Deportes

Con oficio y personalidad, Argentina respondió al llamado de Londres

Con estos, entre otros atributos, el seleccionado argentino de básquetbol responde al llamado de Londres 2012 y estará en una nueva cita olímpica, por tercera vez consecutiva.

La obtención del título en el Preolímpico de mar del Plata, luego de derrotar en la final a Brasil por 80-75, no sólo garantizó quedar en lo más alto del ámbito continental sino también la eterna vigencia de un grupo de jugadores que, no en vano, pasarán a la historia como los componentes de la `Generación Dorada`.

`Londres llama` (London Calling) se transformó en la clave que utilizaba la cadena radial BBC para informar a los ciudadanos ingleses de lo que ocurría en la Segunda Guerra Mundial. Años más tarde se erigió en un clásico inoxidable de la agrupación The Clash, aquella que permitió un giro y una manera distinta de interpretar al rock británico, allá por la década del `80.

La selección de básquetbol de la Argentina, aquí el punto de la comparación, también modificó la forma de entender a los representativos nacionales de distintos deportes.

Es que la conjunción de talentos naturales únicos (Emanuel Ginóbili, Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino o Fabricio Oberto son solamente algunos ejemplos) más la solidaridad de todos y una dinámica de conjunto inigualable ha hecho que el público argentino exprese una confianza que no le exhibe, quizás, a ningún otro equipo nacional, cualquiera sea la disciplina.

"No estamos en la elite del básquetbol solamente por sumar años. Estamos, a pesar de sumar años, porque hay muchos valores que se trasmiten y permanecen vigentes", explicó Scola, capitán, figura y goleador, elegido además `Jugador más Valioso` (MVP) del torneo marplatense que entregó la clasificación a la cita olímpica del año entrante.

"La gran mayoría de nosotros juega mejor con el paso del tiempo y el mejor ejemplo es `Manu` (Ginóbili). Pasan los años y está más inteligente, más jugador, es más difícil marcarlo no sólo en estos torneos sino también en la NBA", elogió el ala pivote de Houston Rockets.

"Cada año que pasa me doy cuenta de que me cuesta cada vez más llegar bien al arranque por una cuestión física, pero las ganas se mantienen intactas", resumió `Luifa`.

Para ganar el noveno torneo clasificatorio de las Américas, el equipo de Julio Lamas utilizó el alto promedio de edad (31,9 años) para dosificar esfuerzos o mostrar personalidad e inteligencia en varios de sus exponentes en momentos claves de partidos. El bagaje de experiencia hizo el resto.

Tal vez la única `mancha`, admitida hasta por el propio Ginóbili, radicó en el hecho de que no existió, por momentos en el campeonato, ese aceitado funcionamiento colectivo `marca registrada` en equipos que pasaron por Rubén Magnano, Sergio Hernández o el actual Julio Lamas.

En pasajes del Preolímpico marplatense, el seleccionado apeló más a los arrestos individuales, a las `patriadas` de sus figuras antes que a la paciencia para diseñar ofensivas más claras. Pero no hay dudas que en la columna de la izquierda hubo más cosas por destacar que en la de la derecha.

The Clash quedó en la historia de la música rock no sólo por piezas o composiciones que combinaron armoniosamente melodía y letra. Tan grande habrá sido su influjo para el público británico y de otras partes del planeta que las autoridades del Comité Organizador de los Juegos Londres 2012 eligieron a London Calling como la canción `símbolo` de la competencia. Joe Strummer, seguramente, no hubiera adherido a la elección.

El seleccionado, por lo diseñado desde el Premundial Neuquén 2001, también permanecerá en la historia, no sólo del básquetbol sino también en cualquier volumen del deporte argentino.

Por la coherencia dirigencial de designar entrenadores con logros y reconocido prestigio, por la inteligencia y manera de entender el juego que experimentan los distintos exponentes y, fundamentalmente, por una mentalidad grupal muy fuerte y por un respeto que impide que los jugadores se sientan "mejores que sus rivales" hasta antes de que la pelota naranja esté en el aire. Esos son algunos de los atributos de un equipo distinto.

"Estos chicos son bárbaros. A todos lados a los que van piden permiso y luego dan las gracias", sostuvo días atrás Marcelo Figueras, emblemático fotógrafo de las distintas selecciones argentinas del básquetbol, que resumió su arte en el libro `Elegidos`, concepto que distingue a los protagonistas de la `Generación Dorada`.
Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 20:22
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 20:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California