Buscan el origen del motín en Córdoba

El fiscal aseguró que "todavía no se conocen las causas" que derivaron en el motín de la cárcel de Encausados.

Moyano, quien estuvo a cargo de la negociaciones, explicó que los reos tenían "algunos reclamos" sobre las "condiciones de detención", pero aclaró que no se pudo determinar qué fue lo que "disparó" el motín.

"Se trabó el conflicto cuando logramos acreditar que había tres personas de rehenes y ahí empezó todo", precisó el fiscal en declaraciones a medios locales.

Al ser consultado sobre la población de la Unidad de Contención del Aprehendido (UCA) de barrio Güemes, el funcionario judicial indicó que que había "177 presos por delitos y unos 65 por contravenciones".

Asimismo, indicó que la prioridad era liberar a los rehenes y remarcó que todo "se hizo largo" porque los fueron "largando de a uno" a medida que iban "negociando" con las autoridades.

Moyano comentó que los internos no reclamaban "medidas concretas de mejoras", aunque se quejaban de la "situación" en la que estaban.  En ese sentido, el fiscal reveló que se concedieron "algunas cosas" que solicitaban como "cigarrillos y bebidas" y añadió que "a medida que se avecinaba la noche empezaron a pedir otras cosas como por ejemplo el traslado urgente a (el penal de) Bouwer".

Al respecto, el funcionario judicial destacó que se pudo acordar el traslado de unos 20 reclusos a esa cárcel, que era "lo único que se podía trasladar en ese momento".

"Y pedían por supuesto la presencia de las cámaras en forma permanente al lado mío hasta que se termine el conflicto y que una vez terminado no los golpeen", aseguró.

Moyano afirmó que es "inevitable" el inicio de actuaciones sobre lo que sucedió, pero dijo que ayer la "prioridad" era la liberación de los rehenes.

La revuelta se produjo ayer, a pocos días de concluido el juicio por la rebelión de la Penitenciaría de 2005, donde fueron condenados 55 de los 59 reclusos acusados.

En este caso, un nutrido grupo de detenidos protagonizó un motín que se extendió por cinco hora en las que mantuvieron como rehenes a dos guardiacárceles y a un oficial de policía que casualmente se encontraba en el lugar.

Los tres rehenes fueron liberados uno por uno y se encontraban en buen estado, pese a los momentos de crisis que tuvieron que soportar y los golpes y cortes que les efectuaron algunos de los revoltosos con púas caseras.
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 16:42
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 16:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho