"En el '99 eligieron a la Alianza, ahora me van a elegir a mí"

El candidato radical dice estar confiado del resultado de octubre. Es su tercera campaña como candidato y asegura que la realidad del país es muy distinta a la de 1999, cuando fue electo gobernador. "Hay una mejoría, pero faltan cosas", explica.

En la recorrida Roberto Iglesias escucha antes que hablar y trata de adecuarse. Es la tercera vez que es candidato a gobernador y no es la misma respuesta que hace 12 años, cuando encaró la primera campaña que lo llevó al sillón de San Martín, en 1999. Iglesias lo sabe el lado “positivo de las diferencias. “En el 99 eligieron a la Alianza, ahora me van a elegir a mí. Esta campaña es mucho más personal, la gente me conoce, se acuerda de la gestión”, dice mientras recorre las calles del barrio Jesús Nazareno, de Guaymallén, rodeado de militantes radicales y con los jingles pegajosos como cortina musical.

La realidad del país es distinta que hace 12 años y el radical no lo oculta. “Para mi la diferencia es que la realidad era distinta. Había un país endeudado en dólares, con la covertibilidad que era un corset. Hoy hay un país en crecimiento, pero hay muchas cosas para hacer. Hay errores que se cometen, pero hay una mejora. Hay un mundo que empuja; en el 99 el petróleo salía 19 dólares y hoy está en 80, el dólar estaba atado, la soja no valía nada. Hoy gobernar con la soja es distinto”, relata Iglesias, en consonancia con su estrategia de no pegarle al Gobierno nacional, pero sí al provincial.  “Hay un momento de oportunidades, pero la realidad es que a la gente no le alcanza. Hoy lo veo con mucho más perspectivas y optimismo que en el 99. Antes yo veía que había demasiado cosas en contra en un país que venía incendiándose. Hoy con la soja a 500 dólares la tonelada es distinto”, asegura.

En campaña

En la recorrida algunas señoras lo invitan a pasar, otras le reclaman en la puerta de sus casas. Mientras avanzaba una camioneta con altoparlantes que promocionan a sus rivales Francisco Pérez y Alejandro Abraham lo cruza en cada esquina y le  hacen setir el rigor de estar en “territorio enemigo”. Los vecinos están acostumbrados. En un año plagado de elecciones, hay recibido más visitas que nunca. Y por las dudas repiten los reclamos. “Los reclamos más frecuentas son por la inseguridad fundamentalmente y por vivienda y trabajo para los jóvenes. Hay cosas que no las vamos a arreglar en cuatro años, como la inseguridad, pero algún día hay que empezar y meterle mano”, repitió el candidato.

Iglesias se propuso dar al menos tres vueltas a la provincia durante la campaña, en un peregrinaje que se inició aún antes de que fuera ungido como candidato. Ahora dice esar confiado en el resultado del 23 de octubre, aún con el hecho del arrastre posible de la presidenta sobre el candidato del PJ. “Hoy el recibimiento y la esperanza lo tengo por mí; en aquel momento era la Alianza. Ahora hay un reconocimiento y una valoración que es propia. Estoy muy convencido. Conozco de campañas y estoy muy convencido. No hay que confianrse, pero la gente sabe. Este gobierno provincial es muy malo. El tema del corte está muy instalado”, dice.
 
Opiniones (0)
17 de diciembre de 2017 | 17:26
1
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 17:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho