Toma de rehenes en cárcel de Córdoba

La tensión en el penal se originó en el pabellón donde se encuentran alojados los detenidos que provienen de comisarías, y que aguardan una definición de la Justicia.

Dos guardiacárceles y un fotógrafo de la Policía continuaban esta noche tomados como rehenes en la Unidad de Contención del Aprehendido(UCA) - la que se conoce como "cárcel de Encausados" -, mientras que una cuarta persona cautiva logró escapar con heridas de consideración, informaron fuentes policiales.

En tanto, en los alrededores y dentro de la cárcel ubicada en el barrio Guemes, a cuadras del centro cordobés, unidades de la Guardia de Infantería y del grupo ETER trabajaban para reestablecer la calma debido a la presencia de familiares de los reclusos alertados por los medios de comunicación.

En el lugar, cerca de 150 internos, del primero y segundo piso, tienen cautivos a dos guaricárceles de nombre Jorge Vidal y Mario Carabajal, y un policía fotógrafo, mientras una persona no identificada logró evadir a sus captores arrojándose al vacío, de una altura de alrededor de cuatro metros, sufriendo heridas al caer, razón por la que debió ser traslado al Hospital de Urgencias.

De acuerdo a trascendidos emanados de fuentes de la Policía, la tensión en el penal se originó en el pabellón donde se encuentran alojados los detenidos que provienen de comisarías, y que aguardan una definición de la Justicia.

En declaraciones a la prensa, un guardiacárcel manifestó que el motín se originó "tras una revuelta interna" en reclamo de "condiciones dignas de alojamiento".

En cambio, para otros obsevadores en este episodio está presente el fantasma del motín del penal de barrio San Martín, donde los reclusos protestaron por las malas condiciones de encierro, hecho que costó ocho vidas.

El comisario mayor Daniel Rivello informó que el fiscal interviniente Alejandro Moyano concurrió al lugar de la revuelta y que los reclusos reclamaban la presencia de la prensa mientras continuaban las negociaciones.

"Aparentemente fue por un problema entre ellos", explico ya que "no reclaman nada y no hay heridos", pero los argumentos del jefe policial contrastaron con los dichos de los voceros de los guardiacárceles quienes sostuvieron el pedido apuntaba a mejores condiciones de alojamiento en el penal.

Los amotinados tienen tomado todo un piso del presidio, ubicado a pocas cuadras del centro de Córdoba, mientras que las fuerzas de seguridad dominan el resto del edificio así como las murallas perimetrales y el patio de la vieja cárcel utilizada durante muchos años como penal de mujeres, y antes por la dictadura militar para presos políticos.

Desde una de las ventanas, los presos mostraban esta tarde a unos de los rehenes amenazado por un cuchillo y solicitaban la presencia de un juez.

En un ala de la cárcel se  ubicó una escalera hidráulica de bomberos, que aparentemente la Policía pensaba utilizar ante un eventual asalto al penal para terminar con el motín.

Por su parte, el ayudante del fiscal Moyano, Tomás Casas, expresó que "en la cárcel hay presos por contravenciones y por delitos, tanto hombres como mujeres", aunque expresó desconocer qué tipo de reclusos eran los que estaban capitaneando el motín.

También dijo que "los negociadores todavía no conocen las  condiciones que pedirán los amotinados para terminar con la toma del edificio".

El problema carcelario se está convirtiendo en una piedra en el zapato del gobernador Juan Schiaretti, el que no tuvo tiempo de disfrutar del triunfo de la semana pasada, cuando desmontó un reclamo de guardacáreceles que se autoconvocaron en la Plaza San Martín, luego de concederles un aumento salarial del 10,4 por ciento para el primer cuatrimestre del 2008, y la promesa de pagar horas extras y efectivizar a contratados.

En paralelo, en la misma semana, el viernes los Tribunales de la Provincia dieron a conocer las condenas para los 59 reclusos amotinados en febrero del 2005 en el Penal del barrio San Martín, donde hubo ocho muertos, 55 de los cuales recibieron condenas entre 3 y 16 años, mientras que sólo cuatro resultaron absueltos en medio de reclamos del Partido Nuevo de Luis Juez para que se investigue al ex gobernador José Manuel de la Sota y a su ex ministro de Seguridad, Carlos Alesandri.
Opiniones (1)
19 de agosto de 2017 | 17:14
2
ERROR
19 de agosto de 2017 | 17:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. alguien mostrará como son las condiciones de detención dentro de la mierda esa?
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial