Estrenan la vida de Eva Perón en dibujos animados

"Eva de la Argentina" se estrena hoy en Buenos Aires. La cinta refleja la concepción de la directora del film, la periodista María Seoane, quien eligió que la historia de Eva fuera narrada desde la óptica del escritor y también periodista Rodolfo Walsh, desaparecido en 1977 por la última dictadura militar.

"Eva de la Argentina", el primer film de animación sobre la segunda esposa del expresidente argentino Juan Domingo Perón, lleva el mito de la "abanderada de los humildes" mas allá de las fronteras de la historia oficial.  Peronista hasta el tuétano, la película se estrena hoy en Buenos Aires, a solo diez días de las elecciones presidenciales, y no ofrece -ni lo intenta- miradas imparciales o pretendidamente objetivas sobre la vida de Eva Duarte de Perón (1919-1952).

La cinta refleja la concepción de la directora del film, la periodista María Seoane, quien eligió que la historia de Eva fuera narrada desde la óptica del escritor y también periodista Rodolfo Walsh, desaparecido en 1977 por la última dictadura militar.

"La película está basada en hechos reales pero es una ficción porque el personaje de Walsh está compuesto por mí, al igual que los textos. En Walsh está la mirada de mi generación sobre el peronismo", dijo Seoane, actual directora de Radio Nacional de Argentina, en una entrevista con EFE.

Sin medias tintas, el film está atravesado por un juego dialéctico entre la figura de Eva, una joven de origen pobre y bastardo, sensible ante las necesidades de su pueblo, y una oligarquía odiosa y déspota, representada por oscuros cuervos que acechan a esta mujer incluso tras su muerte.

"La historia de Eva fue contada muchas veces, pero yo elijo contarla de esta manera, desde lo que yo siento frente a esta historia, una historia de pasiones, de emociones", señaló Seoane.

Aunque la trama se inicia casi sin palabras, con imágenes de una Eva niña que ya entonces da muestras de su carácter, el film toma forma a partir del relato de Walsh, para quien, en principio y según sus propias palabras, Evita "no significaba nada".

Sin embargo, atraído por el misterioso robo en noviembre de 1955 del cadáver embalsamado de Evita, Walsh se aboca a escudriñar los enigmas de su vida.

Desenreda así una madeja que se inicia con Eva dejando su pueblo natal para buscar consagrarse como actriz en Buenos Aires, aún a costa de "miserias, promiscuidad y cierta humillación", como plantea este Walsh de ficción.

Ya consagrada en 1944, "la Duarte", de 25 años y una belleza fulgurante, conoce en una gala benéfica a Perón, que a sus 49 años es un militar en franco ascenso político.

Fuente: EFE

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|06:54
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|06:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic