Un familiar de Candela en la mira de la Justicia

El pariente de la víctima que estaría vinculado con la banda que secuestró y mató a la nena de 11 años es un primo del padre de la chica, que siempre acompañaba al detenido Héctor Moreira y a un policía de apellido Chazarreta. Inminente el procesamiento de los siete detenidos. Los investigadores manejan la sospecha que apunta que tanto el policía como el pariente de Candela no pudieron ser ajenos al rapto de la niña, debido al estrecho vínculo que mantenían con Moreira.

Mientras tanto, el viernes por la madrugada la casa de uno de los detenidos y acusado por el fiscal de Morón Marcelo Tavolaro de ser el autor material del homicidio de la niña, fue atacada con bombas Molotov. No obstante la mujer del imputado, que estaba dentro de la vivienda, no sufrió ninguna herida y fue a declarar el viernes como testigo en la fiscalía de Morón.

Éste fue el segundo ataque contra alguno de los acusados por el asesinato de Candela. El martes pasado, un grupo de familiares de la pequeña se había agarrado a trompadas con Moreira, alias "El Topo", cuando salía de la fiscalía luego de negarse a declarar.

Según fuentes de la investigación, el familiar de la víctima que sería cómplice de la banda que raptó y mató a la chica de 11 años es un primo del padre de la pequeña, que siempre estaba junto al “Topo” y a un policía de apellido Chazarreta.

Este pariente vive a pocas cuadras de la casa materna de Alfredo Rodríguez, el padre de la niña, actualmente detenido por haber integrado una banda de piratas del asfalto.

Tres testigos que declararon ante el fiscal Tavolaro confirmaron la existencia de un vínculo entre Moreira y el padre de la niña asesinada y afirmaron que el imputado era informante de la Policía.

Los investigadores manejan la sospecha que apunta que tanto el policía como el pariente de Candela no pudieron ser ajenos al rapto de la niña, debido al estrecho vínculo que mantenían con Moreira.

En esa línea de investigación, los responsables de la pesquisa habrían establecido que Moreira “marcó” para la Policía varias viviendas en las que se vendía droga, y que esas casas fueron allanadas posteriormente por los uniformados.

Sin embargo, los estupefacientes incautados nunca llegaban a la Justicia. La sospecha era que el dinero y la droga eran repartidos entre los propios policías.

Con respecto a la situación de los siete arrestados, fuentes judiciales indicaron que el próximo lunes Tavolaro pedirá los procesamientos con prisión preventiva para los mencionados Moreira y Bermúdez Rodríguez y para Gladys Mabel Cabrera, Fabián Gabriel Gómez, Guillermo López, Alberto Fabián Espíndola y Néstor Ramón Altamirano.

Por su parte, los defensores de los acusados le pidieron al juez de Garantías Alfredo Meade que escuche a los imputados antes de tomar una resolución sobre la situación procesal de cada uno de ellos.

www.infobae.com
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 11:33
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 11:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial