Deportes

Elecciones en la AFA: el día en el que sólo faltó Capusotto

Una vez más, los argentinos vimos un capítulo patético del fútbol argentino. Grondona era reelegido, mientras Vila se autoproclamaba por televisión nuevo titular de la AFA. Una pelea de poder, que roza lo grotesco y lo delirante. Después nos preguntamos por qué nuestro fútbol está como está.

Somos muy ingenuos o somos algo soberbios, vaya uno a saber. Pero a veces, haciendo equilibrio entre esa ingenuidad o esa soberbia, llegamos a creer que hemos visto todo en el deporte, que ya nada puede sorprendernos. Entonces surgen esas situaciones en las que nos volvemos a acordar que la realidad suele reírse muy a menudo de la ficción. Y que siempre nos vamos a sorprender un poco más. Siempre.

El impresentable escándalo de ayer en las elecciones de la AFA podría haber sido guionado por Capusotto y su gran socio Saborido. Y hubiese estado muy simpático que apareciera, por ejemplo, el entrañable personaje de Flavio Pedemonti ante las cámaras y se la agarrara con el establishment futbolero. Pero no.

Lo que pasó no fue una joda, aunque pareció eso en todo momento. Vila golpeaba la puerta de la AFA como un marido que fue echado de su casa. En el primer piso del edificio afista se realizaba una asamblea paralela con clubes que apoyan al presidente de Independiente Rivadavia y lo elegían como nuevo titular de la AFA (?). Unos pisos más arriba, en la asamblea oficial, 49 miembros del Comité Ejecutivo levantaban la mano y decían, por novena vez desde 1979, “Sí, Don Julio”.

Vila decía ante las cámaras de sus canales: “Fui elegido presidente de la AFA”. Grondona les agradecía a sus asambleístas levantamanos por el aguante de todos estos años. Los periodistas del canal América hablaban de una nueva era y que la elección de Grondona era ilegal. El Feinman malo le preguntaba al presi de la Lepra quién iba a ser el técnico de la Selección. En canales anti Vila informaban sobre la nueva reelección de Grondona. Clarísimo. Sólo faltaba una mesa en Necochea en la que estuviera ganando Vila.

Lo cierto es que ayer vimos en directo un capítulo más de lo podrido que está el fútbol argentino. Hace mucho tiempo –y nos duele en el alma reconocerlo– el fútbol que quisimos de niños murió y se transformó en un negocio detestable, corrupto y turbio.

Don Julio, el mejor político argentino

Grondona asumió la presidencia de la AFA en 1979. Ganó las elecciones del 83, 87, 91, 95, 99, 03, 07 y 11. Sí, leyó bien. Sólo en el 91, el éx árbitro Teodoro Nitti cometió el desacato de presentarse a las elecciones. Perdió 39 a 1, en un comicio digno a esta altura del partido. En todos las demás elecciones, el ferretero de Sarandí no tuvo oponentes.

Sin dudas, Grondona, tal como lo define Martín Caparrós, es el mejor político de este país. La acumulación de poder que ha hecho es extraordinaria. En la AFA ha generado un entramado en el que casi todos levantan la mano para votar lo que Don Julio decide, porque saben que después el mandamás de la AFA les tirará un salvavidas cuando los clubes se ahogan. Los clubes, salvo pocas excepciones, siempre gastan más de lo que tienen. Total, está Julio y su aura celestial para tapar agujeros.

Los dirigentes que conforman el Comité Ejecutivo de la AFA son los culpables de la realidad que vive el fútbol argentino. Ellos son los que bancan a Grondona, ellos son los que dejaron solo al titular de Vélez Sarsfield, Fernando Raffaini, en un tibio intento de generar una oposición, ellos son los que no erradican la violencia del fútbol, ellos son los que tienen trato con los barras de sus clubes.

Así, Grondona, “el vicepresidente del mundo”, como suele decir por su cargo en la FIFA, está perpetuado en el sillón más importante del país, después del sillón de Rivadavia. Mire todos los presidentes que pasaron en el país, mientras Don Julio acumuló poder. Eso sí que es tener muñeca para caer bien parado por más de tres décadas.

Vila, el autodenominado salvador de la AFA

Del otro lado del mostrador aparece Daniel Vila, un viejo conocido por estos pagos. El presidente de Independiente Rivadavia militó en el interior del país con su lema “un club, un voto”. Así, consiguió apoyo de muchos clubes que están relegados a la hora de cortar la torta en la AFA. Pero el verdadero poder del mendocino no radica en los clubes ni en ser el presidente de la Lepra, el poder está en sus medios, que generaron, con Fantino a la cabeza, una feroz campaña para posicionar a Vila.

El Comité Ejecutivo de AFA está compuesto por 49 asambleístas: 20 de primera división, ocho de la Primera B Nacional, siete de la Primera B, cuatro de la C, tres de la D y siete del interior del país.

Vila propone que voten los tres mil clubes del interior, que están representados por siete votos entre 49. Ese fue el caballito de batalla. Habla de democratizar el fútbol y suena muy lindo. En eso estamos de acuerdo, pero hace tiempo nos dejamos de chupar el dedo. Para entender mejor cómo se maneja el hombre que pretende democratizar el fútbol argentino podemos leer esta nota. Y pedir que no nos obliguen a elegir.

No es una comedia

Lo peor es que cuando pierde la Selección, las críticas caen sobre Messi o sobre el entrenador de turno. ¿Todavía no entendimos quiénes son los responsables del presente desastroso del fútbol? ¿Qué esperan los hinchas para pedirle respuestas a sus dirigentes que van a calle Viamonte a levantar la mano y solicitar “favores”? ¿Hasta cuándo los hinchas seguirán soportando el impune manejo de estos hombres de saco y corbata? ¿O la realidad del fútbol argentino es tan grotesca y delirante, que realmente creemos que Capusotto es el guionista?

No, nos confundamos: el genial Capusotto jamás podría guionar algo tan patético.

Autor: Gonzalo Ruiz.
En Twitter: @gonza_ruiz

Opiniones (1)
22 de noviembre de 2017 | 22:58
2
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 22:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. También hablando de hacer mea culpa habría que preguntarse que papel juegan los comunicadores sociales en este laberinto de pasiones. Por ejem. a diario escuchamos en nuestra bella Mendoza a muchos "profesores" y demás Yerbas hacer uso de los medios de Don Vito, y sobre todo exaltando el don que poseen de libertad de expresión, independencia periodistica y etc,etc,etc. Pudimos ver en estos últimos días, sin embargo, como todo hombre "tiene su precio" (periodistas incluidos)... y sino lean, escuchen o vean al multimedio de Don Vito..........
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia