Dos parientes: lo accesible y lo asequible

Estos términos muchas veces se confunden en cuanto a su uso y significado. La lingüista Nené Ramallo explica las diferencias que los unen y los separan desde lo etimológico para su correcta aplicación.

A veces, en la expresión cotidiana, dudamos al aplicar dos adjetivos muy parecidos en cuanto a su pronunciación y, también, muy cercanos en cuanto a su significado, aunque no llegan a ser sinónimos totales: se trata de ‘accesible’ y ‘asequible’.

El adjetivo ‘accesible’ está relacionado con el verbo ‘acceder’, de procedencia latina (accedere = llegar, acceder) ya que su significado es “persona o cosa a la que se puede acceder o llegar sin dificultad”: “Todos pueden comprar esos libros ya que la editorial los vende a precios muy accesibles”. Cuando este adjetivo está referido a una persona, toma la acepción de “que es de trato fácil o afable”. Así, “Leonardo es tan accesible que, a pesar de su sabiduría, resulta muy agradable conversar con él”.

Si queremos referir el adjetivo ‘accesible’ a un escrito o a una idea, entonces su significado es el de “comprensible, inteligible”. Entonces, “Le recomiendo que consulte esa obra crítica, muy accesible por su redacción y por su estructura”. El común denominador de estas aplicaciones de ‘accesible’ es la idea de la facilidad con que es posible llegar a una cosa, a una idea, a una persona, porque el camino está libre y sin dificultades.

Suele confundirse con el adjetivo ‘asequible’, con un parecido en la pronunciación e, incluso, con un cruce en el significado, ya que tiene el valor de “que se puede conseguir o adquirir”. Empero, su etimología latina es distinta ya que proviene del verbo assequor – assequi = obtener, conseguir. ¿Cuándo lo usaremos? En aquellos contextos en que dé idea de facilidad para obtener algo: “Los precios de los créditos para vivienda serán, finalmente, asequibles para la clase media”.

Precisamente, el diccionario académico, dice que, referido a precios, toma el valor de “moderado”: “Han presentado un nuevo formato de esa obra, en encuadernación rústica y de precio asequible para estudiantes”. Si el adjetivo se refiere a un rival, su valor es el de “que se puede vencer”: “Está tranquilo ante el partido pues el adversario es un rival asequible”. Donde verdaderamente se produce el cruce entre los dos adjetivos es en lo relacionado a la inteligibilidad de un texto: “Se trata de una obra asequible para el hombre común, no únicamente para el especialista”.

Una característica de este segundo adjetivo es que, muchas veces, está acompañado de un complemente con A o PARA: “Han diseñado una nueva versión de ese auto, asequible para gente de recursos más modestos”.

Hay que evitar, en el caso de ‘asequible’ una pronunciación incorrecta que trata de convertir la S en doble CC: la forma ‘accequible’ no solamente es incorrecta sino que no existe.

* Nené Ramallo es la directora del Departamento de Letras, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo; es lingüista, especialista en dialectología.

Opiniones (3)
10 de Diciembre de 2016|21:17
4
ERROR
10 de Diciembre de 2016|21:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¿Cómo se definen a los nativos o habitantes de Godoy Cruz? Porque algunos lo esciben godoycruceños y otros godoicruceño. Yo sé que hay una regla ortográfica que dice que la ye debe trasnformarse en i en algunos casos, pero no sé si se aplica a los gentilicios. Agradecería una nota al respecto, ya que hasta ahora todas han sido muy claras y útiles.
    3
  2. Quisiera saber si existe similitud entre ambos. Gracias.
    2
  3. Gracias, Nené... Además de ser accesibles y asequibles, tus explicaciones nos han resultado definitivamente excelentes!
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic