Los pequeños productores de uva ya tienen su federación nacional

La Federación de Cámaras Vitícolas de la República Argentina fue creada en 2011 con el objeto de promover la mejora económica y social de los pequeños y medianos productores vitícolas de las zonas productivas argentinas. La presentación oficial fue el sábado en Tupungato y asistieron cerca de 200 productores de uva para vinificar de toda la provincia.

Creada en 2010, la Federación de Cámaras Vitícolas de la República Argentina ya ocupa el lugar previsto por el Plan Estratégico en el Directorio de la Corporación Vitivinícola Argentina. A partir de ahora, esta entidad representará a las cámaras regionales en los ámbitos institucionales donde se debate la problemática estructural del sector. El 10 de septiembre presentará su agenda de prioridades y acciones en el Primer Almuerzo de la Producción Vitícola.

La Federación de Cámaras Vitícolas de la República Argentina fue creada en 2011 con el objeto de promover la mejora económica y social de los pequeños y medianos productores vitícolas de las zonas productivas argentinas.

“Esta institución, que reúne a las tradicionales cámaras regionales, se propone también gestionar ante los organismos públicos y privados, la transferencia tecnológica y la asistencia económica financiera para el desarrollo de las explotaciones vitícolas para hacerlas económicamente viables”, explica el presidente de la Federación, Pablo Asens, quien a su vez es titular de la Cámara de Industria, Comercio y Agropecuaria de San Rafael. “Buscamos fomentar el encuadramiento de las distintos regiones en el Plan Estratégico Vitivinícola a fin de potenciar sus beneficios para la producción primaria y difundir, a través de acciones de promoción y comunicación, la historia y las características de los productos y zonas del país”, agregó el vicepresidente de la Federación, Horacio Meli, representante de la Cámara de Agricultura, Industria, Comercio y Ganadera de Tupungato.

“Entre los grandes temas que esta Federación se propondrá analizar están el de Ley de Corresponsabilidad Gremial, la competitividad del sector y la problemática del agua”, manifiesta José Luis Lanzarini, quien preside la Cámara de Rivadavia y desde esta pertenencia gremial participa en la Federación.



Las cámaras integrantes
Las bodegas de cada región vitivinícola se agrupan en Cámaras regionales y éstas son la que conforman la Federación de Cámaras Vitícolas de la República Argentina, institución de segundo grado. Las entidades agrupadas son:
- Cámara Empresaria de Rivadavia;
- Cámara de Comercio, Industria y Ganadería de General Alvear;
- Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Tunuyán;
- Cámara de Agricultura, Industria, Comercio y Ganadera del Valle de Uco;
- Sociedad Rural del Valle de Uco;
- Cámara de Productores Vitícolas de San Juan.

Una voz regional
Los representantes explicaron que la Federación de Cámaras Vitícolas “surge ante la necesidad latente de una entidad con representación que se convirtiera en la voz de los problemas estructurales del sector. Es importante resaltar que el Plan Estratégico Vitivinícola 2020 consideró, desde el comienzo, un lugar para las cámaras regionales del país, y que éstas ahora ocupan ese espacio de representatividad a través de la Federación de Cámaras Vitícolas”. De este modo, la situación de miles de productores se incorpora a los temas que aborda la Corporación Vitivinícola Argentina.

En su contundente crecimiento, la Federación ha logrado ocupar un importante lugar en el Directorio de la Corporación a partir de la vicepresidencia de Pablo Asens, quien está al frente de la novel Federación.

“La fortaleza del Plan Estratégico Vitivinícola es la diversidad de voces que integra, característica inherente de nuestra vitivinicultura y de la Argentina. De la misma manera, la Federación integra esta diversidad. No pretendemos que reemplace el importante papel de las Cámaras en sus territorios sino más bien, revitalizar este rol. La Federación es un gran avance porque aunque las Cámaras regionales existían, no tenían peso en las decisiones. A partir de ahora, los planteos regionales tendrán un ámbito institucionalizado, capaz de escuchar y contener a cada región y ver cuáles son los grandes temas comunes para evaluarlos conjuntamente”, aseguró Pablo Asens.

“Mendoza, y también San Juan, son las provincias más organizadas en este tipo de entidades; por eso, el gran desafío de la Federación es sumar a otras Cámaras Vitícolas regionales del resto del país, para que todas las zonas y sus problemáticas estén representadas”, subrayaron los dirigentes vitivinícolas.

Una de las tareas que se ha propuesto realizar la Federación es impulsar los planes regionales, “especialmente en las regiones donde aún no se han delineado acciones con visión de largo plazo. Un buen ejemplo es el plan del Este mendocino, que ya está trabajando en función de objetivos estratégicos”, resaltó el vicepresidente de la Federación de Cámaras, Horacio Meli.
La Federación se presentará en sociedad el próximo 10 de septiembre en un almuerzo al que están invitados todos los productores y empresarios del sector, las instituciones vitivinícolas, autoridades municipales y provinciales y referentes de la vida económica, política y social de Mendoza.

Opiniones (0)
22 de enero de 2018 | 07:05
1
ERROR
22 de enero de 2018 | 07:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El ciclón que congela a los Estados Unidos
    4 de Enero de 2018
    El ciclón que congela a los Estados Unidos