Candela: Testigo incrimina a una sexta persona y sospechan que es el asesino

Se trata de Hugo, quien estaría relacionado con el tráfico de drogas. Un testigo de identidad reservada lo acusó de ser el asesino de la menor. Entrá y enterate lo que declaró el testigo.

Un hombre fue demorado este miércoles en torno al crimen de la pequeña Candela Rodríguez y en las próximas horas será indagado por los fiscales.

El demorado, que podría convertirse en el sexto detenido, residiría a unos 200 metros de la calle Kiernan al 900, donde se cree que fue mantenida secuestrada la niña.

Un testigo de identidad reservada señaló a Hugo, directamente, como el autor del homicidio. En esa declaración, que el fiscal Tavolaro propuso como prueba, se implica también al carpintero Néstor Altamirano y se afirma que la nena habría pedido “ayuda” a los gritos, la noche del 23 de agosto.

Un testigo de identidad reservada declaró ante el fiscal Marcelo Tavolaro y complicó seriamente al sexto detenido por el crimen de Candela Sol Rodríguez, de nombre Hugo y al carpintero Néstor Altamirano.

Textual, el testigo habría asegurado, según indicó TN: “Se comenta en el barrio que fue Hugo el que la mató, que a él se le fue la mano. Que él conocía a Candela y a la familia y que tenía problemas con la familia de Candela”. Bombazo. La primera hipótesis cobró vida: ajuste de cuentas.

No sólo eso, el hombre afirmó que Candela estuvo cautiva en dos lugares: en la casa de la calle Charruas 1081 y en la casa de la calle Kiernan 992. Es decir, en la casa del carpintero Néstor Altamirano y en la casa donde los peritos forenses certificaron que Candela estuvo.

En otro pasaje textual, el testigo explicó la vinculación de Altamirano con la menor: “El día martes 23 de agosto a la mañana, el testigo vio a Néstor junto a la mujer. Aseguró que ella estaba medio rara, que miraba para todos lados y que Néstor estaba con un bolso, un tupper, plata y con unos pasajes. Que él vio a Candela que estaba a la vuelta de su casa y que él le llevó comida a Candela”.

El testigo, además, aseguró que “el mismo Néstor, en compañía de un familiar, la llevaron al interior de la casa. A Candela le prometieron que le iban a dar comida y ropa y la llevaron a la casa de Néstor. Ese martes a la noche, el testigo escuchó como que a alguien le tapaban la boca, unos pasos y como rasguños en las paredes. Después una frenada de auto y una nena que gritaba ¡ayuda, ayuda!”. Sí, Candela habría pedido ayuda, a los gritos, la primer noche que no estuvo en su casa. 

¿Qué dice Tavolaro al respecto? El fiscal tiene hasta ahora que a Candela la mataron entre el 29 de agosto y el 30 y que un hombre y una mujer fueron los “guardadores”. Tavolaro se refiere a Altamirano y a Gladys.

Tavolaro además cree que para el descarte del cuerpo participaron tres personas y que hubo una camioneta. Esos son los hechos que tiene el fiscal y sobre los que basará su acusación cuando llegue el juicio. Los abogados defensores intentarán refutarla y contar otra historia. Lo cierto es que, pase lo que pase, a Candela la asesinaron y, al parecer, la Justicia está en el camino correcto para encontrar a los responsables.

Fuente: DiarioShow.com

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 19:17
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 19:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial