"Un tal Julio" conmovió a los mendocinos

De la mano de Fundación OSDE, los músicos César Lerner, Marcelo Moguilevsky y la voz de Santiago Kovadloff brindaron un espectáculo a partir de los textos de Julio Cortázar. El resultado fue una conjunción entre música y literatura que invitó al público a ingresar al universo poético del autor.

El espectáculo fue presentado en el flamante auditorio que OSDE posee en el corazón de la ciudad.

“Este es un espectáculo dedicado a uno de los más grandes escritores argentinos, dentro de una línea de trabajo en la que venimos abordando a figuras muy importantes de la literatura, como Fernando Pessoa y Jorge Luis Borges”, comentó a la prensa Santiago Kovadloff.

El artista remarcó que “en esta ocasión hemos intentado transmitir los notables matices de la obra de Cortázar: desde el humor hasta su espíritu trágico, pasando por el lirismo y por la capacidad de juego que tiene en su literatura”.

“De esta manera, todos esos matices fueron resumidos en un repertorio de trece textos, logrando solo un atisbo de reflejo de ese tal Julio, que para nosotros es un entrañable escritor”, finalizó.

César Lerner, por su parte, explicó que “como trío, hace doce años que buscamos distintos recursos para mixturar textos y música. No es algo sencillo, porque muchas veces la música puede tapar al texto o éste puede hacer empobrecer a la música. Hay que saber otorgar el lugar preciso a cada quien”.

El auditorio de OSDE, colmado para la ocasión.

Sobre Cortázar

Santiago Kovadloff opinó con firmeza que Julio “es un creador literario que le brindó al lenguaje coloquial la más alta potencia lírica. No pertenece al grupo de escritores eruditos en el sentido de que hacen una exhibición de un lenguaje clásico”.

“Supo extraer la poesía del lenguaje oral, porque toda su literatura descansa sobre los ritmos, la respiración y el léxico del lenguaje cotidiano. Es allí donde inscribió su sentido de la magia, de la trascendencia, del misterio y del milagro que encierra la vida diaria que lo convirtió en algo excepcional”.

“Creo que fue un donador de poesía y también un provocador notable, porque siempre trabajó con un respeto muy marcado de la inteligencia del lector. Escribió con un guiño, no fue absolutamente didáctico, fue un cómplice y esa complicidad hace tantas veces reír como llorar”. 

El programa

París (Marcelo Moguilevsky).
“Aplastamiento de las gotas” (de Cronopios y de Famas).
Humo (Marcelo Moguilevsky).
Habanera (César Lerner).
“Un paraguas” (Rayuela, Capítulo 1).
Vals vienés (César Lerner).
“En el Opern Café” (Carta a Eduardo Jonquières).
Invierno (César Lerner).
“Hablan Johnny y Bruno” (de El perseguidor).
Canción de Cuna (Marcelo Moguilevsky).
“Bebé Rocamadour” (Rayuela, Capítulo 32).
Habanera (César Lerner).
“Continuidad de los parques” (Final del juego).
Invierno (César Lerner).
“Casa tomada” (Bestiario).
Invierno (César Lerner).
“Un tal Julio” (Relato de Santiago Kovadloff).
Humo (Marcelo Moguilevsky).
“El Río” (Final del Juego).
Sin Fin (César Lerner).
“Hay que ser realmente idiota” (La vuelta al día en ochenta mundos).
Un amor para Julio (Marcelo Moguilevsky).
“Toco tu Boca” (Rayuela, Capítulo 7).

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México