Los concejales distinguieron a tres médicas de San Rafael

Ayer, en un cuarto intermedio de la sesión, los concejales distinguieron en un emotivo homenaje a las médicas Florentina Ponce, Nury Grosso y Cristina Ortíz.

Parece que sólo les faltaba la Declaración formal; las tres rescataron el gusto  que tenían de compartir ese momento entre ellas. Son tres médicas pediatras de San Rafael que nuevamente unidas compartieron un momento de emoción cuando se hizo efectivo el proyecto que presentó días atrás la concejal Jaqueline Rebolledo (PJ).

En los fundamentos se destacaron algunos de los valores que las llevaron a ser apreciadas por los pacientitos, pero sobre todo por los padres que en ellas encontraron refugio para sus angustias, incertidumbres y sobre todo desde su responsabilidad profesional.

En los fundamentos de su proyecto Rebolledo decía: “la doctora Nury Grosso trabajó para aquellos pequeños internados en los hogares, ofreciendo además la mano amiga, la mirada cálida que les dio confianza para avanzar”.

De “Cristina Ortiz, también dedicó las labores de su profesión a atender a los niños que más necesitan, en el Servicio de Pediatría de la Policlínica de San Rafael ha brindado todos sus conocimientos para sanar a estos pequeños”.

Finalmente  destacó la labor de Florentina Ponce quien se brindó ad honorem, en el servicio de Pediatría del hospital Schestakow, para procurar a los más pequeños la salud tantas veces anheladas”.

Cristina, Florentina y Nury

Las tres recibieron sendas placas del Concejo, Cristina Ortíz además una de OSEP “En reconocimiento a su excelente labor profesional”  y Nury Grosso un ramo de flores de la joven Gimena Roldán  que acercó su silla de ruedas a las de la médica para entregar el presente.

Una a una fueron agradeciendo el gesto institucional: Cristina Ortiz manifestó que la pediatría “es lo que le gustaba y le gusta hacer” y que “eso no para un reconocimiento”, además sostuvo que “esto no se hace sola” y recordó a sus colegas fallecidos José Pepe Alsinet y Euser Stica como su pilares de apoyo además de a las dos medicas allí presentes.

Florentina Ponce, una luchadora por espacios con mayor complejidad para los más pequeños como la terapia intensiva pediátrica y la neonatal también valoró que hubieran pensado en las tres: “somos tres personas que nos queremos mucho” decía y puso especial énfasis cuando manifestó que “los pacientes necesitan apoyo, certeza en lo que se les dice” y que aún cuando está jubilada sigue trabajando.

Florentina y Cristina Ortíz y las plaquetas que recibieron


El último turno fue el de la médica Nury Grosso, que pronunció un breve discurso desde una posición emotiva “Es muy difícil para mí” iniciaba sus palabras y delegó los honores a Florentina Ponce: “si hay alguien que lo merece es ella” ya que “ha sido puntal y fuente de consulta”.

La doctora Nury Grosso,a momentos de usar de la palabra

El acto se realizó en el despacho mayor de la intendencia, tanto Nury Grosso como Gimena Roldan se desplazaban en silla de ruedas lo que hacía imposible que llegaran al recinto de sesiones, lugar habitual de los homenajes del Concejo.

La sencillez de las tres profesionales que rodeadas de amigos y familiares recibieron los honores de manos de la presidente Cristina Da Dalt (FpV), Jaqueline Rebolledo, Gustavo Cañadas (UCR) y Héctor Navarro (PJ), dio encanto a esos minutos de formalidad.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 02:08
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 02:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial