Cajas lumínicas: "Que el espectador sienta que esto es Mendoza"

Como una marca visual característica del espectáculo vendimial, las cajas lumínicas reflejarán este año lo tradicional: la bodega, el sol y el agua. Para la responsable del diseño, "es lo que el turista quiere ver y también de lo que enorgullece al mendocino".

Podríamos decir que se trata de una de las marcas típicas de la vendimia en tanto es un espectáculo visual que propone deslumbrar al que ve la fiesta por primera vez. De hecho, hasta podría señalarse que ningún otro espectáculo en el mundo, con similares pretensiones, presenta lo que el mendocino promedio conoce bajo el título de "cajas lumínicas".

“Sí, es así, de hecho, ya en la Fiesta del Sol, en San Juan, se están empezando a usar cajas lumínicas”, comenta Ana María Panacciulli, jefa de diseño de cajas lumínicas para esta vendimia “Nacida del río y de la tierra”.

“Alejandro Conte me invitó a participar y en octubre me pasaron el guión. Hace 17 años que trabajo como dibujante trasladista de las cajas y esta es la primera vez que realizó el diseño plástico”, comenta Ana María, egresada de la Facultad de Artes y que ha dibujado bocetos para artistas como Eduardo González, Alberto Thormann y Julio Basle, responsables del área que, en esta oportunidad, le toca dirigir.

La caja lumínica no es un simple detalle artístico ni un trasfondo de luces montadas para escena. En principio, funciona como un inmenso mural que colabora en la narración del guión.

“El diseño de cajas lumínicas contempla cada una de las escenas de la puesta. Su función es relatar en imágenes al espectador lo que ocurre en la fiesta”, explica Ana María, a modo de introducción.

Históricamente cargada de arquetipos destinados a ocupar un espectáculo de grandes dimensiones y para un público masivo, el diseño de cajas para esta vendimia próxima “es una representación de lo que el turista quiere ver de nuestra provincia y también de aquello que enorgullece a los mendocinos”, señala la responsable del área. En este caso, “se trata de motivos figurativos que el espectador fácilmente puede reconocer: la bodega, los viñedos, el agua, entre otros”

En este sentido, el espectáculo dirigido por Alejandro Conte no estaría lejos de las puestas realizadas en los últimos años, que han apostado fuertemente a globalizar la marca “vendimia” en el mundo, instalando lo típicamente regional.

“En las últimas fiestas se había trabajado mucho en lo abstracto, pero a la gente le gusta reconocer elementos clásicos y participar de ella”, indica Ana María, ya a modo de postura artística. “Más que lo obvio, esta fiesta ha tratado de rescatar lo relevante. Quizás porque es la primera fiesta central que hacemos con Conte, es que seamos un poco conservadores.”

Uno de los aspectos que los equipos artísticos coordinados por Alejandro Conte han tratado de respetar es que, ya sea en vestuario o en iluminación, haya una coherencia visual. Por eso, Panacciulli destaca que “la iluminación de las cajas seguirá la idea de la tierra y el vino: azules, marrones y amarillos. Estamos buscando esta coherencia para unificar sensaciones.”

¿Qué sensaciones tratará de despertar? “Que el espectador sienta que esto es Mendoza, sobre todo con imágenes de la provincia”, aclara la artista plástica.

Si uno puede ver el escenario por estos días, con las luces apagadas y en horario diurno, difícilmente pueda encontrar los motivos principales que las cajas de luces plasmarán en las tres noches del acto central. Pero a simple vista, y con cierto esfuerzo, pueden hallarse una bodega, un barco –para la escena de los inmigrantes- y viñedos. Por el momento, falta un friso en el que Ana María anticipa ya una imagen típica: el huarpe. 

“Ya se encuentra el 50% del diseño instalado en el escenario, donde el sol es el centro de todo”, destaca la diseñadora. Esta figura central, el sol, también se transformará en una pantalla de video. “Por las lluvias hubo que rehacer algunas planchas, pero no hubo grandes daños. Para este domingo a la noche ya van a estar casi todas las cajas puestas y entre lunes y martes comenzaremos a probarlas”.

Este año, por seguridad, no se utilizarán cajas lumínicas en los cerros aledaños al teatro griego.

Sin dudas, uno de los desafíos para Ana María es poder demostrar todo lo que ha podido aprender a lo largo de años de trabajo, respaldando el diseño de cajas de los ya citados González, Thormann y Basle.

“Estaba influenciada por mi experiencia de dibujante y por los maestros con los que he trabajado, principalmente por Eduardo González. Eduardo me metió en las vendimias y me hizo amarlas, es inevitable que no sienta su influencia”, indica con cierto orgullo.

Un equipo con luces

- 2 dibujantes trasladistas: Es el comienzo de todo. Ellos son Eduardo González y Héctor Romero, que llevan el dibujo a escala real.
- 15 carpinteros para el armado del módulo a módulo de las cajas de luces. Cada módulo está formado por planchas de chapadur, que primero fueron blanqueadas y luego se les hizo la colocación del foco.
- 15 personas que pintaron manualmente los focos y los colocaron en cada módulo.
- 1300 metros cuadrados entre cajas y frisos.

Opiniones (0)
19 de enero de 2018 | 11:15
1
ERROR
19 de enero de 2018 | 11:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos