Nadie puede escaparle al destino

"Cuando le diagnosticaron el cáncer de páncreas, Steve Jobs, que era un genio, reaccionó como tantos otros: simplemente lo negó . Y peor aún: probó casi todo antes de recurrir a la medicina tradicional". La columna de Ricardo Roa en Clarín.

"Pese a la oposición de su familia, Jobs aplazó nueve meses una cirugía y la quimioterapia para tratarse con terapias alternativas . Se automedicó con jugos de frutas, acupuntura y remedios de hierbas de la abuela. El gran maestro de la innovación tecnológica recurrió incluso a espiritistas".

Mirá la columna completa en Clarín

Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 11:56
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 11:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes