Deportes

Los "salvadores" de los equipos de Primera todavía no aparecen

Riquelme y Verón son las mejores figuras de un campeonato que presagiaba mucho más. La constelación de estrellas que llegó este año aún está en deuda. Los refuerzos del ’Ciclón’ no andan, como la gran mayoría. Abreu aparece lento y sin gol.

El campeonato de los “salvadores”, tras las millonarias incorporaciones de Andrés D’Alessandro, Gonzalo Bergessio, Diego Placente, Maxi Morales, el” Totono” Grisales, Sebastián Abreu y Juan Román Riquelme, que parecían que iban a cambiarle la cara al fútbol argentino, por ahora están en deuda.

En la mayoría de los casos, se trata de futbolistas que venían jugando muy poco en sus equipos y que por ahora no encontraron el ritmo en su vuelta al país.

El eclipse opaca a todas las estrellas, aunque el ex jugador del Villarreal es, junto a otro repatriado -pero en temporadas anteriores- como Juan Sebastián Verón, el único que brilla, al menos de manera intermitente.

El colombiano Grisales también tuvo una muy buena presentación en Independiente, que en la segunda fecha goleó a Tigre, pero el sábado no pudo jugar por un problema renal y no se sabe si podrá hacerlo en la próxima jornada.

El caso de San Lorenzo es el más preocupante. El club de Boedo invirtió sumas millonarias y trajo refuerzos de jerarquía, tal como lo había solicitado su entrenador, Ramón Díaz, con el objetivo de afrontar de manera competitiva tanto el campeonato local como la Copa Libertadores. Pero esos jugadores de renombre (Diego Placente, Andrés D’Alessandro y Gonzalo Bergessio) no dieron resultado. La consecuencia lógica es la crisis futbolística y anímica por la que atraviesa el ’Ciclón’, que no funciona en ninguno de los dos frentes y que ni siquiera pudo convertir un sólo gol.

En Racing, Maxi Moralez demuestra su talento, hace notar que es un jugador distinto, con un toque fino, pero no tiene mucho acompañamiento dentro de un equipo que juega desesperado, acosado por el promedio del descenso y por la impaciencia de sus hinchas.

Lo de Abreu tampoco es deslumbrante. Si bien la campaña de River es satisfactoria en cuanto a los resultados -está segundo, a dos puntos de los líderes, Vélez y Estudiantes de la Plata- el uruguayo todavía no justificó con goles las expectativas de los hinchas ’millonarios’ y los insistentes pedidos de su entrenador, Diego Simeone, por su contratación. Al uruguayo se lo nota lento, no se entiende con sus compañeros y tampoco pesa en su fuerte, que es el juego aéreo.

La danza de la fortuna, por ahora, no le sirvió a los clubes más que para gastos. No obstante, recién van tres fechas del torneo Clausura y un par de jornadas de la Copa Libertadores, por lo que el crédito sigue abierto. Los hinchas sólo esperan que los "salvadores" comiencen a pagar con fútbol y goles.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|12:48
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|12:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic