Deportes

Juegos Panamericanos: la fiesta del deporte contra la violencia

Los Juegos Panamericanos de Guadalajara, cuya fiesta de inauguración será hoy, le servirán a México para desviar del foco internacional del narcotráfico y proyectar al mundo la gran competencia deportiva de la región.

"Será un gran momento para México. Un país que ha sufrido y que está sufriendo mucho. En algunos casos, a causa de unos verdaderos maleantes, de gente sin alma. Qué duda cabe, los mexicanos y las mexicanas viven un momento difícil", dijo el presidente Felipe Calderón, que desde el momento en el que declaró la guerra al crimen organizado, hace cinco años, más de 40 mil personas han muerto víctimas de la violencia.

Esa alta cifra de asesinatos salta de titular en titular alrededor del mundo y cuestiona la dura estrategia gubernamental. Sin embargo, en estos días parece olvidarse debido a las buenas noticias deportivas que llegan desde la organización de Guadalajara 2011. Hasta se define a esta ciudad mexicana como la más segura del continente debido a los refuerzos en la seguridad, aunque la violencia narco no ha cesado en los distintos puntos del país.

La policía es una de las imágenes más cotidianas en Guadalajara. Once mil efectivos, entre militares y policías, custodiarán las calles, a los deportistas y a los delegados panamericanos. El alcalde Aristóteles Sandoval se atrevió, incluso, a declarar a la ciudad como "la más segura de México y de América".

Desde el Mundial de fútbol de 1986, México no albergaba un acontecimiento deportivo del máximo calibre. Más de 6 mil atletas de 42 países diferentes competirán en 36 deportes desde el sábado hasta el 30 de octubre.

Entre las estrellas, se destacan el nadador brasileño César Cielo, el atleta cubano Dayron Robles y la clavadista mexicana Paola Espinosa. En el capítulo de ausencias: las grandes figuras estadounidenses, el panameño Irving Saladino y el recordman mundial de los 100 y 200 metros, Usain Bolt.

El anfitrión contará con 644 deportistas, su mayor representación en la historia de los Panamericanos, una justa que organizó en tres ocasiones; la última, en 1975. Y su sueño es cosechar un récord de medallas. En Río 2007 quedó quinto, por detrás de Estados Unidos, Cuba, Brasil y Canadá, las grandes potencias de la región.

Pese a la ausencia de sus máximas estrellas, el primer puesto en el medallero final está casi asegurado para Estados Unidos, que de 15 ediciones de los Panamericanos ganó 13: sólo en Buenos Aires 51 y La Habana 91 cedieron los norteamericanos. Lo hicieron, al fin y al cabo, ante los anfitriones.

El presidente de la Odepa, el mexicano Mario Vázquez Raña, declaró a los Juegos de Río como los mejores de la historia. Es incierto que haga lo mismo con Guadalajara. El veterano dirigente de 79 años felicitó a los organizadores dos días antes de la inauguración, pero fue firme en las críticas por los problemas surgidos en los meses previos.

El estadio de atletismo fue el peor ejemplo de los retrasos en la construcción de las instalaciones: la pista no recibió la certificación de la IAAF hasta el último momento. El clembuterol persiguió también a las autoridades mexicanas desde que en mayo cinco futbolistas dieran positivo. Por eso, la Agencia Mundial Antidoping (AMA) aconsejó a los atletas que sólo coman carne en los restaurantes oficiales de la villa panamericana.

Nacidos en 1951 en Buenos Aires, los Panamericanos son unos pequeños Juegos Olímpicos que no paran de crecer. Sin embargo, comparados con los 1.800 millones de dólares que invirtió Brasil en Río 2007, los 180 millones que costó Guadalajara 2011 parecen una cifra muy pobre. A la espera del comienzo de las competencias, todos rezan para que cese la intensa lluvia llevada a Guadalajara por el huracán Jova.

 
Opiniones (0)
24 de octubre de 2017 | 02:47
1
ERROR
24 de octubre de 2017 | 02:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017