Se presentó el III volumen de la edición crítica de la obra completa de Borges

"A Borges hay que roerlo para llegar a Borges", dijo el presidente de la Academia Argentina de Letras, Pedro Luis Barcia. Estuvieron María Kodama, Alberto Díaz y el responsable académico del volumen, Rolando Costa Picazo.

"Se ha cerrado con este volumen lo que Borges llamaba el `corpus creativo`", afirmó Barcia. "Es la más seria, minuciosa y completa edición anotada que se haya hecho hasta la fecha sobre un autor argentino".

"Borges, como todos los clásicos, es un merecimiento, no un regalo; una lectura pide un peaje y en esto no hay peaje con tarjeta electrónica, hay que superar las barreras para formar espíritu crítico: para eso esta edición", subrayó.

El tercer volumen de la edición crítica, publicada por Emecé, abarca el periodo que va desde 1975 hasta 1985 y está conformado por "El libro de arena"; "La rosa profunda"; "La moneda de hierro"; "La cifra"; "Historia de la noche"; "Siete noches"; "Nueve ensayos dantescos"; "La memoria de Shakespeare" y "Atlas".

Por su parte, Costa Picazo, responsable de la edición, graficó su trabajo con un ejemplo: el poema "Herman Melville", del libro "La moneda de hierro", "que suelo usar en clases de literatura comparada, ya que hay varios poemas con el mismo nombre", explicó.

"Mis notas ayudan a ubicar a este poema en su contexto; remito a otros libros de Borges a partir de estos versos no rimados, como `Historia de la eternidad`, donde hay un estudio hecho por el escritor sobre determinadas formas", señaló.

El libro "es para todo nivel de lectores; explico las palabras que resultan difíciles para el lector ajeno a Borges, como el significado de arquetipo, metáfora, parábola o paradoja -enumeró-. También propongo una historia de la metáfora, a partir de las veces que Borges se refiere a ella, y explico cómo apareció con gran frecuencia en sus primeros poemarios hasta ir disminuyendo gradualmente".

"Continúo este estudio de la metáfora hasta llegar a la instancia en que la opinión de Borges es despiadada: `la metáfora es un desmandamiento del énfasis, una tradición del mentir, una `cordobesada` en que nadie cree; sin embargo, no podemos prescindir de ella`".

A su turno, Kodama expresó que "fue una emoción para mí realizar el epílogo de esta obra completa que se asemeja al Aleph, porque en ella confluyen universos alineados en un jardín de senderos que se bifurcan".

"Esta obra es acaso comparable con la de Leonardo Da Vinci: llena de imaginación y de videncia. El mérito de la edición está en el futuro a estudiar".

Entretanto, el director de Emecé, Alberto Díaz, aseguró que "Borges modeló y estiló nuestra lengua como nadie. Como editores no nos podíamos privar de encarar un proyecto de semejante envergadura: esto constituye no sólo un orgullo editorial sino también un aporte cultural de primer orden".

El primer volumen de esta edición crítica abarca el período que va desde 1923 hasta 1955 y está conformado por "Fervor de Buenos Aires"; "Luna de enfrente"; "Cuaderno San Martin"; "Evaristo Carriego"; "Discusión"; "Historia universal de la infamia"; "Historia de la eternidad"; "Ficciones" y "El Aleph".

El segundo, de 1952 a 1972, lo conforman "Otras inquisiciones"; "El hacedor"; "El otro, el mismo"; "Para las seis cuerdas"; "Elogio de las sombras"; "El informe de Brodie" y "El oro de los tigres".
En Imágenes