Es groso 1º parte

Sería tan obvio como inevitable hacer un juego palabras con su apellido. Pero como prácticamente no queda otra posibilidad, o calificativo en este caso, para este exitoso deportista, nos damos el lujo de recurrir a esa obviedad. Nos estamos refiriendo a Francisco Pipo Grosso, quien se hizo cargo del peso de su apellido y además lo potenció. Por esto, Pipo es muy “grosso” en lo suyo.

Campeón argentino de streetboard, y con importantes participaciones internacionales, Pipo estuvo también a la altura de las circunstancias en esta charla con Rock & Board contándonos como nadie sus experiencias.

Sus inicios, su trayectoria, sus participaciones internacionales y sus increíbles sensaciones, Pipo las comparte con nosotros con la pasión de alguien que además de practicar el deporte lo lleva en la sangre. Tomate tu tiempo, sentate, leé y disfrutá de la primera parte de una entrevista para tener en el archivo.

Pipo, ¿cómo y cuándo comenzaste a hacer streetboard?

Vi por primera vez un snakeboard/streetboard/pivotboard en 1995, estaba cerca de casa andando en skate y pasó un flaco andando en lo que en ese momento se llamaba "Snake" y quedé flasheado. Siempre me gustaron los deportes de tabla, sobre todo el skate y el snowboard. Y la idea de que esta tabla tuviera fijaciones y a la vez permitiera propulsarse balanceando el peso del cuerpo me pareció muy interesante, tanto que a la semana junté unos mangos y me compré una tabla sin ni siquiera haberla probado. Tardé como una semana en “sacarle la onda”, solo y con amigos en casa agarrándome de los muebles. Me costó, pero valió la pena.

La verdad es que el streetboard no es fácil y menos al principio, porque la primera impresión es muy frustrante, el subirse a la tabla y no poder desplazarse para donde uno quiere ir te desmotiva. Creo que esa es la razón por la cual el streetboard no es tan masivo como el skateboard o los patines en línea.

¿Transitaste por alguna otra disciplina, previo al streetboard?

Ando en skate desde el ’90, anduve en skate por 5 años antes de probar un streetboard. Y sigo andando en skate. Me molesta un poco que la gente piense que porque ando en streetboard no ando en skateboard. Quiero destacar que el andar en streetboard mejoró ampliamente mi nivel sobre skateboard y viceversa. También anduve en Longskateboard, mountainboard, Snowboard, Surf, amo las tablas en general.

¿Qué te gusta del streetboard?

Le veo mucho potencial, me gusta porque es un deporte inexplorado, es como un nuevo mundo de maniobras que se combinan, tomando las acrobacias del snowboard y los deslizamientos técnicos en rampas y terrenos del skateboard. Fusionando estas características del snow y el skate se genera algo totalmente nuevo que ningún otro deporte de tabla tiene.

La constancia en los trucos, la capacidad de reacción y la libertad de movimientos que me da el estar usando una tabla con fijaciones en terrenos del skateboard me parte la cabeza.

¿Cómo ves el streetboard en Argentina en comparación con el mundo?

Hay muchos y muy buenos riders, varios podrían correr en un campeonato mundial y terminar entre los mejores, pero la verdad es que hay muy pocos lugares donde entrenar y disfrutar de las posibilidades y capacidades del streetboard. Las rampas que hay en Buenos Aires son pocas y de transiciones chicas, comparando con las de otros países. Los dos únicos skateparks buenos son "Eh? Park" en Bernal Y "Backside" en Flores.

¿Has participado en alguna competencia internacional? ¿Cómo fue la experiencia?

Participé en los campeonatos mundiales de 2000, 2001, 2002, 2003, 2008 casi siempre finalizando dentro de los primeros diez puestos. El último terminé séptimo en miniramp y spine.
 
Como experiencia, un campeonato mundial es increíble, de verdad es un flash competir en un evento internacional. Andar en rampas más "grandes"  y la mezcla de estilos te nutre y se te abre la mente.  La autoexigencia para dar lo mejor te marca los límites de tus capacidades y así vas aprendiendo.

¿Los sponsors permiten hacer de este deporte un estilo de vida?

Hoy la palabra sponsor la ubico en la misma categoría que el hombre de las nieves, el monstruo del lago Ness y la luz mala. Fantasías del hombre. Bueno, no sé si es tan así o es que no tuve muy buenas experiencias. En lo personal, cuando dejé de preocuparme por buscar recursos de sponsors y me ocupé de invertir mi tiempo y esfuerzo en desarrollar y difundir mis intereses, enfocándome en logros personales, resultó más redituable y al final del día me sentí mucho mejor.

No quiero decir que no existan empresas decentes que apuesten bien al deporte con una visión apropiada con respecto al auspicio de deportistas, pero yo me aburrí de tocar puertas y encontrarme con  “empresarios-caníbales”.

¿Se puede vivir de esto?

Se puede sobrevivir del streetboard, pero vivir bien es muy difícil, podría decir que acá en Argentina todavía nadie tiró ese truco. Como deportista streetboarder se pueden conseguir “changuitas”: demostraciones, publicidades, premios en campeonatos, pero lamentablemente no hay suficientes de estas ofertas. La verdad es que no se puede mantener una familia con eso. Ahora, fabricar las tablas es otra cosa. El tema también es que exista un público que consuma la tabla hecha a medida no sólo en dimensiones si no también desde el diseño personalizado.

Fotos: Eduardo Gac - Robert Janiszewsky - Tilo Group - Leonardo Díaz Barrera

Pronto tendrás la segunda parte de ésta excelente entrevista.

Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 02:44
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 02:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes