo hasta ahora no es una alternativa ya que es un proceso lento y además comprometería la calificación de algunos países AAA -Francia especialmente-.

Para aumentar el fondo de rescate son tres las alternativas que se están manejando: 1) vincular el fondo a una institución ya existente, como el Banco de Basilea o la creación de un vehículo especial de inversión que le permita tomar préstamos del BCE, del FMI y del FMI para poder invertir en bonos de países en dificultades, 2) convertir el fondo de rescate en un banco y permitir la emisión de deuda propia en el mercado de bonos y 3) convertir el fondo de rescate en una aseguradora que junto con el BCE garanticen la solvencia y la liquidez en los países miembros. En la práctica el fondo de rescate avalaría las emisiones mientras que el BCE seguiría comprando los bonos que en caso de producirse pérdidas serían cubiertas por el fondo de rescate.

Los países duros -Alemania, Austria, Holanda, Finlandia- impulsan la primera, pero saben que demandaría mucho tiempo su implementación. Francia y los periféricos se inclinan por la segunda alternativa que tiene que enfrentar algunos problemas técnicos importantes como el artículo 125 del Tratado de la Unión Europea, que contiene una prohibición a este respecto-. La más simple sería la tercera y todo apunta a que la solución vendrá por ese lado, si es que se logra quebrar la resistencia del BCE a formar parte de la solución.

Así queda claro que aún existen diferencias. Y es lo que hoy miraba el mercado, e incluso lo que a media mañana afectaba su evolución, luego de abrir en alza. Puntualmente, ¿de qué hablamos? No gustaron, en mercados claramente hiper-sensibles, que la presidenta alemana sostuviera que Alemania se opone a una frase del borrador del comunicado final de la cumbre del miércoles que llama al Banco Central Europeo a seguir comprando bonos en el mercado secundario. "Esta frase no está acordada con nosotros", sostuvo la canciller en declaraciones a la prensa, agregando que Alemania no quería que los políticos dijeran al BCE lo que tiene que hacer, según Reuters.

Esto, de hecho, llevó rápidamente a recortar el verde que los mercados presentaban en su apertura. Europa opera, en estos momentos, con bajas casi generalizadas de hasta 1%. Sólo el DAX apoyado en algunos balances ganaba en promedio +0.3% (ver abajo). Mientras que Wall Street acaba de abrir con bajas de hasta 1%, justificado en los temores que vuelven a sobresalir desde Europa. Mientras que los commodities que habían comenzado la rueda también con fuertes subas, también recortaban aunque aún operaban en verde. El oro cotizaba con un 0.3% de suba, los granos de entre 0.3%-0.6% y el petróleo del 2.2%. Es más, hasta el euro dse debilitaba ante las palabras de Merkel, y caía a 1.388.

Cristinazo
Y en lo local, el día después al "Cristinazo", mostró subas en bonos y en acciones. Los títulos públicos subieron en algunos casos más de un 3% y el Merval ganó 2.3% con un buen volumen de negocios. Ayudó el contexto internacional y la fuerte suba del petróleo que impulsó a Tenaris -+5.6%- y a APBR -+3.09%-. Sigue también la recuperación en el precio de los cupones que volvieron a tener una jornada muy positiva con subas de más de 3% en los emitidos en dólares y de 1.9% en la de pesos.

Pero no hay demasiado tiempo para festejos, la tensión en el mercado cambiario no afloja y es el principal desafío para el gobierno en el corto plazo. Ayer siguieron subiendo las tasas de interés que llegaron a alcanzar en algunas entidades el 25% anual -la Badlar Privada ya está en 20%-. Pero a pesar de los mayores rendimientos ofrecidos, el dólar siguió muy demandado y el Central tuvo que vender más de US$80 millones para mantenerlo en $4.265 en las casas de cambio. Las reservas quedaron en US$47.802 millones gracias a la suba del oro. Al igual que el día viernes, hubo inspecciones en el microcentro de AFIP y Gendarmería para controlar la presencia de los "coleros" y para desincentivar la demanda.

La titular del BCRA se reunió ayer con la banca extranjera; ¿el pedido? Que no corten las líneas de financiamiento al sector productivo. La suba de tasas pasivas se está trasladando a las activas pero el problema no es solo que se encarecen sino que desaparezcan algunas líneas, especialmente las destinadas a las PYMES. Los banqueros se comprometieron a mantenerlas pero le manifestaron a Marcó del Pont su preocupación por el estancamiento de los depósitos en los últimos meses. La titular de la autoridad monetaria se reunirá en los próximos días con los representantes de la banca pública y con los de los bancos privados de capital nacional.

Incluso, según La Nación, la presidenta del BCRA se reunió ayer con Cristina y Boudou; para tratar de analizar el tema de la fuga de capitales y parece haber puesto hincapié en la necesidad de mayor fiscalización y/o controles.


Tras un acto en Lanús, Cristina Kirchner viajará hoy por la noche a Santa Cruz, para prepararse para los actos que este jueves se realizarán en la provincia para recordar el primer año del fallecimiento de su esposo. Se espera que ese día la Presidenta este acompañada por un importante grupo de gobernadores, funcionarios, intendentes, dirigentes y militantes en las ceremonias de homenaje que se realizarán a Néstor Kirchner. También acudirán algunos presidentes y ex presidentes de países de la región que al día siguiente asistirán a una cumbre de mandatarios en Paraguay.

Fueron muchos los análisis ayer luego de la contundente victoria del oficialismo con el 54% de los votos. La mayoría se centra en la nueva conformación del Congreso en el que el gobierno tendrá, a partir del próximo 10 de diciembre, mayoría en ambas cámaras. La Cámpora estrenará mini-bloque propio de unos seis legisladores incluidos Andrés Larroque, Wado de Pedro y Marcos Cleri. Facundo Moyano se unirá al bloque de legisladores sindicales. Son varios los interrogantes, ¿Seguirá presidiendo Agustín Rossi el bloque de diputados kirchneristas? ¿Quién reemplazará a Eduardo Fellner en la titularidad de la Cámara de Senadores? ¿Cómo conducirá el oficialismo la negociación para hacerse de la titularidad de todas las comisiones? ¿Habrá pases a otros partidos de los legisladores de la Coalición Cívica? ¿Cómo se rearmará la UCR?

Por lo pronto, el oficialismo empezará ya a trabajar en la aprobación de las leyes que necesita tener sancionadas para comenzar bien el 2012. Las prioridades pasan por el Presupuesto, la prórroga de la Emergencia Económica y la renovación del Impuesto al Cheque y al Consumo de Cigarrillos. El gobierno tendrá que elegir entre negociar con la oposición para lograr una aprobación consensuada antes del 10 de diciembre o esperar hasta esa fecha.


Por último, si hablamos justamente de un nuevo Gobierno, esta mañana también sobran los análisis sobre los desafíos económicos-financieros a tener que resolverse o enfrentarse. En primer lugar, uno del que ya hablamos, fuga de capitales y la necesidad de frenarla. El tema es ¿cómo? Y desde allí, todos puntos directa o indirectamente, relacionados desde el control del gasto público (subsidios), inflación, y hasta financiamiento 2012. Incluso hoy se leen informes de bancos extranjeros sobre estas inconsistencias del "modelo" que, supuestamente, se busca profundizar. El dólar, una vez más, la variable a seguir de cerca y el ritmo de devaluación que se le quiera imponer.

PARA TENER PRESENTE:

UBS:
Reportó una utilidad neta mejor que la prevista gracias a que una ganancia contable ayudó a anular una pérdida de 1.849 millones de francos suizos por operaciones no autorizadas descubiertas el mes pasado. Puntualmente, la entidad dijo que una ganancia de 1.765 millones de francos suizos sobre el valor de su propia deuda ayudó a compensar la pérdida operativa, y los 387 millones de francos en costos de reestructuración que registró luego de anunciar 3.500 recortes laborales en agosto. La ganancia neta del banco cayó un 39% en términos interanuales, a 1.018 millones de francos suizos; se esperaba una ganancia de unos 318 millones.

DEUSTCHE BANK: La ganancia antes de impuestos de Deutsche Bank en el tercer trimestre superó la previsión de los analistas, según se afirmó, gracias a que sus negocios de banca minorista y de manejo de activos ayudaron a compensar el golpe a su banca de inversión por la crisis de deuda en la zona euro. Así su ganancia antes de impuestos en el tercer trimestre fue de 942 millones de euros, contra un sondeo de Reuters de 572 millones; y comparado con un pérdida de 1.050 millones de euros registrada en el mismo período un año atrás

Fuente: Portfolio Personal

Opiniones (0)
18 de enero de 2018 | 05:08
1
ERROR
18 de enero de 2018 | 05:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos