Una reflexión en torno a nuestros paisajes serenos

"Registros cuyanos" se llama esta gran exposición del artista mendocino Enrique Testasecca. Las pinturas están resueltas con una síntesis extrema que roza la abstracción, con la intención de representar, no el paisaje tal cual es, sino más bien una reflexión en torno a su belleza, su serenidad, su minimalismo. La muestra ya pasó por el MMAMM, por Buenos Aires y por San Juan. La están esperando las provincias de Salta y Tierra del Fuego.

Este conjunto de imágenes integran una gran exposición del artista mendocino Enrique Testasecca denominada “Registros cuyanos”, curada por Julieta Gargiullo. La misma, auspiciada por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Nación, viene viajando por todo el país. Ya estuvo expuesta en el Museo de Arte Decorativo de la Ciudad de Buenos Aires, en el Centro Cultural Conte Grand de San Juan y en el Museo Municipal de Arte Moderno de Mendoza. La están esperando las provincias de Salta y Tierra del Fuego.

Malargüe.

"Yo soy el alma misma del paisaje, inmóvil, muda. Alma de tierra y cielo, inmóvil, muda, pero de alto viaje". Alfredo Bufano.

Cañada amarilla.

El paisaje tiene una larga trayectoria dentro del campo de la pintura y es el motivo esencial para enfrentarse a tres grandes temas: el espacio, el color y la luz. Enrique Testasecca retoma el género del paisaje, pero en este caso se concentra en el entorno local. Aprovecha, para reforzar sus sensaciones, los poemas de Alfredo Bufano que acompañan con sus palabras cada postal.

Tríptico blanco y negro.
El paisaje cuyano está dominado por tres grandes caracteres geográficos que lo determinan, que son la luz diáfana, la Cordillera de los Andes y el desierto. El primero es el responsable de esa luz omnipresente y pareja que olvida las sombras. El segundo es el autor de esa línea recortada e inquieta que dibuja los horizontes, que sube y baja, y que, con ello, se atreve a negar hasta la relación entre la palabra horizonte y horizontal. Las variaciones sutiles de ese contorno pueden definir a qué lugar hacen referencia, si al cerro Aconcagua o al Espinacito, son como un electrocardiograma que, a pesar de su extremo nivel de abstracción, retratan a una sola persona. El tercero, por último, aporta los caracteres cromáticos, dominados por tierras y azules y velados por un gris general.

Enrique Testasecca propone este conjunto de pinturas de gran formato, resueltas con una síntesis extrema que roza la abstracción, con la intención de representar, no el paisaje tal cual es, sino más bien una reflexión en torno a su belleza, su serenidad, su minimalismo. Propone dos visiones, una lejana en la que puede intuirse el paisaje real por medio de la síntesis, y una muy cercana en la que puede percibirse su huella como pintor, sus manchas, el recorrido de los pinceles y las texturas superpuestas. Es Mendoza mirada por un artista.

Diamante.
Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 07:09
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 07:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes