Pasolini anticipó y filmó la crisis actual

Pier Paolo Pasolini no estaría sorprendido por la actual crisis económica y social, "la anticipó y la filmó rebelándose contra ella en la década de los 60". Entonces le tildaron de loco por sus imágenes transgresoras, hoy le reclaman como un intelectual moderno, "más vivo que nunca".

Así lo ven su actor "fetiche", Ninetto Davoli, y Enrique Irazoqui, protagonista de uno de sus títulos más emblemáticos, El Evangelio según San Mateo, quienes analizan el legado "adelantado" del cineasta italiano, a quien la Filmoteca de Valencia dedica la mayor retrospectiva programada hasta ahora en España.

Este ciclo, que incluye la proyección de toda su filmografía y de tres piezas inéditas, es una "magnífica iniciativa", que ayuda a conocer al director, pero también a descubrir el "carácter profético" de un pensador "lúcido" que está despertando un nuevo interés por su herencia "política e intelectual", reflexiona Irazoqui.

El contexto actual, marcado por el "desastre y la vulgarización", no habría "sorprendido" a Pasolini, señala Davoli, quien apareció en más de una decena películas del director nacido en Calabria en 1922 y asesinado en la playa de Ostia hace 36 años.

"Percibió el peligro de la sociedad consumista de los años 60 que está trayendo la ruina al mundo. Él ya lo sabía, me lo dijo a mí. Anticipó esta catástrofe, la escribió y la filmó", recuerda el actor.

"Pier Paolo dijo: con esta sociedad consumista, tan precoz y violenta, llegaremos al sistema de trueque", pero muchos le trataron como un loco, porque la gente no estaba acostumbrado al neorrealismo de sus películas, pero en realidad "era un adelantado a su época", sostiene el protagonista de alguno de sus filmes más polémicos, como El Decamerón.

Hoy en día Pasolini "está mas vivo que nunca", y también es "más necesario que nunca", hacen falta intelectuales "de su talla", capaces de diseccionar y "hacer ver" el "desastre que estamos atravesando", añade Irazoqui, quien encarnó a Jesucristo en El Evangelio según San Mateo (1964).

Ambos actores expresan un notable enfado con las "obscenas" comparaciones que se hicieron entre esta película y La pasión de Cristo, de Mel Gibson, un largometraje "gore" y "monstruoso", coinciden.

"Necesitamos a alguien que sepa darse cuenta de que si Cristo viera cómo reciben al Papa con mantos de armiño y zapatos de Prada, los correría a gorrazos, o que si los mismos que lo reciben vieran a Cristo por la calle, pensarían que es un perroflauta", opina el actor catalán, quien "anhela" un cineasta de su dimensión y atrevimiento.

No obstante, sería "muy difícil" que Pasolini pudiera hacer una actualmente una película, porque la industria es "cien por cien comercial", y la expresión artística del realizador y escritor italiano distaba mucho de serlo, reconoce Davoli.

Paolini, a quien clasificaron como "comunista" -aunque fue expulsado de este partido- y que no encontró ni encontraría ahora un lugar en la izquierda, "sólo podría filmar películas sin el cine estuviera hecho por personas cultas e intelectuales".

Fuente: EFE
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|05:28
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|05:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic