El FMI no confía en el Indec; usará índices privados

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aclaró ayer que seguirá utilizando diversas estadísticas sobre la inflación en la Argentina hasta que no vuelva a existir una única cifra oficial confiable , pese a la embestida del Gobierno para silenciar las mediciones alternativas, e indicó que una mayor devaluación del peso se traducirá en un alza adicional del nivel de precios. Nicolás Eyzaguirre aclaró que seguirán usando "datos de las consultoras líderes y de las provincias",

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aclaró ayer que seguirá utilizando diversas estadísticas sobre la inflación en la Argentina hasta que no vuelva a existir una única cifra oficial confiable , pese a la embestida del Gobierno para silenciar las mediciones alternativas, e indicó que una mayor devaluación del peso se traducirá en un alza adicional del nivel de precios.

El jefe del Departamento del Hemisferio Occidental, Nicolás Eyzaguirre, dijo en una conferencia de prensa que brindó ayer al mediodía en esta ciudad que el organismo debe "usar la mayor cantidad de información posible porque nadie sabe cuál es el panorama integral de los datos de la inflación de la Argentina". Como no existe tal cifra, aclaró, seguirán usando "datos de las consultoras líderes y de las provincias", indicó, acompañado por su staff de colaboradores. En el encuentro, en el que tuvo que responder sobre esta cuestión, se refirió -ante una pregunta de LA NACION- al pedido de la Justicia argentina para que el FMI aclare el uso de mediciones alternativas a las del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), sospechadas de manipulación desde 2007. "Ese es un asunto entre el que emite el exhorto y el que lo recibe", arrancó, enojado. Y luego aclaró que el FMI "no hace estadísticas, sino que citamos todas las que se conocen: el IPC del GBA del Indec, las cifras provinciales y las de algunas consultoras líderes; ésa es la información que juntamos". Más tarde, el ministro Amado Boudou le respondió (ver aparte).

Luego agregó que esta estrategia no responde a un capricho. "Debemos saber qué pasa en los países para anticipar qué problemas pueden tener; ha habido dudas sobre el número de inflación ; por eso tratamos de ayudar con un nuevo IPC nacional y por eso el directorio hace poco dijo que espera mayores medidas para que las estadísticas sean tan buenas como en el pasado". Las dudas sobre las estadísticas están presentes tanto en el informe que el Gobierno les pidió a cinco universidades públicas sobre el Indec, como en centros de estudios afines al oficialismo.

En los pasillos del FMI se reflejaba cierto malestar por el pedido del juez Alejandro Catania, interpretado como una "presión" para dejar de debatir el problema de la inflación, en sintonía con la persecución de Moreno a las consultoras en los tribunales (ver primera sección, Pág. 14). Al respecto, la directora del Indec, Ana Edwin, dijo -tras su paso por esta ciudad para reunirse con el staff del FMI- que en 2012 cambiará el año base (de 1993 a 2004) para la medición del PBI, que también fue cuestionada por el organismo multilateral. "El cambio fue anticipado a los expertos de estadísticas del Fondo", dijo la funcionaria a la agencia Télam, aclarando luego que "el FMI expresó algunas dudas respecto de 2008 y 2009, donde planteaban que algunas consultoras estaban arrojando niveles de crecimiento del PBI menores que los que oficializamos a través del Indec [pero] durante 2010 y 2011 esta brecha ha sido cerrada y ahora no hay discrepancias". Al informar un PBI mayor que el real, el Gobierno les paga más a los tenedores de bonos atados al crecimiento.

Por otra parte, Eyzaguirre se refirió a la polémica sobre el recalentamiento de la economía argentina, negado por el Gobierno. "Hay algo cierto, no es sólo para la Argentina y es que cuando existe el calentamiento, si viene un shock externo, es bueno porque entonces baja el nivel de crecimiento; pero por otro lado una depreciación del tipo de cambio se va a los precios, por lo que es muy importante la credibilidad del ancla monetaria", explicó. Eyzaguirre, que respondió sus preguntas en inglés "porque estamos en un organismo multilateral", volvió a perder su compostura cuando le preguntaron si el crecimiento fuerte de la Argentina no se debía a su rechazo a las políticas del FMI. Al respecto, dijo que desde el fin del último acuerdo con el país, en 2005, "bajó la deuda, el tipo de cambio que entonces estaba apreciado ahora es competitivo, los términos de intercambio se duplicaron y Brasil se expandió mucho". Todos esos factores, a su modo de ver, "son mejores explicaciones para el crecimiento que la relación de la Argentina con el FMI".

El funcionario además indicó que la región enfrenta un buen panorama, pese a la profundización de la crisis global, basada en el alto precio de las materias primas, su consolidación fiscal y un menor estrés financiero que en el pasado. "La región está para un robusto crecimiento en 2012", sostuvo, y luego aclaró: "Está sólida pero no es inmune; si las economías avanzadas tienen una neumonía, la región se resfriará; uno puede evitarlo o negarlo y en ese caso se pescará también una neumonía"..



www.lanacion.com.ar
Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 06:45
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 06:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes