Números reservados del radicalismo: si hay corte de boleta, ganan

La encuesta más reciente encargada por el radicalismo ratifica la dependencia del corte y la necesidad de despegarse de Alfonsín. Dice que la imagen de Iglesias no fue afectada por el golpe electoral de las primarias y que un 19% de los cristinistas lo votarían.

En el radicalismo tenían la percepción de que era así. Pero ahora lo confirmaron: dependen netamente del corte de boleta para tener alguna chance de ganar las elecciones en octubre. En la primera encuesta realizada a pedido de ese partido luego de las primarias, quedó más que claro que Ricardo Alfonsín es un lastre para la UCR local. De hecho, la intención de voto “juntos” entre Iglesias y Alfonsín no llega al 5 por ciento. Y, en cambio, un 19% de los encuestados (con simulación de boletas) votaría a Cristina Fernández para presidenta y a Iglesias como gobernador.

Según los analistas de la consultora Reale Dalla Torre, el resultado electoral del 14 de agosto no ha hecho menguar la imagen de Roberto Iglesias, quien sigue siendo el candidato con más apoyo cuando se pregunta en solitario. Pero sí ha clarificado la estrategia a seguir. Además del corte de boleta, al radicalismo le conviene que la elección siga polarizándose con el PJ como único rival. En ese sentido, por ahora relativizan el impacto de la aparición de Luis Rosales como candidato del PD que pueda terciar.

 

Según la encuesta, realizada entre el 31 de agosto y el 2 de septiembre en el Gran Mendoza, San Rafael y San Martín (con 1.200 entrevistas presenciales), el candidato radical tiene un 46% de intención de voto, contra un 40% de Francisco Pérez, teniendo en cuenta el arrastre y el corte de boleta. Claro que todo es teoría y cruce de variables, pues en la consulta casi el 53% de los encuestados dijo que cortaría boleta, algo que sería histórico. El otro dato relevante es el crecimiento del candidato a presidente del socialismo, Hermes Binner. Según la encuesta, la intención de voto para él creció a un 11 por ciento, pero con un grado de conocimiento del 53%, es decir que es el que más tiene para crecer.

Cortá, cortá

“El primer dato importante es que el resultado de las primarias casi no ha afectado a Iglesias, porque sigue midiendo igual. Es el candidato que tiene el electorado más cautivo”, aseguró Martha Reale, una de las estrategas de la campaña de Iglesias.

En una consulta simple sobre a quién se prefiere votar para gobernador, Iglesias obtuvo un 46,8% de las preferencias contra un 38,4% de Francisco Pérez.

Cuando la consulta se hizo con simulación de boletas, quedó claro el panorama para los radicales. La dupla Francisco Pérez-Cristina Kirchner obtuvo el 31,69% de las preferencias, mientras que Iglesias-Alfonsín fue “votado” por sólo el 4,59% de los encuestados, mientras que un 52,79% eligió cortar boleta.

En esa proyección hay datos curiosos. La composición del "voto cortado" de Iglesias incluye un 19% de cristinistas, un 10,5% de votantes que eligen a Rodríguez Saá como presidente y otro 7% que vota a Binner. “El escenario hoy marca una ventaja para Iglesias, porque tiene sólidos sus números. Depende de que el corte de boleta se concrete, y eso no se puede pronosticar. El resultado está abierto”, aseguró Martha Reale.

Según la analista, hay un 9% de votantes que oscila entre uno y otro candidato.
Todo es tan relativo que en la misma encuesta en la que los consultados prefirieron a Iglesias también ponderaron al Partido Justicialista en las preferencias para gobernar. Es que en la pregunta sobre el “color partidario” que prefiere para el próximo gobernador, el 42% optó por el PJ, el 41% por la UCR y el 6,9% el PD.

La otra parte de la estrategia de campaña incluye provincializar al máximo el debate y tratar de que la gente asocie a Francisco Pérez con Celso Jaque.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 10:14
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 10:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes