Polaroid se rinde ante la foto digital

La revolución digital sigue acumulando víctimas entre inventos que marcaron la vida de varias generaciones. Como las máquinas de escribir, los discos de pasta o las agendas de papel, las fotos instantáneas también pasan a mejor vida. Polaroid anunció el cierre de sus fábricas en busca de reinventar su identidad.

En los años 80, tomar una foto con una Polaroid –con tan solo apretar un botón– y ver cómo aparecía casi de manera instantánea el resultado de hesta en un 3 x 3 de marco blanco era algo casi mágico.

Pero la magia se acabó, terminando con una de las últimas compañías que se aferraban a la fotografía analógica y que decidió cerrar sus plantas de producción en Estados Unidos, México y Holanda para ingresar a la era digital.

La empresa busca reinventarse y encontrar nuevos nichos en teléfonos móviles o impresoras portátiles.

Según comunicó la propia Corporación Polaroid, “debido a cambios dramáticos en la tecnología de la industria fotográfica, Polaroid va a pasar del negocio de la fotografía instantánea a nuevos medios digitales más innovadores”.

Desde ahora, los rollos permanecerán en los estantes de las casas de fotografía por un año para terminar con el stock.

Pero no todos los consumidores aceptan los cambios sin protestar. Miles de fanáticos y nostálgicos de la foto instantánea armaron cadenas de blogs y páginas webs para comprar los rollos y mantener el culto a la foto instantánea.

Es que si bien las cámaras digitales ya dan inmediatez y calidad, la gracia de tener la foto en la mano sólo se logra con una Polaroid.

También muchos fotógrafos se aferran a la esperanza de que la empresa Fuji aumente su producción de películas instantáneas.“Creo que otras empresas pueden ver la oportunidad y fabricar negativos a pequeña escala”, asegura Per-Ola Mjömark, administrador del mayor grupo de fanáticos de Polaroid en Facebook.

Arte pop

La Polaroid también fue un recurso muy valioso para grandes fotógrafos de la cultura pop como Andy Warhol, quien llevaba casi siempre una máquina de este tipo. “Tomaba fotos de todo”, explica Thomas Sokolowski, director del Museo Warhol en Pittsburg. “Durante cinco años pintó todos sus retratos a partir de instantáneas. Cuando tomaba el retrato de alguien, como Alfred Hitchcock o Dennis Hopper, se sentaba con ellos en su factoría durante una hora y tomaba fotos sin parar. Luego utilizaba la que más le gustaba y trabajaba sobre ella”, asegura en una nota publicada por el diario español El País.

De todos modos, hace un año que Polaroid dejó de producir sus cámaras instantáneas, creadas hace 60 años por su fundador, Edwin Land.

Fue en 1947 cuando la empresa asombró al mundo presentando la primera fotografía instantánea: una cámara que revelaba la imagen en tan solo 60 segundos. Esta revolucionaria invención se convirtió en el “buque insignia” de la empresa hasta la llegada de la fotografía digital.

Su popularidad alcanzó la cima en 1991, cuando las ventas alcanzaron los 3000 millones de euros. Sin embargo, fracasó a la hora de adaptarse a la revolución fotográfica digital y se declaró en bancarrota en 2001, antes de ser adquirida por Petters Worldwide. Hoy, inició el camino hacia su destino final.
Fuente Cronista
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 04:02
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 04:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'