Deportes

El penúltimo coletazo de Yipsi Moreno, reina y amiga de sus rivales

La cubana de 30 años, natural de Camagüey, madre de una hija y esposa de su fisioterapeuta, Abdel Quintana, se había retirado de la pista abrazada a la segunda clasificada, la canadiense Sultana Can Frizell. Con su marca de este lunes, Moreno hubiera ganado la medalla de oro en Atenas, un ejemplo de la seriedad con que afronta su último reto antes del retiro: la medalla de oro olímpica en Londres-2012.

La lanzadora de martillo cubana Yipsi Moreno se despidió el lunes de Guadalajara-2011 ganando su tercera medalla de oro en Juegos Panamericanos y estableciendo un nuevo récord que fue celebrado por sus rivales, una muestra de la camaradería que reina en esta disciplina.

"Todas nos llevamos bien", dijo Moreno, bicampeona mundial y doble medallista de plata olímpica, sobre la reacción de sus compañeras a su marca de 75,62 metros.

La cubana de 30 años, natural de Camagüey, madre de una hija y esposa de su fisioterapeuta, Abdel Quintana, se había retirado de la pista abrazada a la segunda clasificada, la canadiense Sultana Can Frizell.

Preguntar por Moreno en los medios panamericanos del atletismo garantiza respuestas elogiosas. Su sonrisa y jovialidad no tienen trampa, es lo que se ve en el estadio.

"Es una gran persona, una gran amiga. Siempre fue muy amable", explicó a la AFP la lanzadora chilena Odette Palma, séptima en la prueba de este lunes.

"Nosotras todas la aplaudíamos. Entre martilleras sí, nos echamos farras. Ya había ganado y había que animarla, nosotras sabíamos que se iba a retirar", añadió.

"Cuando a una le va mal ella te apoya. Es digno competir con Yipsi. Encuentro espectacular que se haya retirado con un récord y lo haya guardado para el final. Solamente una maestra podría hacerlo", sentenció.

Moreno no ha tenido rival en los Panamericanos. Tres medallas de oro y una de plata son suficiente prueba. "Haber reinado en estos doce años en el martillo en América pienso que es algo grande que me llevo. Para mi significa mucho", afirmó.

Tampoco tuvo muchas rivales en el mundo: ganó los mundiales de Edmonton-2001 y de París-2003.

Sin embargo, en los Juegos Olímpicos siempre se le adelantaba alguna lanzadora de los países en que se convirtió la URSS. En Atenas-2004 fue la rusa Olga Kuzenkova, con 75,02 m, y en Pekín-2008 la bielorrusa Azana Miankova, con 76,34.

Con su marca de este lunes, Moreno hubiera ganado la medalla de oro en Atenas, un ejemplo de la seriedad con que afronta su último reto antes del retiro: la medalla de oro olímpica en Londres-2012.

"Mi objetivo es regresar a entrenar. Tengo dos medallas olímpicas de plata y quiero ver si en estos últimos olímpicos puedo alcanzar una medalla de oro. Es una meta. Voy a luchar con todas mis fuerzas", sentenció.
En Imágenes