Palermo: "Me pongo en el lugar del jugador y sufro yo el descenso de River"

El máximo goleador "xeneize" se refirió a la pérdida de la categoría del eterno rival.

El máximo goleador de Boca, recientemente retirado del fútbol profesional reconoció que es duro el momento que atraviesa River, al haber perdido la categoría, y que prefiere ponerse del lado del futbolista antes de cargarlos por la rivalidad histórica: “Lo están sufriendo y mucho. Me pongo más del lado de jugador que lo han pasado muy mal por ser su primer descenso y por la historia de River. Yo lo he vivido en Estudiantes y es muy duro. Poniéndome en el lugar del jugador de River hasta lo sufro yo”.

En tanto, “El Titán” reconoció que nadie se comunicó con él para ofrecerle un cargo como director técnico, además de que tampoco tiene pensado dirigir por el momento: “Por ahora no me han propuesto dirigir. Siempre hay un rumor de que si se va un técnico van a venir a buscarme, pero nada más. Yo estoy tranquilo y no estoy apurado por ya dirigir. Así que los que tengan intención de contratarme van a tener que esperar recién para el año que viene”.

Por otro lado, “El Loco” reconoció que ser goleador “se corrige y se aprende, pero uno ya nace con eso. El gran porcentaje ya es nato de uno, después uno va perfeccionándose, lo vas corrigiendo y mejorando. Pero uno nace con eso”.

Además, en una entrevista brindad a TN destacó que “el mejor momento a lo que es mi profesión es haber vivido la experiencia de estar en un Mundial y hacer un gol. Y el peor momento de mi vida fue el fallecimiento de mi hijo. Fue lo más duro”.

“Ser hincha no se cambia. De chiquito me hice de Estudiantes. Soy de Estudiantes pero siento la camiseta de Boca y lo demostré. Lo mío siempre fue: ‘Soy de Estudiantes pero cuando me pongo la camiseta de Boca lo siento como lo siente el hincha’. Los hinchas de Boca están dentro de mi corazón por todo lo que yo viví y por algo me terminé mi carrera con la camiseta de Boca y no con la de Estudiantes”, aclaró el ex delantero. Y contó que “estamos terminando un complejo para poner el arco que me regalaron”.

Finalmente, “El optimista del gol” contó algunas anécdotas vividas con los mellizos Barros Schelotto: En los torneos me peleaba con los Schelotto: “La primera vez que llegué al vestuario de Boca fue un poco incómodo porque había pocos jugadores y estaban los Schelotto. Nos saludamos pero cada uno fue para una punta diferente. Era tenso el clima por la rivalidad que existía de tantos años en la ciudad. No nos podíamos ni ver a la cara. Ahora sí somos amigos. Una de las grandes amistades que me dio el futbol fue con Guillermo. Con su hermano también, pero con Guillermo tengo muchísima relación”.

Y culminó relatando entre risas: “En quinta división en un clásico antes de que termine el primer tiempo hubo un tumulto: me echan a mí, a otro compañero, a Gustavo y creo que otro más de Gimnasia. Nosotros nos bañamos, salimos y yo me fui donde estaba mi familia, que cerquita estaban los familiares de los mellizos. Vinieron ellos también de cambiarse y cuando vi que se me acercó uno de los que había sido expulsado con nosotros lo fui a buscar. Ahí se armó un revuelo y en el revoleo la madre de ellos me agarro del pelo y me sacó. Vino la policía y mi hermano terminó adentro del patrullero”.
Opiniones (0)
23 de agosto de 2017 | 05:15
1
ERROR
23 de agosto de 2017 | 05:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes