Ensalada de hojas verdes, tomates secos y queso de cabra

Porque sabemos que en esta época empezás a cuidarte, te proponemos una ensalada fresca, sana y riquísima para comer más liviano sin resignar sabor. Las almendras aportan vitaminas, minerales, fibra y omega 3, mientras que el queso de cabra contribuye con una buena dosis de calcio y proteínas. Con pocos ingredientes ¡tendrás un plato nutritivo y sabroso!

Por Revista Clubhouse

Ensalada de hojas verdes, tomates secos  y queso de cabra - Rendimiento: 4 porciones

Ingredientes

•
 media planta de lechuga crespa       
• 1 planta de rúcula        
• 3 cucharadas soperas de jugo de limón        
• 9 cucharadas soperas de aceite de oliva        
• sal y pimienta        
• 150 gr de queso de cabra de pasta blanda        
• 1 puñado de tomates secos        
                                                     • 1 puñado grande de almendras tostadas y fileteadas
 
Elaboración:
 
Esta semana te enseño a preparar una ensalada super fresca y fácil, para recibir la primavera.
 
Para comenzar, debemos lavar muy  bien la lechuga y la rúcula. Una vez lista, se seca con la ayuda de un secador para hojas o escurriéndolas, se cortan con la mano y se reservan en la heladera, dentro de una bolsita o un tupper para que mantengan su frescura.
 


Luego, se corta el queso de cabra en cubos  y se reserva. Por otro lado, se hidratan los tomates secos. Para esto, se colocan los tomates en una jarrita con agua y se lleva al fuego, se deben dejar hervir un ratito y, cuando su consistencia sea tierna, pero aun conserven la forma y algo de textura, se cuelan, se cortan en cuartos y se reservan.
 

Para preparar las almendras tostadas, se ponen a hervir las almendras en un jarrito con agua y cuando la piel de las almendras se vea arrugada (¡como cuando nos damos un baño laaargo y los dedos nos quedan como los de un viejito!), se cuelan, se colocan sobre un repasador y se frotan hasta retirarles a todas la piel.

Se colocan las almendras sobre una tabla y con mucho cuidado se cortan en láminas a lo largo. Una vez que todas estén cortadas, se vuelcan en una sartén y se tuestan a fuego bajito moviéndolas todo el tiempo para que no se quemen. Tienen que quedar con un color dorado suave, si se tuestan en exceso, pueden resultar amargas.
 
Para el aliño de nuestra ensalada, se prepara una limoneta del siguiente modo: se coloca en un bol el jugo de limón, sal, pimienta y luego se agrega de a poco el aceite de oliva, revolviendo enérgicamente para emulsionar.
 

Para servir la ensalada, se colocan las hojas verdes en un bol, se vierte la limoneta y se integra todo bien para que se lubriquen las hojas verdes. Luego, se dispone un bouquet de hojas en cada plato y sobre el mismo se ubican los tomates secos, los cubos de queso de cabra y se salpica con las almendras tostadas. ¡Quiero una!
 
Tips:
 
• Recordá que antes de preparar ensaladas con verduras crudas hay que lavarlas muy bien. En el caso de las de hojas verdes te recomiendo que laves hoja por hoja, retirando las hojas marchitas o dañadas. No utilices un fuentón con agua para lavar las hojas verdes ya que la tierra o microorganismos quedaran en el agua y, al enjuagarlas permanecerán en las verduras.

• Si  no sos muy amante del queso de cabra, lo podés reemplazar por un rico queso mozzarella, gouda o pategrás.

• Los tomates secos se pueden hidratar en agua fría, dentro de un bol y dejarlos varias horas hasta que se ablanden. Llevarlos al fuego no es indispensable, simplemente acelera la hidratación, todo va a depender del tiempo con el que cuentes.

• Si te resultó super complicado el corte de las almendras, ¡no temas! Picalas como más te guste, con o sin cáscara y tostalas con el mismo procedimiento que te enseñé en la receta. Quedan más rústicas pero igual de ricas.

• ¿Sabías que para preparar cualquier aliño para ensaladas siempre tenés que mezclar una parte de ácido por tres partes de aceite? Cuando decimos ácido, nos referimos a lo que elijas para tu ensalada, ya sea vinagre (de cualquier tipo), aceto balsámico o jugo de cítricos.

• Podés colocar los ingredientes para la limoneta en un frasquito con tapa. Para emulsionarla, cerrás el frasco, batís con la mano…¡y listo! Además podes conservarla de ese modo en la heladera hasta por una semana. Bueno, ¿no?

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Por Sandra Calvete
Coodinadora Académica, Escuela Argentina de Sommeliers

Maridaje: 


Llega la primavera y con ella se retira la ropa abrigada, y por supuesto, queremos lucir lo mejor posible. Nuestra alimentación se torna baja en calorías y las bebidas se prefieren más frescas.

Esta ensalada puede ser un único plato  o acompañar otra comida más contundente, pero vamos a sugerir una bebida como si fuera un único plato.

Se sabe por práctica que las hojas verdes, principalmente la lechuga es muy difícil de maridar. Normalmente es utilizada para limpiar los gustos extraños y así poder catar otro vino.

 

Si combinamos lechuga y vino blanco lo que sucederá es que el vino blanco pierde cuerpo y se potencia su acidez, haciendo que el vino pase inadvertido, mientras que si lo hacemos con un vino tinto el vino se sentirá más suave ya que con la lechuga se neutralizan las papilas.

Al incorporar otros elementos como es el queso de cabra, almendras y los tomates secos, vamos a tener otras texturas para poder realizar nuestro maridaje, el cual sin dudas podría ser un vino rosado.

Los vinos rosados ganan día a día terreno en nuestra mesa, ya no cumple solamente la función de “aperitivo” o de acompañar unos bocados en una recepción informal, sino que, participan de cenas importantes y son exclusivos a la hora de maridar algunos pescados, pastas o el legendario sushi.

Existen rosados de Malbec y algunos de Bonarda, los hay con madera o sin ella, pero lo esencial es que se tome bastante fresco. La temperatura fría realzará toda la fruta presente en este estilo de vino.

¡Hasta el próximo maridaje!

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Clases de cocina para recibir amigos

Si te divierte cocinar y querés aprender recetas para sorprender a tus amigos o variar el menú en casa, te invito a participar de este curso, dedicado a todos los amantes de la cocina, que buscan un espacio de dispersión y creatividad. No es necesario tener experiencia previa.

El curso consta de 2 clases, de tres horas cada una. Aprenderás recetas de entradas, platos
principales, postres y tragos. Al final de cada clase, se degustarán los platos que se prepararon. ¡Te esperamos!


Días: sábados 1 y 15 de octubre
Hora:
de 10 a 13

Curso de cocina india y thai

Te enseñamos las más famosas y exquisitas recetas de la cocina asiática. En las clases
aprenderás sus platos, conocerás el uso de especias e ingredientes tradicionales y todas sus técnicas y secretos para que la puedas preparar en casa. Además, conocerás su cultura y costumbres culinarias.

El curso consta de 2 clases, de tres horas cada una. Al final de cada clase, se degustarán los
platos que se prepararon.

Días: sábados 22 y 29 de octubre
Hora: de 10 a 13
Valor del curso: $380 (incluye todos los materiales que se utilizan durante la clase y certificado de participación)


Los cursos son dictados por la Chef María Paz Urrutigoity, en Chacras de Coria. Las clases son personalizadas, por lo que cuentan con un máximo de 9 alumnos.
Más información: 155 999 003 - tatsuweb@gmail.com
En facebook: María Urrutigoity Cocina


 

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 22:09
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 22:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial