El Gobierno le entregó las obras de viviendas a piqueteros

El Movimiento Evita, así como intendencias y empresas privadas, se encarga de continuar con las viviendas. Manejan más de 20 mil personas en todo el país.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, reconoció esta semana que el Gobierno nacional no entregaría más dinero a la Fundación Madres de Plaza de Mayo para construir viviendas.

Hasta ahora, la organización que conduce Hebe de Bonafini había recibido de la Casa Rosada más de 700 millones de pesos para ejecutar más de cuatro mil casas y centros de salud en varios distritos del país. Muchas no se terminaron. Otras no se empezaron. Los trabajadores quedaron en la calle. Y el Gobierno diseñó un plan para que el conflicto, que se destapó con las irregularidades del apoderado Sergio Schoklender, no se convierta en un infierno antes de las elecciones.

El Movimiento Evita se está haciendo cargo de continuar el proyecto Sueños Compartidos en Capital Federal y en Rosario. Organizaron cooperativas e incluyeron a parte del personal de Hebe. La agrupación política que conduce Emilio Pérsico es una de las bases del poder kirchnerista. Pero en la Casa Rosada no le quieren entregar demasiado poder.

Por eso, en Chaco, donde las Madres tenían previsto levantar más de dos mil viviendas y hospitales, indemnizaron a los empleados y adjudicarán a empresas privadas esas obras. “Las empresas incorporarán al personal que quedó en la calle”, confíó a PERFIL un asesor del gobernador Jorge Capitanich.

“No quieren darle el paquete completo a una sola organización para que no pase otra vez lo mismo que pasó con la Fundación de las Madres y por una cuestión electoral, ya que les sirve para repartir puestos de trabajo entre las cooperativas”, confirmó una fuente kirchnerista.

En la conducción nacional del Movimiento Evita aseguraron a PERFIL que la organización está colaborando con las Madres en las obras de Piletones y Villa 15, en la Capital Federal, y en Rosario, provincia de Santa Fe. “Armamos cooperativas de viviendas empleando a parte de los mismos trabajadores que construían con la Fundación de las Madres”.

En el caso de Los Piletones, donde Madres daba trabajo a 200 personas, el Evita emplea a ochenta para terminar las obras de ese barrio desde cooperativas que armaron en el último mes.

www.perfil.com
Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 06:40
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 06:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho