En Las Heras, una batalla electoral con tres protagonistas

Todos esperaban un duelo entre un ex intendente Guillermo Amstutz y el jefe comunal actual, Rubén Miranda, quien va por otro mandato. Pero apareció un tercero: Aldo Vinci, candidato del PD. Por qué hay sospechas de que el diputado del PD busca favorecer al oficialismo municipal.

Las Heras es uno de los campos de batalla más importantes para las elecciones del 23 de octubre. El ex presidente del PJ Rubén Miranda buscará obtener su segundo mandato como intendente y el principal contrincante será su predecesor, Guillermo Amstutz, un peronista no kirchnerista que competirá por el radicalismo.

Pero lo que hasta hace unos días era un duelo cerrado, en la última semana cambió. Aún contra lo que sugerían en su propio partido, el diputado demócrata Aldo Vinci confirmó su candidatura a intendente. Un cargo por el que ya compitió (con una baja performance) en 2007.

Vinci fue obstinado. Se plantó tan firme para ser candidato que eso provocó una ruptura en Las Heras de la alianza opositora Compromiso Federal. Como consecuencia, el demócrata será candidato de su partido, mientras que el PRO de Mauricio Macri y Es Posible (partido de Alberto Rodríguez Saá) se cortaron para acompañar la candidatura de Amstutz.

En los sondeos, Vinci no justifica mucho su participación electoral: según encuestas del PD que se manejaron a la hora de las definiciones, la intención de voto a su favor no supera un dígito. Por eso se sospecha (una vez más) que el peronismo, a través del operador Juan Carlos Chueco Mazzón, metió la cola. Es que, por pocos que sean, los votos a favor del PD podrían restarle sufragios a Amstutz y mejorar las chances del oficialismo municipal.

Las versiones sobre la existencia de un acuerdo para que el PJ gane las elecciones en Las Heras con ayuda del PD circulan fuerte también a nivel provincial. Aunque en el caso del departamento del norte de Mendoza hay detalles jugosos para contar.

 

El retorno de un viejo operador. El acuerdo electoral entre PD, PRO y Es Posible tuvo sus condiciones. Los demócratas exigían que sus socios políticos acompañaran a todos los candidatos a intendentes del PD, pero macristas y albertistas se reservaron la posibilidad de elegir a quienes quisieran en cada comuna.

Curiosamente, esa cláusula terminó favoreciendo al candidato del PD, ya que le permitió a Vinci separarse sin mayores inconvenientes de sus aliados en Las Heras, que habían optado por Amstutz.

De todos modos, el candidato oficial del PRO y Es Posible no fue siempre Amstutz. De acuerdo con el relato de dos fuentes, en un principio, cuando todavía no se hablaba de rupturas, en el seno de la alianza se propuso que el postulante se definiera entre Vinci y Roberto Lucas, un viejo y controvertido dirigente del peronismo de Las Heras.

Lucas supo estar muy cerca de Amstutz, pero en el último tiempo recaló bajo el ala de otro peronista anti K: el diputado nacional Enrique Thomas, uno de los principales armadores de la alianza en Mendoza entre el PD y los hermanos Rodríguez Saá.

Dicen las fuentes que la disputa entre Vinci y Lucas por la candidatura a intendente se resolvió a través de una encuesta departamental de pobrísimos resultados, en la que el demócrata habría superado por tres puntos (seis contra tres) al colaborador de Thomas.

Esta definición parecía abrirle el camino a hombre del PD para ser el candidato de la alianza Compromiso Federal, pero lo que no se tuvo en cuenta fue la íntima relación entre Amstutz y Thomas. Efectivamente, Lucas cambió de jefe, pero entre sus dos superiores existe una fuerte vinculación política. Esto pone en duda que Lucas haya tenido alguna vez la intención real de postularse para la intendencia.

Tal vez Lucas sólo buscaba generar el escenario para que el candidato del frente fuera Amstutz. Pero como no le alcanzaron los números para ayudar a su ex jefe y Thomas nunca pensó en apoyar a otro candidato en Las Heras que no fuera Amstutz, la alianza se partió.

A lo que hay que sumar la decisión inamovible de postularse de Vinci, quien, de acuerdo a otras versiones, usó la encuesta antes mencionada para demostrar que, por poca intención de voto que tuviera, su participación como candidato podía incidir en el resultado del duelo Miranda-Amstutz.

Una última particularidad de la alianza opositora en Las Heras es que PRO, Es Posible y PD irán con una misma lista en la categoría de candidatos a concejales, unidad que no pudieron sellar en la candidatura a intendente.

Los sondeos hasta aquí conocidos sobre la realidad política de Las Heras colocan primero a Miranda en cuanto a la intención de voto, pero la diferencia con Amstutz varía según el encuestador.

Una encuesta de Santiago Alé que trascendió esta semana dice que Miranda vence por 20 puntos a Amstutz: 47% a 27%. No obstante, operadores del ex intendente aseguran que la diferencia es menor y que Amstutz tiene, en realidad, un apoyo del 37%.

No tan unidos. Las Heras no es la única muestra de desuniones y picardías en el frente opositor que obtuvo el segundo puesto en las elecciones primarias, trepado al fenómeno Rodríguez Saá.

San Martín se parece un poco a Las Heras. En el departamento gobernado por el caudillo justicialista de Mazzón Jorge Giménez, el PD también presentó un candidato propio a intendente. En cambio, el PRO volcó su apoyo al radical Luis Petri, con lo cual el bloque opositor volvió a mostrarse dividido.

Otro departamento en el que no hubo conjunción plena fue Godoy Cruz, donde todo el frente albertista avalará la candidatura a intendente del demócrata Oscar Sagás, pero habrá dos listas de concejales separadas.
Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 19:31
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 19:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'