Asignación universal por hijo, aumentó un 22,7%

En un acto fuera de agenda y armado a las apuradas, Cristina Kirchner anunció ayer al mediodía una suba en la asignación por hijo, que pasó así de los 220 pesos actuales, fijados en julio del año pasado, a $ 270, lo que representa un aumento del 22,7 por ciento.Además, en un gesto para el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, la Presidenta modificó el pago de la asignación familiar de los trabajadores en relación de dependencia

En un acto fuera de agenda y armado a las apuradas, Cristina Kirchner anunció ayer al mediodía una suba en la asignación por hijo, que pasó así de los 220 pesos actuales, fijados en julio del año pasado, a $ 270, lo que representa un aumento del 22,7 por ciento.

Además, en un gesto para el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, la Presidenta modificó los topes para el pago de las asignaciones familiares de los trabajadores en relación de dependencia, una promesa que le había hecho Cristina en persona al líder sindical.

La central obrera había manifestado cierta impaciencia por la demora de la Presidenta en avanzar con los cambios en las asignaciones. Había sido la prenda de negociación que usó Cristina Kirchner para destrabar el acuerdo por la suba del salario mínimo, vital y móvil, hace dos semanas. Entonces, le había pedido a Moyano que bajara sus expectativas de aumento a cambio de ese beneficio.

Los nuevos rangos para el cobro de las asignaciones familiares quedaron así en 270 pesos para quienes tengan ingresos por 2800 pesos (antes el tope era en los 2400 pesos de sueldo); 204 pesos para quienes cobren hasta 4000 pesos y 136 pesos para aquellos que perciban un haber de hasta 5200 pesos.

El cambio significará un desembolso de 12.637 millones de pesos, cuando previamente se invertían 9512 millones.

Pero ese aumento no fue el único guiño para Moyano. En el mismo acto, Cristina Kirchner apuntó contra los trabajadores del subte, que protestaban por la implementación del nuevo sistema de carga de pasajes en las boleterías, y con ironía, se quejó que quienes reclamaban eran los mismos a los que el Gobierno les había dado la personería gremial, en detrimento de los deseos, entonces, del líder cegetista.

El secretario de la CGT reía y se regocijaba con la reprimenda presidencial desde la primera fila, de nuevo en el papel conciliador con el oficialismo que reasumió después de las elecciones primarias del 14 de agosto.

"Este es el programa social más importante que se conoce a nivel global", celebró Cristina Kirchner en su discurso, transmitido por cadena nacional de radio y televisión.

Sostuvo, además, que la asignación por hijo ha logrado "transparencia" y la posibilidad de "eliminar políticas clientelares". Al conocerse la noticia, varios dirigentes de la oposición insistieron en la necesidad de que los aumentos se dispusieran por ley y disintieron de la Presidenta respecto de la transparencia con la que se gestiona el plan social iniciado en 2009.

Nuevos topes
La Presidenta también anunció una suba en las asignaciones por discapacidad, que pasaron de los 880 pesos a los 1080. "Deberíamos haberlo hecho en julio o agosto, pero la proximidad de las elecciones seguramente hubiera llevado a que algunos hubieran caracterizado esta medida como electoral", planteó la jefa del Estado sobre el anuncio, que estaba en carpeta desde hacía meses.

La convocatoria para el acto fue sorpresiva. Bien al estilo kirchnerista, los invitados a la Casa Rosada se enteraron ayer por la mañana. Uno de ellos fue Moyano, que se ubicó en el Salón de las Mujeres junto a los jóvenes de La Cámpora Juan Cabandié, Andrés Larroque y Mariano Recalde.

Además, estuvieron dirigentes de organizaciones sociales como Luis D'Elía y Emilio Pérsico, legisladores y ministros. Por el apurón, esta vez no hubo gobernadores en el acto. No llegaron a tiempo desde las provincias.

Con estas medidas, Cristina Kirchner cerró el plan de anuncios en materia social que había planeado para este año electoral. Ya presentó la suba de jubilaciones del segundo semestre (fue en medio de la campaña para las primarias); hace dos semanas cerró el aumento del salario mínimo, y ayer terminó con la suba en las asignaciones tanto por hijo y embarazo como las familiares. Estas últimas medidas significarán una inversión de 24.461 millones de pesos por año.

El anterior aumento de la Asignación Universal por Hijo había sido en julio de 2010, cuando pasó de los 180 pesos fijados en el lanzamiento del plan a 220 pesos.

La Presidenta aprovechó el acto para hablar de la disminución de los índices de pobreza. "Nos gustaría tener menos pobreza, pero hemos logrado perforar la cifra de dos dígitos y eso está directamente vinculado también con la perforación de los dos dígitos en materia de desocupación y también con todas las políticas sociales activas que hemos venido desplegando", consideró.

Anunció que, según los datos que se publicarán oficialmente el 26 próximo, hay 5.700.000 hogares todavía pobres y 2.200.000 hogares indigentes.

Y hasta hizo una aclaración final sobre el origen de esos números. "Para que no haya ninguna duda, la remisión de los datos se hace a través de los Institutos Provinciales de Estadísticas y Censos, que los toman en sus conglomerados y los remiten al Indec", planteó, en una suerte de reconocimiento de las dudas que generan las cifras del organismo estatal de estadísticas..


www.lanacion.com.ar
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 09:00
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 09:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial