El Gobierno admite casos de tos convulsa, pero "no hay brote"

Desde el Ministerio de Salud local admitieron que se han detectado casos de tos convulsa en lo que va de 2011, aunque aclararon que "no hay un brote". Destacaron el funcionamiento del plan de vacunación, "que en Mendoza va a las escuelas". Sin dar cifras, expresaron: "El número de casos es el habitual".

En Mendoza este invierno se han detectado casos de tos convulsa, aunque la cifra de afectados no es alarmante para el Gobierno.

Sin brindar los números que la Provincia tiene registrados, Adriana Koch, directora de Epidemiología, manifestó: “Estoy en mi casa. Aquí no tengo las planillas sobre los casos registrados en lo que va del año, pero sí hemos detectado casos en la provincia. Pero el número, que ahora no recuerdo en detalle, no manifestó que haya un brote de la enfermedad. Son los casos que se observan habitualmente de esta afección respiratoria”.

Además, Koch afirmó: “Estamos vacunando contra la tos convulsa porque está en el calendario y principalmente se aplica a los niños menores de un año. Tenemos una excelente cobertura contra esa enfermedad, que para ser confirmada en una persona requiere de un análisis de laboratorio especial. Además, tenemos los refuerzos que marca el calendario de vacunación escolar”.

En ese sentido, la funcionaria de Celso Jaque, destacó: “Mendoza es un caso particular respecto de lo que sucede en otras provincias. En Mendoza vamos hasta las escuelas a vacunar. Esto no sucede en otras provincias”.

Advirtió, sin embargo, que “hay que tener mucho cuidado para afirmar que hay casos de tos convulsa, ya que mayormente cuando llega un chico a la guardia de un hospital o un centro de salud el médico puede diagnosticar síndrome coqueluchoide, lo cual refiere a que tiene sospechas de estar ante un caso de tos convulsa que requiere ser confirmado a través de un análisis de laboratorio”.

Apuntó también que “en el Hospital Notti, afortunadamente, tenemos el PCR, que es una técnica de biología molecular que nos permite ahora tener la respuesta en sólo 48 horas. Con la técnica anterior, el análisis demandaba unos 15 días. El proceso se inicia cuando se toma una muestra al posible enfermo que al menos presenta una tos de tipo perruna. Se trata de un isopado faríngeo”.

Tos convulsa / Coqueluche

Cuadro clínico: Es una enfermedad que ataca principalmente a niños en la primera infancia, especialmente en aquellos grupos que sufren exclusión social, donde muchos de ellos no tienen una cobertura de vacunación adecuada, lo que los hace vulnerables ante el agente etiológico. Generalmente comienza con un episodio catarral inespecífico, tos irritante, que luego va evolucionando hacia accesos paroxísticos, que pueden durar una y hasta dos semanas. El cuadro de tos irritativa puede prolongarse de 1 a 2 meses o más.

Síntomas del Coqueluche

Los paroxismos se caracterizan por ataques repetidos y violentos de tos. Es de destacar que esta enfermedad tiene un tipo de tos que la distingue de otras patologías respiratorias: las crisis de tos se producen en serie y cada una de ellas comprende innumerables accesos sin inspiración intermedia (llamadas quintas), seguidos por un estridor respiratorio muy característico (llamado estridor laringeo). Muchas veces culmina en un episodio de vómitos.

Como ya se mencionó, en poblaciones vulnerables, no inmunizadas y especialmente en las desnutridas, que suelen padecer múltiples infecciones intestinales y respiratorias, esta enfermedad causa el mayor volumen de muertes (en lactantes y niños de corta edad). La causa más común de defunción la constituye la complicación por neumonías y/o encefalitis agregadas.

Los humanos son los únicos huéspedes y se contagian a través de las gotitas de pfluge (gotitas que se excretan al toser o estornudar proveniente de las secreciones nasofaríngeas) que se diseminan.

Diagnóstico: se confirma identificando la bacteria por el examen bacteriológico del exudado nasofaríngeo.

Tratamiento: antibióticos específicos y sedación de la tos.

Prevención: vacuna triple bacteriana o doble.

Es muy importante recordar que no hay inmunidad transplacentaria, por lo que un recién nacido puede padecer la enfermedad.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 14:53
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 14:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes