Deportes

La ONU no se siente competente ante el pedido de Flamengo

El presidente del equipo brasileño pretende que se vete definitivamente la disputa de partidos a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar. Para el organismo, no se trata de un tema que le competa, a pesar de que el “Mengao” insista con que se trata de una “cuestión de DD.HH.”.

Las gestiones internacionales iniciadas este lunes por el presidente del club brasileño Flamengo, Marcio Braga, para lograr un veto definitivo a la disputa de partidos de fútbol en lugares ubicados a más de 2.500 metros de altitud parecen encaminarse hacia el fracaso, reveló este lunes la agencia Estado.

Según el corresponsal de la agencia brasileña en Zúrich, Jamil Chade, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU se negó a emitir una declaración según la cual disputar partidos en la altura podría generar efectos negativos para la salud de los futbolistas.

"Para las Naciones Unidas, éste no es un tema que le corresponda a la entidad, pese a que el Flamengo insiste en que se trata de una cuestión también de derechos humanos", afirmó Chade, quien agregó que los representantes de la ONU en Zúrich estudian incluso la posibilidad de cancelar una reunión con Braga, prevista para realizarse este martes en la ciudad suiza.

Braga viajó este fin de semana a Suiza para hacer una campaña en favor de la prohibición total de la disputa de partidos en la altura. El dirigente se entrevistó este lunes con representantes de la Corte Arbitral del Deporte (CAS) y, el miércoles, tiene previsto reunirse con dirigentes de la FIFA.

La FIFA prohibió el año pasado la disputa de partidos organizados por la entidad en lugares ubicados a más de 2.500 metros de altitud, pero las entidades regionales no están obligadas a seguir esa recomendación.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) decidió no imponer restricciones a las sedes de los partidos de la Copa Libertadores de América 2008, lo que obligará el Flamengo, por ejemplo, a viajar a Cusco -a unos 3.400 metros de altura- para medirse con el equipo peruano de Cienciano, por el Grupo 4 del torneo continental.

La "guerra" del Flamengo contra el fútbol en la altura estalló el año pasado, cuando el equipo brasileño viajó a la ciudad boliviana de Potosí -a casi 4.000 metros de altitud- para enfrentar al Real Potosí local por la Copa Libertadores 2007.

En esa oportunidad, los dirigentes del club carioca afirmaron que nunca más llevarían a sus jugadores para actuar en ciudades ubicadas en altitudes muy elevadas, aun cuando tuvieran que perder los tres puntos de los partidos correspondientes a los partidos.

No obstante, para este año Braga admitió que llevará la delegación a Cusco, en caso de que fracase en sus gestiones por cambiar la sede de la revancha del 9 de abril contra el Cienciano, que se medirá el miércoles próximo con el Flamengo, en Río de Janeiro.

Las gestiones de Braga llevaron a la hinchada del Cienciano a declararlo como "persona no grata", según informó este lunes una fuente deportiva peruana.

El jefe de la barra del Cienciano, José Paucar, dijo a la agencia oficial Andina que el pedido de Braga resulta "descabellado", ya que se pretende sacar al Cusco como sede de las competencias internacionales por el tema de la altura.

"Esta actitud del poderoso Flamengo se reduce al temor a perder. Hasta el momento no se han registrado muerte de jugadores a causa de la altura, como sostiene Braga", indicó Paucar.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|17:45
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|17:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic