El torrontés, profeta fuera de su tierra

Al torrontés le sienta el refrán de "no ser profeta en su tierra". Detrás del aclamado malbec, esta cepa desinhibida, un tanto rústica pero adorable por su voluptuosidad, se ha puesto de moda junto a la cocina picante y especiada de los restaurantes indios de Inglaterra y espera su hora de fama local. Conozcámosla de cerca, bebamos su exhuberancia y sutileza.

Los torrontés argentinos están de moda afuera, sobre todo en Inglaterra en los restaurantes indios de cocina picante y especiada a la que acompaña tan bien. Esta uva rubia que, en la actualidad, da vinos más elegantes  sin perder su carácter exótico original, que han alcanzado calidad internacional, se merece que la conozcamos y le hagamos un espacio entre los siempre escogidos chardonnay y sauvignon blanc. 

El Torrontés es la reina de las variedades blancas argentinas y solo se vinifica en nuestro país. Sus orígenes son todavía objeto de debate. Algunos afirman que se trata de la variedad Torrontés española, que aún se encuentra en la región de Galicia. Esto podría explicar su similitud con la uva Albariño, lo cual se refuerza si tenemos en cuenta que, la mayoría de nuestros inmigrantes españoles llegaron desde Galicia, por lo que tiene sentido que el Torrontés haya venido con ellos.

Otra explicación es que el Torrontés sea un cruce entre Muscat y Listan, esta última variedad se puede encontrar en las Islas Canarias, parte de España y en la costa de África occidental. Esto también tiene sentido ya que, en la época de la colonización, estas islas eran la última parada de aprovisionamiento que realizaban los barcos antes de zarpar para América del Sur.

El mejor exponente, el Torrontés salteño

No se puede hablar de un estilo único de Torrontés. Para empezar, hay diferentes selecciones clonales provenientes de varias regiones como Mendoza, Catamarca, La Rioja y Salta que proporcionan vinos de diferente carácter. El más interesante desde la perspectiva de la calidad es el Torrontés procedente de Salta, de la región de Cafayate en particular.

Cafayate se encuentra en la parte sur de la provincia y tiene clima desértico, con temperaturas extremas y escasa lluvia (menos de dos centímetros cúbicos por año). Debido a su ubicación cerca del ecuador, los viñedos salteños son implantados a una altura de alrededor de 1,800 metros. Salta, además,  puede ser considerada la región vitícola de mayor altitud del mundo, con viñedos ubicados, incluso a 3.000 metros sobre el nivel del mar. Mientras que, Cafayate y los Valles Calchaquíes constituyen una de las regiones de vino del mundo más impresionantes desde el punto de vista turístico.

Cafayate, Salta, Argentina.
En Salta, el vino se elabora hace siglos, la bodega más antigua existente en la Argentina se encuentra allí y data de 1836. Se habla de Argentina como parte del Nuevo Mundo del Vino y, paradójicamente en Mendoza y Salta todavía se pueden encontrar viñedos de  Malbec y Torrontés de 100 años de edad.

Aproximadamente el 25% de todas las uvas blancas plantadas en Argentina corresponde a la variedad Torrontés, hay un total de 11.800 hectáreas en el país. La mayor parte de estos viñedos corresponden al tipo Torrontés Riojano, lo que a veces confunde. En Salta, por ejemplo, hay cerca de 1.000 hectáreas de Torrontés Riojano.

La riqueza está en la variedad de estilos

Torrontés es una variedad que puede ofrecer una calidad excepcional, en Mendoza varias bodegas se han lanzado a elaborar Torrontés, además, Cafayate tiene una superficie disponible para cultivo de uva muy limitada debido a la falta de agua y aptitud de la tierra. Se puede considerar como una región exclusiva.

La chef española Nadia Haron.
De los diferentes estilos de Torrontés se pueden encontrar los más tradicionales que tienden a ser extremadamente aromáticos en la nariz con un sabor amargo / dulce en la boca y otros más elegantes que ofrecen los típicos aromas a flores blancas y naranjas de la variedad pero de una manera elegante. De acuerdo a la técnica que se use en bodega, el vino puede ser muy floral, fresco y ligero. Ciertamente, tiene una semejanza con algunas otras variedades aromáticas como Gewutztraminer europea.

El Torrontés en nuestras mesas

Para Nadia Haron, chef del restaurante Urbano de la bodega O. Fournier y Nadia de Chacras de Coria, “al estar al frente de ambos restaurantes debo tener mucho cuidado de hacer coincidir los alimentos con los vinos de la derecha. Creo que el Torrontés puede ser muy versátil en cuanto a la combinación de alimentos. Me encanta usarlo con la comida picante, como la india, china o tailandesa. Los compuestos aromáticos del vino puede coincidir con los aromas de la comida y la frescura del Torrontés limpia la boca de todo sabor picante. También me gusta servir el vino con algunos pescados más fuertes como el atún o el bacalao”


La chef también resalta los atributos del Torrontés junto a las especias, como la canela, el clavo de olor o el pimentón. “Su estilo floral termina de redondear las aristas picantes, es mucho más versátil de lo que se supone en general, es también una buena variedad para quienes quieren iniciar su conocimiento del vino y queda fantástico con ciertos postres como el arroz con leche y la manzana asada. Este vino es un placer hedonista, principalmente durante los cálidos días de verano. Simplemente sentarse afuera y tomar el alma de la Argentina”. Concluye exquisitamente la española.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 23:30
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 23:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes