Deportes

Scola fue el más destacado de la Generación Dorada

El capitán Luis Scola brilló en el Preolímpico de básquetbol de Mar del Plata y se erigió en la figura del seleccionado que obtuvo el título y la clasificación a Londres 2012. También fueron importantes Prigioni, Delfino y Ginóbili.

Luís Scola fue el destacado en el Preolímpico de básquet. También fueron importantes en el engranaje del funcionamiento colectivo las estrategias planteadas por el DT Julio Lamas y los rendimientos del base Pablo Prigioni, el alero Carlos Delfino y el escolta Emanuel Ginóbili.

Este es el análisis de cada uno de los 12 jugadores que consiguieron la tercera participación consecutiva argentina en la cita olímpica.

Luis Scola: El jugador de Houston Rockets, elegido el más valioso (MVP) del torneo, fue el arma letal de la llamada `Generación Dorada`. Prácticamente fue un problema para todos sus marcadores. En el `uno contra uno` fue imparable y funcionó muy  bien su jugada de `pick and roll` (pared y desmarque) con Prigioni.

`Luifa` terminó como el máximo goleador con 214 tantos (21,4, de promedio), fue el sexto rebotero con 6,3 y el quinto jugador al que más faltas le cometieron (4, 7 por juego).

Pablo Prigioni: La nueva figura de Caja Laboral de España sigue creciendo, ha adquirido una gran madurez y cada vez maneja mejor los tiempos. Se convirtió en el mejor conductor (cuarto mejor pasador con 4,7 asistencias) y séptimo `robador` con 1,6 de promedio por encuentro.

Además, el cordobés se destacó también en un rubro en el que nunca había sobresalido: primero en porcentajes de triples, con 25 aciertos de 41 intentos (61 por ciento).

Carlos Delfino: Sin dudas no fue el mejor torneo que disputó el `Lancha`, ya que fue utilizado en una posición incómoda por su característica (alero), en la que no está acostumbrado a jugar.
No obstante, el santafesino fue importante en algunos partidos por su marca, por la toma de rebotes y por ese vigor y enjundia que pone en el rectángulo de juego.

Emanuel Ginóbili:  Tal vez haya jugado uno de los torneos más flojos con la camiseta de la selección argentina. Sin embargo, el zurdo bahiense fue clave en pasajes de partidos y, por ejemplo, decidió los dos juegos ante Puerto Rico. Pero en el aspecto deficitario, el astro de los Spurs se mostró caprichoso y empecinado en querer definir solamente él y tampoco se mostró eficaz en buena parte de sus lanzamientos.

Pese a lo apuntado, `Manu` fue primero en promedio de aciertos en libres (87,5 por ciento), tercero entre los goleadores (158 tantos), sexto en asistencias (4 por partido), séptimo en robos (1,5) y también estuvo entre los que más pelotas perdieron
(2,7).

Federico Kammerichs: El nuevo jugador del Flamengo de Brasil había tenido escasa intervención hasta la lesión de Andrés Nocioni en el primer duelo con Brasil (71-73). Pero cuando el DT Lamas lo utilizó, el correntino no defraudó.

Fue baluarte en la defensa argentina, con muchos rebotes, recuperos y tapones (terminó segundo en ese rubro con 1,4 por juego).

Hernán Jasen: el bahiense es el obrero, el peón del equipo. El jugador que entra a la cancha y se brinda por entero. Aportó marca, sacrificio, tiro exterior y rebotes. Un gran recambio para el técnico.

Andrés Nocioni: No fue el `Chapu` que deslumbró en otros torneo, pero aportó sacrificio y peleó cada pelota a muerte. También acumuló rebotes y gol desde la media distancia. La lesión que sufrió en el salto inicial del primer partido con Brasil le impidió seguir afectado al equipo con la eficacia de siempre. Apenas pudo actuar 8m. 22s. en la semifinal ante Puerto Rico, pero muy disminuido físicamente.

Fabricio Oberto: otro de los jugadores que no estuvo en plenitud con su cuerpo. A raíz de un desgarro, el cordobés llegó con lo justo. Y a medida que fue avanzando el campeonato, el pivote aportó lo que suele hacer: tomar rebotes bajo el tablero, encargarse del `trabajo sucio` y cortinar a sus compañeros para que hagan los mejores tiros. Su trabajo no se ve pero es muy importante. Además es uno de los referentes de esta `Generación Dorada`

Juan Ignacio Sánchez: El bahiense retornó a la selección con otro rol, el de darle minutos de descanso a Prigioni. No tuvo mucho tiempo, pero cuando jugó aportó su visión, experiencia y oficio.

Juan Gutiérrez: El pivote de Obras Sanitarias fue de mayor a menor en su juego. Comenzó siendo un jugador importante en la rotación, especialmente, cuando Oberto no estuvo disponible en los primeros partidos. Gravitó en los rebotes, pero falló en la definición. En los últimos juegos perdió la confianza del entrenador y no fue utilizado.

Paolo Quinteros: El entrerriano fue otro de los jugadores que  contó con pocas oportunidades. De goleador en el primer encuentro con Paraguay (19 tantos) pasó a perder minutos en el rectángulo. Además lo afectó un virus estomacal y no actuó en el tramo final.

Martín Leiva: El pivote de Peñarol jugó pocos minutos como para juzgar su desempeño.
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 06:58
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 06:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México