Tambien en Mendoza, Amado Boudu hizo campaña

El candidato a vicepresidente le dio su respaldo a la fórmula del PJ. Pidió no cortar boleta y tiró dardos a los radicales. Pérez aprovechó el espaldarazo y se mostró muy contento. Besos por doquier, euforia y los suspiros de las chicas por el compañero de Cristina, que cerró el acto a pura música.

 pura emoción. Así vivió Francisco Paco Pérez, candidato a gobernador del PJ, la visita de Amado Boudou, ministro de Economía y candidato a vicepresidente del Frente para la Victoria, que llegó a Mendoza en el frenesí de la campaña y le dio su amplio apoyo al sucesor de Celso Jaque, además de criticar a los radicales y pedir que no haya corte de boleta.

“Estoy feliz, contento, con alegría.”, decía una y otra vez Pérez mientras caminaba con Boudou por Godoy Cruz. Y agregó: “Estamos recibiendo el cariño de la gente, de la juventud y, fundamentalmente, del público femenino”.

Es que la belleza de Boudou y su estilo canchero hizo suspirar a las féminas que lo vieron caminar en los alrededores de la plaza departamental de Godoy Cruz. O sea: la presencia del candidato a vicepresidente fue aprovechada por los ojos de las chicas y por Pérez, que se sacó cuanta foto pudo con Boudou.



Caramelos, besos y palos para Cobos

Bien de sport y con una gran sonrisa, Boudou recorrió los comercios que rodean la plaza departamental de Godoy Cruz y allí repartió sonrisas, besos y abrazos. Junto a Pérez, Carlos Ciurca, candidato a vicegobernador, y Marcelo Costa, candidato a intendente de Godoy Cruz, Boudou hizo un lento camino para estar con todos. Pasó por una librería, una zapatería, un café y se paró en un quiosco a comprar caramelos, que finalmente le regalaron.

“Vine a apoyar a Pérez y a también a Costa”, dijo Boudou apenas se bajó de un colectivo que lo dejó en la puerta de la Municipalidad de Godoy Cruz, que comanda el radical Alfredo Cornejo, al que fueron a mojarle la oreja haciendo campaña en su tierra. Y él devolvió la cortesía mojándoles la plaza, a la que mandó a regar a punto de que la inundó en algunos sectores.

En su caminata se le señaló a Boudou que estaba en un bastión cobista. “No sé lo que es. Suena a palabra rara. Cobos es una figura que no ha podido representar a ningún espacio, suena al pasado”, indicó el candidato a vicepresidente. Y alegó: “Nosotros somos el equipo de la presidenta y trabajamos en virtud de un proyecto colectivo".



“No hay que cortar boleta”

Si algo le faltaba a Paco Pérez para sentirse pleno era que Boudou no sólo le dio su amplio respaldo, pidiendo el voto por él, sino que se metió con la campaña de Roberto Iglesias (UCR) y directamente pidió: “No hay que cortar el futuro. No hay que cortar boleta”.

Previo a eso había manifestado: “Me ha llamado la atención una propaganda política muy curiosa, la de un candidato que parece que va solo, sin candidatos a presidente y a vice. Lo más curioso es que pide que corte boleta. Deber ser porque recuerda cuando le tocó ser gobernador y le recortó los sueldos a los maestros”, tiró, y el dardo dio directamente en Roberto Iglesias, a quien nunca nombró pero dejó bien en claro de quién hablaba.

“Este candidato, si es gobernador, va a volver a hacer lo que hizo: estar en contra de la gente. Él y Cobos forman parte de una tradición política que cuando les tocó llevar adelante el gobierno fueron duros con los que menos tenían para pagarle al FMI”, agregó.

En medio de la euforia en la militancia y los candidatos  por la presencia de Boudou, el compañero de Cristina indicó: “Nosotros estamos con Cristina. Estamos convencidos de este proyecto, y Paco es parte de este proyecto”, vociferó mientras le levantaba las manos a él y también a Marcelo Costa. 

A la hora de hablar, Paco puso el acento en “la coherencia y la lealtad” del PJ, dando un claro mensaje a los radicales. Y resaltó que “no puede haber un proyecto separado de lo nacional”, casi al borde de la difonía.

Es que los cánticos que gritaban “se viene Paco gobernador” hicieron exaltar a Pérez, que una y otra vez saludó a la militancia y las agrupaciones kirchneristas, que con bombos y banderas alentaron la fiesta kircherista, a la que no faltó ninguno de los candidatos a diputados nacionales e intendentes.



Jaque, “el gigante de Néstor Kirchner” y la guitarra de Amado

Celso Jaque también participó en la visita de Boudou y a algunos no les gustó mucho.
El gobernador apareció hacia el final de la caminata de Boudou y después estuvo en el escenario del YPF y fue a San Rafael, departamento en el que también desembarcó el ministro de Economía.

Boudou lo nombró como “el amigo Jaque, que siempre ha estado con nosotros”, y Jaque se esforzó por aplaudir a Pérez y Ciurca. De hecho, fue el primero en abrazar a Pérez apenas éste dio su discurso.

Boudou no sólo se ocupó se resaltar todo el tiempo la gestión de Cristina, sino también que dijo que muchos de los logros que hoy hay en el país son por obra del “gigante de Néstor Kirchner”, y al nombrarlo hubo una gran ovación.

El acto peronista al que no le faltó nada tuvo un cierre a pura música con las canciones de La Mancha de Rolando, en la voz de Manuel Quieto y Boudou tocando la guitarra, bien de rock star. Haciendo de grupie estaban Pérez, Ciurca y tambien Diego Bossio, titular de la Anses que llegó a Mendoza.

Manu Quieto se llevó muchas miradas de las chicas y avisó que “el 24 me vuelvo a mi casa”, después de haber acompañado a Boudou en la campaña por todo el país.

La perlita del final. Boudou se subió a una traffic con algunos colaboradores y el vehículo arrancó. Atrás y a toda velocidad, Paco corría para alcanzarlos. Es que se había quedado saludando a la gente y no se dio cuenta de que lo habían dejado, pero finalmente los alcanzó. Y mientras corría, Paco también reía. La tarea estaba hecha con el tremendo espaldarazo que le dio Boudou.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 13:17
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 13:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial