El "peronismo kirchnerista" de los jóvenes mendocinos

En diálogo con jóvenes de agrupaciones peronistas: posibilidades, acciones, realidad, visión del mundo. Reafirman sus ideas y convicciones

En el florecimiento de las juventudes políticas, MDZ dialogó con una decena de referentes de agrupaciones peronistas. La posibilidad de la continuidad de "el modelo" sin Cristina, qué es lo que hacen para cambiar la realidad y su visión del mundo. Planeta K, un diálogo con jóvenes que gobiernan

Dando instrucciones por celular unos, acordando encuentros actos y reuniones otros. Con abrazos de reencuentro y muchos acompañados por compañeros de trabajo, los militantes de diferentes sectores juveniles del peronismo mendocino llegaron hasta la redacción de MDZ dispuestos a reafirmar sus ideas.

 

Lo hizo primero un grupo numeroso. Habíamos pedido un referente por grupo, incluyendo a La Cámpora –que se olvidó de la dirección y no mandó a nadie- pero Militancia Social llegó en grupo: cinco pibes y pibas se apersonaron con la intención de contar su acción y convicción. Quedaron dos, porque venían llegando más y más, de cada vez más sectores diferentes: los hubo, en un momento, de Victoria Peronista, La Mariano Moreno, Colina, EPL, MUP, La Bicentenario y La Discépolo, además de la madre de todas las juventudes peronistas: la (otrora calificada como “gloriosa”) JP.

 

“Somos kirchneristas porque Cristina y Néstor son hoy los que mejor interpretan las enseñanzas del general Perón; pero, básicamente somos peronistas”, fue una de las frases más definitorias del encuentro y que los muestra, claramente, como miembros de una estructura multiforme y compleja a la que defienden, como “el Movimiento Nacional Justicialista”, orgullosos, y dijeron: “No somos parte de un partido”.

 

 

Todos –salvo un par que lo negaron y juraron por todos los santos y santas- son empleados del Estado. Los hay municipales y provinciales y también de alguna dependencia nacional. Algunos con grandes responsabilidades y otros como simples empleados aunque con gran tarea militante.

 

Esta es la jugosa charla que mantuvimos con Martín Arenas (27 años, miembro de La Bicentenario), Adriana Cano (28, de la JP provincial), Emilio Caram (33, Victoria Peronista), Facundo Sisti (22, Militancia Social), Yamila Cerezo (34, La Mariano Moreno), Gonzalo Sánchez (30, La Mariano Moreno), Leandro Martínez (33, Colina), Graciana Furlotti (27, Encuentro Nacional Popular Latinoamericano, EPL), Alejandro Celis (26, La Discépolo) y Vanina Bustamante (MUP, el Movimiento de Unidad Popular).

 

Yamila Cerezo, maipucina, es funcionaria provincial: directora de la Juventud. Llegó hablando con Adriana Cano sobre el traspaso de autoridades en la Juventud Peronista. Adriana es secretaria general de la JP provincial y funcionaria en la Municipalidad de Las Heras y aspira a ser concejal: es candidata en segundo término en las tierras de los hermanos Miranda.

 

-   Nosotros, cuando nos pasamos el mando, entregamos el bombo y la bandera al que asume -largó la referente del territorio de otros dos hermanos: los Bermejo, generando la primera situación de empatía en el encuentro.

 

-   ¿Son todos empleados estatales?

 

Caram es director de Apoyo a la Comunidad del Ministerio de Seguridad. Llegó allí como secretario de Carlos Ciurca cuando era ministro y se quedó como funcionario cuando su “jefe” se fue. Además del cargo heredó una imagen similar: habla igual, viste igual y tiene una chivita que lo alinea verticalmente con su líder.

 

Ya mencionamos a las dos chicas-funcionarias, Cerezo y Cano. Pero también estuvo Gonzalo Sánchez, que acompaña a la maipucina como responsable de Diversión Nocturna, Martín Arenas, un guaymallino que trabaja en la Superintendencia de Seguros de la Nación, Leandro Martínez, de la Subsecretaría de Trabajo, y los empleados municipales de Guaymallén Facundo Sisti y Jonathan Pérez (Johny).

 

Vanina Bustamante juró que trabaja directamente para el MUP.

 

-    ¿El MUP da trabajo?

 

-   

 

-    …

 

Después llegó un segundo grupo, integrado por Graciana Furlotti y Alejandro Celis, que juraron no ser empleados públicos, que se recibieron de abogados y que ejercen libremente la profesión.

 

La primera vez

 

-   ¿Cuánto hace que militan?

 

 

Emilio: Desde el 97, en la facultad.

 

Facundo: Yo, desde 2008.

 

Leandro: Empecé en el centro de estudiantes, más o menos en el 97.

 

Johny: 2007.

 

Yamila: A los tres años me enseñaron a cantar la marcha, como los loros, y me subían a los escenarios en los actos del partido a cantar. A los 15 empecé fuertemente a militar. A los 17 me pasó que voté en una interna de Menem..

 

-   ¿Y a quién votaste?

 

-   A Menem!, lo reconozco. No me avergüenzo para nada. En mi caso, no tuve posibilidad en el colegio de militar, porque no me dejaron. Era el San Vicente Ferrer.

 

Adriana: Yo empecé a militar en la secundaria, en un colegio privado. No me dejaban. Pero ahí tomé la decisión de militar en serio en todos los ámbitos en donde pudiera.

 

Yamila: Ahora, por cosas como estas que contamos que no se puede militar en algunos colegios, estamos peleando una ley de centros de estudiantes. La idea es que haya hasta en las escuelas privadas. Muy parecida a la que hizo Cabandié en Buenos Aires. Empezamos con unos foros para enriquecer la ley.

 

Martín: Empecé desde muy joven militando en el peronismo, desde los 14, en el colegio Jorge Luis Borges. En la universidad milité en la agrupación Rodolfo Walsh y fui consejero estudiantil.

 

“El kirchnerismo no inventó nada: aplicó el peronismo”

 

 

-   ¿Quién es el referente principal que tuvieron antes de que lo fueran Néstor y Cristina Kirchner?

 

Emilio: En el contexto político en el que me tocó militar estaba en auge el menemismo y había un incipiente crecimiento de banderas que no coincidían con lo que nosotros creíamos que era la doctrina peronista. Ahí conocimos lo que hacía Kirchner en Santa Cruz y creímos que él era el representante político de nuestros lideres espirituales, Perón y Evita. Óbviame que también nosotros tenemos dirigentes que nos dan las herramientas para militar, como fue y es, en mi caso, Carlos Ciurca.

 

Facundo: En mi caso el referente estaba bien marcado. Fue más fácil porque soy más joven… empecé ya con Kirchner…

 

-   (Risas y reproches del resto).

 

… Pero mi gran referente fue mi viejo. Él fue el que me bajó línea en serio. Después me fui formando en la realidad y las medidas concretas que me dio el kirchnerismo. A algunos compañeros les fue más difícil leer los libros y ver cómo se contradecía lo que decían con la realidad que les tocó vivir.

 

Yamila: Recién ahora se cambió lo de Perón y Evita, porque antes no había “otra Lola”: nos reflejábamos en ellos. Después se fue bajando a la realidad, cuando comenzamos a ver que se hacían concretas las ideas de Perón y Evita. A los referentes territoriales, como lo fue Celso (Jaque) en 2007 y lo son ahora Paco (Pérez) y Carlos (Ciurca). Pero primero nos enamoramos del peronismo.

 

Adriana: Nosotros nos sentimos militantes kirchneristas, pero porque Néstor y Cristina representan al peronismo. Ellos serán el Perón y la Evita de nuestro tiempo. El kirchnerismo no inventó nada, aplicó el peronismo.

 

Emilio: Algunos no venimos de familia militante. Los que buscamos y tratamos de encontrar es la historia real y no la del Billiken, y la encontramos en la realidad.

 

Leandro: La década del 90 fue bastante nefasta para el peronismo y ahora estamos de vuelta en lo que es el verdadero peronismo. Se reflotó un sentimiento hacia el partido.

 

Gonzalo: Es probable que antes de Néstor y Cristina hayamos tenido los principios peronistas, pero no lo veíamos reflejado en algún presidente que llevara a la concreción estos principios. Hoy lo vemos en la militancia.

 

Martín: Los referentes espirituales son Perón y Evita. Nos tocó vivir un proceso, como el de allá, en el 99, lo que fue el inicio del kirchnerismo en Mendoza. Los primeros dirigentes que apostaban a Néstor. Viví un año en Santa Cruz y lo conocí personalmente a Néstor. No han inventado nada, pero es el gobierno más fidedigno desde Perón a la fecha.

 

(En medio de la charla, llega otro grupo de gente. Otras “tribus” del peronismo se acomodan. Faltan sillas en la sala. Uno de los nuevos decide no participar, pero mete la cuchara cada vez que puede: “¡Decidite!”, le decimos. Prefiere callar. Los varones, muy caballerosos, se paran y les ceden las sillas a las damas presentes. La charla prosigue en boca del “Miniciurca”).

 

Emilio: El movimiento nacional y popular nace ya con San Martín, y Néstor y Cristina dan una unidad de acción y concepción en un proceso en donde hasta el yrigoyenismo tuvo mucho que ver.

 

Martín: Yo estoy de acuerdo. Seguimos una línea histórica.

 

Mao es Néstor: “Qué florezcan mil flores”

 

 

-   ¿Cómo debemos interpretar tanta división?

 

Graciana: El movimiento nacional nunca fue homogéneo.

 

Emilio: Le da más democracia, más pluralidad.

 

Alejandro: La heterogeneidad le da vida al movimiento.

 

Martín: Néstor siempre decía: “¿Qué florezcan mil flores?”….

 

- ¿Estás seguro de que la frase es sólo de Kirchner?

 

Martín: Bueno… No, en realidad fue de Mao…

 

-   ¿Fue de Mao?- pregunta alguien descolgado por allí.

 

La relación entre los diferentes grupos

 

-    Son muchos grupos, ¿cómo se llevan entre ustedes?

 

Emilio: ¡Fantástico!

 

-    No estaríamos tan seguros… -respondimos desde MDZ.

 

Facundo: ¿En qué se basan para dudar?

 

- En que cuando los invitamos, uno por uno fueron vetando las presencias de otros y recomendando que en lugar de tal invitáramos a cual…

 

Adriana: Es natural que haya diferencias. Todos somos políticos…

 

Martín: Y eso pasa porque de lo que se trata nuestra militancia también es discutir por el poder. Si no vamos por el poder, no podemos cambiar la realidad.

 

Adriana: No todos tenemos la misma metodología.

 

Emilio: La metodología difiere, pero el inicio y el final es la acción y la concepción.

 

Martín: Creo que compartimos un mismo objetivo político hoy en día, que es profundizar lo que ha hecho el gobierno nacional.

 

Yamila: Todos estamos trabajando para el Paco y el Carlos.

 

Adriana: Algunas de las agrupaciones desarrollan su trabajo más en la universidad, otras en la oposición, otras en el oficialismo. Por eso hay diferencias, pero sólo eso.

 

Vanina: Hay algo que nos une: este modelo que todos defendemos con fuerza.

 

Juvenilia cristinista

 

 

-     ¿Sienten que ahora que Cristina levanta en todos lados la bandera de la juventud están más observados por el resto de la sociedad?

 

Yamila: Lo ves reflejado directamente en los cargos. No es casualidad que los jóvenes sean candidatos. Por primera vez esta mirada de Cristina da este nivel de espacio. Hace unos años se peleaba el “cupo de la juventud” y, de repente, no hizo falta pelearlo porque el motor de esta campaña somos los jóvenes.

 

Adriana: Hay chicos de la JP que antes ya tenían un espacio. Yo en Las Heras soy funcionaria municipal desde los 24 años.

 

Emilio: En la boleta está reflejado. No se si hay una boleta de algún otro partido político que abra tantos espacios a todos los sectores como lo está haciendo el peronismo.

 

Martín: Yo tomaría dos hitos del 2003 que fueron bisagra en la masividad de los jóvenes a la política: la militancia política no es una moda…

 

Graciana: ¡Es una vocación!

 

Martín: Llegamos al peronismo con una vocación de servicio hacia los sectores más humildes. Los dos hitos son los festejos del Bicentenario y la muerte de Néstor Kirchner. El desafío que tenemos es darle contenido.

 

Yamila: Durante mucho tiempo los únicos lugares de la juventud fueron para dirigir la JP, pegar carteles. Nada más.

 

Adriana: Eso era parte de un proceso histórico. Ha cambiado en todo sentido.

 

Facundo: Que el gobierno de Kirchner le haya dado protagonismo a los jóvenes es una medida típicamente peronista, porque el General hablaba de pasarle el gobierno a los jóvenes cuando se refería al “trasvasamiento generacional”.

 

La comodidad del momento y las “lolas” de Cristina

 

 

-   Antes costaba que metieran jóvenes en la política, ustedes lo han dicho bien. Pero eso los movía a proponer cambios, a ver lo que estaba faltando, a proponer cosas utópicas, diferentes… Ustedes hablan mucho de “defender el modelo”… ¿no es eso colgarse de las “lolas” de Cristina, porque le va bien, y evitan así promover cambios más profundos, porque están cómodos y les va bien así como están?

 

Graciana: No decimos que está todo genial: estamos militando con Cristina porque hay que profundizar el modelo. Estamos encaminados, pero faltan muchos pasos por dar, todavía. Hay diferencias de territorio en cada uno de nosotros. No es lo mismo los que están en el barro que los que estamos en la universidad. Acompañamos, festejamos porque Cristina todos los días nos da excusas para hacerlo. Hay que pasar de un “estado de derecho” a un “estado de justicia”. La justicia social tiene que ser real.

 

Emilio: Lo comparto. Pero hay que hacer un análisis contextual. Cuando el menemismo estaba en su apogeo y se colgaban del modelo “exitoso” de Menem, nosotros estábamos dando la discusión política. En aquella época salíamos con propuestas a combatir. Nosotros no nos colgamos de las “lolas”, de las faldas ni de nada. Nos colgamos de las ideas porque las compartimos.

 

Alejandro: Nosotros impulsamos una reforma del sistema tributario y financiero, resabios de la dictadura y de la década menemista.

 

Leandro: Estamos reeditando el ciclo que se cortó en el 76. Estamos reeditando lo que aquellos jóvenes estaban haciendo, ir al frente y expresar un sentimiento.

 

Graciana: No es una juventud por la juventud misma. Somos laburantes, militantes, estudiantes, somos familia. Tenemos nuestros espacios de inserción militante y nuestra actividad.

 

Yamila: Los jóvenes participamos antes desde las ONG y ahora no tenemos miedo de estar en política. Nos estamos visualizando.

 

- ¿Y los otros partidos? ¿Cómo ven a los jóvenes de sus propias filas?

 

A coro: No, para nada.

 

Adriana: Las discusiones han estado siempre. Tenemos grandes batallas con la dirigencia siempre. Para nosotros no es lo mismo otro partido.

 

Yamila: No somos “subordinación y valor”.

 

Graciana: Allende decía que “ser joven y ser revolucionario es contradictorio”. Si vos podés tener un militante conduciendo un lugar de poder, mejor.

 

Emilio: Se están dando discusiones izquierda y derecha. Se dan discusiones políticas. Lo que antes discutíamos en la facultad se da en los barrios.

 

Martín: En mi experiencia de militancia universitaria, con muchos dirigentes juveniles de la Franja Morada tengo muy buena relación. Hoy en día a mi no me gustaría estar en la piel de ellos. Lo digo bien. El hecho de que ellos no tengan una referencia política fuerte es difícil. Están totalmente desolados. Eso tampoco es positivo porque el radicalismo ha sido una fuerza importante en la historia. El desafío es tomar las banderas que el yrigoyenismo también planteó. En algún momento tenemos que sentarnos a plantear políticas de Estado con dirigentes del radicalismo. Pero hoy la oposición no es constructiva.

 

Graciana: El sentido de la crítica de la oposición es destructiva, porque son fanáticos. Tienen una intención de mezquindad.

 

Alejandro: La Asignación Universal nadie puede decir que hay marcha atrás y es increíble que haya habido gente de nuestra edad que se oponía.

 

Yamila: Está la idea de que todo lo que hizo el anterior no sirve. Hay que tener la grandeza de reconstruir.

 

Emilio: Hay que dividir a la oposición en dos. Lo que hay que perder es el gorilismo. Vos sos opositor, pero si no lo compartís, respetalo por lo menos. Lo que no puede la oposición es el gorila.

 

-   ¿Nos dan una definición aceptable de “gorilismo”?

 

Emilio: Gorila es aquella persona que antinacional y como identifica al peronismo con eso, lo desprecia.

 

-   ¿Y quién tiene el “gorilómetro”?

 

Emilio: Esas son chicanas que hacemos, nada más…

 

Graciana: Cuando ya te vienen con esto de la chicana barata, lo único que se te ocurre decir: “bueno, sos un gorila”.

 

Facundo: El que lo resume claramente es Jauretche. Gorila es el que piensa que todo lo que viene de afuera es bueno y todo lo de adentro es malo. Nace en “Civilización y barbarie”. Los grandes medios que se esconden debajo de un manto de objetividad les dan el Ok para decir lo que quieran. Cuando más cerca del aparato cultural dominante estás,  te ubicás más lejos del pensamiento popular.

 

Emilio: Los países que crecen son los que generan la síntesis. Hoy lo está logrando el modelo nacional y popular, como lo ha logrado siempre. Hay dos pensamientos bien identificados: el de Mitre y el otro.

 

Facundo: El partido radical se identifica con la Internacional Socialista. El Pro y el PD son liberales, tienen que ir a buscar las cosas.

 

- Bueno, el Justicialista es miembro de la Internacional Demócrata Cristiana…

 

Facundo: Yo para hablar de proteccionismo no necesito hablar de Keynes, tengo que hablar de Perón. Si hablo de guerrillas hablo de Güemes, no de Guevara. Prefiero la mirada hacia adentro.

 

Martín: Nosotros no nos sentimos una vanguardia iluminada. A pueblo no lo interpretamos como “bruto”. Nos identificamos y surgimos de las entrañas del pueblo.

 

Emilio: Nosotros destacamos el rol de gaucho, no lo denostamos.

 

Alejandro: Durante años nos hicieron creer que somos un desprendimiento de Europa.

Somos hermanos de los latinoamericanos. Y hoy en diversos procesos eso está claro.

 

Graciana: Vamos al fortalecimiento de la Unasur y creo que vamos a estar del mismo lado pelando. Vamos a ser una Patria grande y no una patria chica.

 

Alejandra: El Mercosur sancionó este año el Código Aduanero…

 

Facundo: …El Banco del Sur…

 

Emilio: Pero fíjense ustedes que en algún momento, como yo lo veo caminando la calle, la gente de clase alta adhiere al modelo que tenemos, que han mejorado su situación económica. Hay una conducción policlasista.

 

Graciana: Un verdadero frente de unidad nacional no se hace solo con la clase obrera.

No somos “clase o anticuase”. Yo me parezco más al quiosquero del barrio que al conductor de una multinacional.

 

Kirchnerismo sin Kirchner, “¿cristinismo sin Cristina?”

 

 

- ¿Se imaginan un futuro sin Cristina? ¿Lo creen posible? En Venezuela hubo una gran frustración en las huestes de Chávez cuando él mismo se instauró como líder único, cerrándole las puertas a la posibilidad de que el proceso continúe con otro.

 

Emilio: Tanto Cristina como Néstor generaron formación de cuadros.

 

Graciana: Chávez aprendió de Perón.

 

Emilio: Los grandes herederos de Perón son Cristina y Néstor Kirchner. La gente de 40 para arriba es la que se crió en la lucha de “Perón vuelve”. Perón dejó un mensaje, una obra, una doctrina. Es el movimiento político más importante del mundo Esto no es una monarquía que dice “yo me voy y le heredo el poder a un hijo”.

 

-   ¿No?

 

Emilio: No.

 

Martín: ¿Qué pasa después de CFK? Seremos nosotros los que sostendremos el proyecto, con soberanía política y con las bases que nos dejó Perón con la Comunidad Organizada y el Proyecto Nacional. No fue casual que de los 30 mil desaparecidos hayan sido militantes políticos. Nuestro gran desafío es formar cuadros políticos que sepan darle continuidad a todo esto.

 

Emilio: Esto es como una familia. Lo mejor que te puede dejar tu viejo. Lo mejor que nos pueden dejar Perón, Evita y Kirchner es la educación, la vida política y la militancia.

 

Martín: De nada sirve estar buena persona, ser honesto y estar comprometido, porque si no estás formado, en vez de dar soluciones, vas a hacer desastres.

 

Graciana: la formación implica entender cuáles son las desviaciones que te pueden dar estar en el poder.

 

Yamila: La política no está exenta de que haya gente mala. Nuestra vida es la militancia. Yo me he querido ir 500 veces. Pero lo tomás como que es tu vida. Y lo primero que hacés es ver los diarios y estás todo el tiempo pensando.

 

Todos se esforzaron por recalcar que "trabajaremos por el Paco y el Carlos". Como si hubiese alguna duda. 

 

De todos modos, corrieron raudamente a sus ocupaciones políticas o de gobierno, o a ambas en simultáneo. "La juventud está viva", dijeron y demostraron. Celebraron que puedan hacerlo sin ocultarse detrás de otras fachadas. Prometieron, finalmente, que cambiarán al país: siguen siendo rebeldes, aseguran,  a pesar de la adhesión cerrada a Cristina.

Opiniones (1)
21 de noviembre de 2017 | 07:17
2
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 07:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Subordinacion y $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$ jaja no son creibles
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia