Deportes

Mundial 99: contra todos, Los Pumas dan el batacazo

El seleccionado argentino de rugby obtiene un histórico quinto puesto en la Copa del Mundo de Gales, después de sufrir muchos problemas, una vez más, por disputas dirigenciales y cambios de entrenadores. Mirá los videos de un torneo inolvidable.

La previa para el Mundial de Gales 1999 estuvo plagada, como casi siempre, de disputas dirigenciales, cambios inesperados, improvisaciones y falta de planificación. Por eso, el histórico quinto puesto logrado por Los Pumas tuvo un valor tremendo para un grupo de jugadores que se llegó a entrenar sin técnico días antes de partir a la Copa del Mundo.

Pero antes de la alegría, repasemos un poco los años previos al gran golpe argentino. En el 96, Lucho Gradín asume como presidente de la UAR, después de haber sido puma y entrenador del seleccionado. Nombra como técnico del seleccionado a José Luis Imhoff. El rosarino estaría acompañado por un entrenador extranjero, que al principio fue bastante resistido. Se trataba del neocelandés Alex Wyllie, un tipo que después terminaría siendo clave en esta historia.

El duro Alex Wyllie

Como muchos jugadores se habían ido a jugar fuera del país, en el seleccionado aparecen nombres que serían importantísimos en este proceso y en muchos más. Empiezan a ser conocido los Ledesma, Quesada, Reggiardo y Fernández Lobbe, entre otros.

En ese año se da un  hecho inédito y muy importante. Desde la UAR aceptan que el mendocino Federico Méndez juegue en Los Pumas, a pesar de que competía en Natal de Sudáfrica. Así se terminaban dos décadas de restricciones para argentinos que jugaban en el extranjero. Esta decisión tiene el respaldo de Gradín y el rugby del interior, pero acapara el rechazo de los clubes más conservadores de una joven URBA. Así, una vez más, se abría otro frente de conflicto.

En el 97, el seleccionado tiene una durísima gira por Nueva Zelanda. Pierden un partido ante los All Blacks por 93 a 8, la mayor goleada sufrida en la historia de Los Pumas. En esa gira, hay una reunión entre los integrantes del plantel para definir si seguían en el absoluto amateurismo o daban un paso hacia la profesionalización. Se decide la segunda opción y se hacen una serie de pedidos a la UAR para tratar de no dar tantas ventajas antes las potencias. Para que nos demos una idea, en aquella época, que tampoco es tan lejana, Los Pumas no tenían en las giras ni siquiera un preparador físico.

Ese mismo año se le gana en Ferro a Inglaterra por 33 a 13, con una gran actuación del mendocino Roberto Grau, autor de un try. Y después, a fin de año, también en Ferro, el seleccionado vence a Australia por 18 a 16. Entre los titulares jugó Grau y Miguel Ruiz.

Ya en el 98, una gira por Europa deja el saldo de derrotas ante Italia, Francia y Gales. Además, ese viaje acentúa aún más el desgaste de la relación entre Imhoff y el plantel.

Después de dos derrotas ante Gales en Ferro, Imhoff, con mala relación con el plantel y en el medio de una guerra de intereses entre los dirigentes, deja el cargo. A cuatro meses del Mundial se arma una dupla con Pipo Méndez y Wyllie.

Argentina le gana a Escocia como visitante, en lo que fue la primera victoria albiceleste en suelo británico. Méndez hace unas modificaciones en la lista mundialista que había armado Imhoff y genera la bronca de los jugadores. Esto termina llevando a la renuncia del técnico.

Así, a pocos días de viajar a Gales para disputar el Mundial, Los Pumas estaban solos, porque Wyllie andaba afuera del país.

Toda esa serie de problemas unió e hizo más fuerte al grupo. Así, al mando del Wyllie, llegaron al debut con Gales. Ante los locales, en la apertura del Mundial, pierden 23 a 18, con Grau (fue amonestado) como titular. Todos los puntos argentinos los marca al botín derecho de Gonzalo Quesada, en una muestra de lo que vendría.

Quesada, goleador del Mundial.

En el segundo partido, después de jugar un primer tiempo horrible, reaccionan y dan vuelta un juego durísimo ante Samoa para ganar 32 a 16. Cuentan que en el entretiempo, los gritos de Wyllie despertaron a más de uno.

Luego, le ganan a Japón 33 a 12, clasifican como mejor tercero y obtienen la chance de jugar un playoff ante Irlanda en busca de un lugar en los cuartos de final del Mundial. A esa altura, la actuación argentina ya era histórica. Por primera vez se había pasado a la segunda ronda.

Hasta los que no siguen habitualmente el rugby, se preguntaban por Los Pumas. Y así, llegó el partido ante Irlanda, uno de los más recordados por todos.

En la noche de Lens, el equipo argentino juega para la historia y vence a los irlandeses 28 a 24. La corrida de Albanese queda grabada en la retina de los amantes del rugby, tanto como la impresionante puntería de Quesada, quien terminaría siendo el goleador del Mundial.



Los últimos diez minutos del partido fueron la muestra más clara de unión, garra, amor por la camiseta y huevos que pudo haber mostrado ese equipo. Cuentan que Phelan, hoy entrenador de Los Pumas, agotado, ya sin fuerzas en esos últimos momentos, le preguntaba a sus compañeros dónde estaban los de verde para ir a tackearlos.

Vale la pena y la emoción volver a ver el final de ese partido.





Ya en cuartos de final, Argentina pierde ante Francia 47 a 26. El partido fue parejo y en los últimos quince minutos, los galos sacan la diferencia que termina eliminando a Los Pumas.

Ese Mundial fue un antes y un después en la historia del rugby argentino. A partir de ahí empezó otra historia. Los jugadores demostraron que estaban a la altura de las potencias, a pesar del sinfín de problemas que generaban todo el tiempo los dirigentes.

Si ocho años más tarde, el rugby argentino fue tercero en otro Mundial, las respuestas hay que buscarlas en Gales, cuando la unión y el compromiso por el seleccionado pudo más que cualquier otro interés personal.

Autor: Gonzalo Ruiz.
En Twitter: @gonza_ruiz

¿Qué sentís?
83%Satisfacción17%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|12:58
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|12:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016