En la cúpula, no hay comisarios formados íntegramente en democracia

A pesar de que pasaron 25 años, los cargos más altos del Ministerio de Seguridad están ocupados por personal formado, en su mayoría, durante los '70. La antigüedad sigue prevaleciendo sobre la capacidad a la hora de los ascensos.

Los rangos más altos del organigrama policial están ocupados por comisarios que comenzaron su carrera en la fuerza en la década del setenta. Por el momento, ni la Dirección de Seguridad ni las Jefaturas Distritales fueron ocupadas por efectivos formados íntegramente en democracia.

El sistema de ascensos y designaciones no ha permitido que, en 25 años, surja un policía capaz de convertirse en líder de una tropa que, actualmente, sigue debatiéndose entre los conflictos generacionales de quienes recibieron una instrucción con una fuerte impronta militar y quienes tuvieron una formación más humanística.

“Mucho tiene que ver el tiempo transcurrido. Recién estos últimos años aparecieron los primeros ascensos para el cargo de comisario o comisario inspector para quienes ingresaron en 1984”, explicó Estela Ocaña, docente del Instituto Universitario de Seguridad Pública.

La carrera policial dista poco de la del resto de la administración pública, donde se asciende por la mera permanencia. Esa situación no se modificó ni aún después de la reforma iniciada en 1998 para terminar con los viejos vicios de la institución. Por eso, la antigüedad en un puesto continúa siendo fundamental para un ascenso.

A la hora de hacer un nombramiento, el 30% de la decisión final tiene que ver con el tiempo transcurrido, y se complementa con la capacitación y el desempeño mostrado por cada efectivo en sus actividades.

Esto explica por qué, recién cuando están cerca de la edad límite para jubilarse, los policías tienen la posibilidad de acceder a los puestos de mayor trascendencia, en detrimento de las camadas jóvenes preocupadas por lograr el nivel de capacitación y profesionalismo que demanda la sociedad.

El sistema de puntuación utilizado para calificar al personal carece de objetividad. Está a cargo de los cuadros superiores, aunque no está claro qué aspectos se tienen en cuenta a la hora de la evaluación.

“Si se consideran las listas de calificaciones de los últimos años, deberíamos tener una de las mejores policías del mundo. La escala va del 1 al 20 y la mayoría tienen entre 18 y 19”, analizó Alejandro Salomón, que también da clases en el instituto que forma a los nuevos uniformados.

Lo mismo ocurre con el testeo que se realiza para conocer el funcionamiento de comisarías y demás dependencias. En estos casos, el examen está a cargo de la Inspección General de Seguridad. En una escala del 1 al 15, la mayoría tiene 13 ó 14 puntos, lo que supondría un alto estándar de calidad, equipamiento y atención del que carecen las seccionales mendocinas.

Frente a este panorama, la antigüedad termina por imponerse a la hora de seleccionar a los efectivos que recibirán un ascenso. En promedio, deben estar tres o cuatro años en cada escalafón, además de procurar hacer todos los cursos necesarios. Es una cuestión cultural establecida dentro de la fuerza, donde, si bien nadie lo hizo explícito, no fueron bien vistos los ascensos de una gran cantidad de policías que apenas superan los 40 años.

El problema de las líneas medias
“Hoy podemos decir que contamos con un cuadro de oficiales altamente profesionalizados y que están comenzando a ocupar los puestos más importantes. Muchos de ellos han concluido la licenciatura en Seguridad Pública”, aclara Alberto Montbrun, asesor del Ministerio.

Del mismo modo, los alumnos que ingresan al Instituto encuentran un currícula que se fue modificando durante los últimos años, con contenidos que potencian los factores legales y sociales que deberán tener en cuenta cuando salgan a la calle. Tienen dos opciones: hacer el curso de auxiliares, que dura 8 meses (1.182 horas cátedras) o la tecnicatura en Seguridad Pública, que dura dos años, con la opción de cursar dos años más y conseguir la licenciatura.

“El problema de estos chicos es que cuando egresan, en vez de tener contacto directo con los comisarios más capacitados, se juntan con policías que quedaron a mitad de camino y están completamente viciados. Tienen que soportar cargadas y malos tratos si intentan proceder del modo en que aprendieron en el Instituto”, aseguró otro profesor que da clases en ese lugar y que pidió reserva. Y contó que cada vez que sus alumnos regresan por algún motivo, manifiestan el malestar de tener que formar parte de un sistema que les exige, ya como norma tácita, llevar diariamente a las comisarías entre 15 y 20 personas aprehendidas por la famosa figura de “averiguación de antecedentes y medios de vida”.

“Y es así cómo después surgen las felicitaciones. Se premia la fuerza más que otra cosa”, explicó un joven uniformado consultado. Relató que sus superiores valoran más un acto de valentía o demostración de fuerza en un operativo que la labor del policía que, no sólo logra empatía con los vecinos de la zona, sino que también debe patrullar estableciendo vínculos sociales y de participación comunitaria para recuperar los espacios públicos y prevenir el delito.
Opiniones (10)
18 de agosto de 2017 | 23:58
11
ERROR
18 de agosto de 2017 | 23:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy certera su opinion Marta. El hecho de que no haya buenos policias en ese tipo de cargos es basado en que la capacitacion constante, el entrenamiento y la paga hace que se cree un sistema de corrupcion entre ellos mismos. La educacion es una base escencial en la sociedad, si se fijan bien, las edades de los delincuentes en general oscila entre 16 y 25 años, a su vez la gente que no puede tener un empleo por falta de educacion (secundaria) tambien oscila entre los 25 años y los 18, esto es debido a que estamos teniendo desde hacen por lo menos 25 años una falla terrible en el sistema educativo en general; lo que se ve reflejado tambien en el sistema policial que obviamente tampoco ha tenido en ese tiempo una buena preparacion. Es como que no tienen una diciplina en el modo de actuar frente a determinadas situaciones. Desconocen ( en su gran mayoria) el manejo de los medios adecuados, falta la investigacion a fondo en cada uno de los casos. Por ejemplo, (esto es basado en un caso en particular y es un caso que me interesa en lo personal) si un testigo dice que vio tres personas cometer un crimen, la policia logra atrapar a dos, pero no encuentran la forma de llegar al tercero, y el caso queda como que solo hay dos delincuentes procesados... y? que hacemos con el tercero? nadie hace nada por el, y fin del asunto. Entonces, hay que fortalecer a la policia desde la base misma, con capacitacion, con insentivos, con herramientas suficientes para la resolucion inmediata ante el delito y la prevencion de los mismos, de este modo habra en unos años mayor cantidad de policias capaces de manejar en forma correcta una comisaria, sin importar cuantos años lleve en servicio.
    10
  2. Buen comentario.Me permíto agregar,seriedad y compromíso en los valores que Ud. ha mencionado para la policía que necesitamos. Buen análisis sobre el tema.
    9
  3. La sociedad no está formada en los principios democráticos, sino no se escribirían las barbaridades que se escriben en estos foros. Al menos no la sociedad mendocina. Todos los comentarios sobre seguridad fácilmente en un 60 % demuestran un espíritu vengativo no de justicia, de miedo y no de racionalidad, miedo que quiere resolver todo con más violencia y más terror. Habrá que replantearse la educación de nuestros hijos para dejar de generar una sociedad violenta, que según su propia conciencia tiene dos bandos: los violentos malos que serían los delincuentes y en general los "diferentes" (es barrio, de color, de ropa, de ideología política,etc.) y los violentos buenos que tienen derecho a reclamar muerte, o armarse para dar muerte , a justificar la tortura y toda clase de disparates. Estamos en la prehistoria y no hemos desarrollado como sociedad un avance en democracia. Además estamos los garantistas y defensores de los DDHH que somos no violentos malos porque según ese especial pensamiento, defendemos a los violentos malos y encima somos zurdos. No parecen registrar no violentos buenos. La no violencia en este peculiar sistema de pensamiento es intrínsecamente mala. Que le vamos a hacer.
    8
  4. Porqué establece una dicotomía entre la doctrina, la disciplina, la honestidad, (lealtad ya me suena a corporativismo), y el pensamiento de la formación académica?. No creo que sean valores opuestos, Sr. David, la delincuencia está cada vez más virulenta, necesitamos policías muy, pero muy bien preparados, honestos, bien pagos, DECENTES, creo que ahí radica la cuestión; y no en "disminuir" el valor de los alumnos, llamándolos alumnitos.
    7
  5. Acaso no está llena de terrorista izquierdistas, bolcheviques, trosquistas, revolucionarios desde la presidencia para abajo?
    6
  6. Un poco de análisis ayuda a dejar de pensar en el tema de la violencia como una conjura de malos espírutus que puede solucionarse con toques de magia. Es cierto que recién a partir de 1998 el poder político se hizo cargo de la seguiridad, mientras tanto poco cuestionó el tipo de estrategias que se usaban para abordar el delito. La nota ayuda a pensar en cuál es el modelo más eficiente entendiendo qe no se trata de milagros.
    5
  7. Los modernos vs. los antiguos, la vieja escuela vs. la nueva escuela, militares vs. DDHH, garantistas vs. mano dura. Y vamos a seguir así por años; tengan bien claro esos alumnitos que regresan llorando al Instituto en que no encontraron apoyo o que les hacen ejercer la fuerza en vez de pensar, que hay una cosa que nadie puede manipular, LA REALIDAD, esa que se está dada en la calle. Hablemos de lo social, del vecino, etc., etc., todo fantástico, pero hablemos de una delincuencia y una sociedad que no son justamente los más dóciles que existen y que tiran a matar. La formación acadécima que no se acompaña de doctrina, disciplina y otros valores (honestidad, lealtad) NO SIRVE PARA EL POLICIA. El Instituto es un secundario, donde los alumnitos salen del baile y se van a estudiar. No hay compromiso con la función y así es el producto que sacan a la calle. Por otro lado están los formados en la década del 70. Con qué nos quedamos...hechen a todos a ve si solucionan algo. O mejor, porque no perfeccionan y le dan un sueldo DIGNO, DIGNO al Policía. Sin tranquilidad y con exisgencias están armando una verdadera fuerza, pero de especuladores para pasar el tiempo solamente. RESULTADO: NOS PERJUDICA A TODA LA SOCIEDAD Y DESDE LUEGO NOS SEGUIRAN MATANDO.
    4
  8. Hay¡¡¡¡¡¡ ESPECIALISTAS EN SEGURIRAD: Montbrun y Salom.(??????????) por eso es la "seguridad" que tenemos no ? Que querés por cinco guita, menos mal que todavía quedan policias antiguos, sino ...... los nuevos que venga Dios y los véa si son policias, demás está seguir en esto si empezamos con esos dos Apellidos .........
    3
  9. porque la democracia argentina solo ha formado defensores de DDHH de los, los indocumentados que roban y trafican y no son expulsados del país, ladrones, asesinos y violadores seriales que salen y vuelven a delinquir. REVOLUCION CONTRA EL SISTEMA JUDICIAL YA! BASTA DE ESPERAR A QUE NOS MATEN
    2
  10. todos los dias escuchamos la excusa que da la policia para no actuar rapidamente, una de ellas es la falta de moviles.... claro, como no le van a faltar moviles, si hoy a las 10 y media estuvo parado media hora la camioneta ford ranger nro 1378 en un negocio del bº mosconi de godoy cruz con tres policias arriba, mientras una agente compraba tortitas y miraba revistas de cosmeticos ... no es eso malversacion de los recursos del estado?
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial