La alarmante situación del Hospital de San Rafael

El Shestakow es el nosocomio de referencia de todo el Sur mendocino. Sin embargo, no tiene agua caliente desde el mes de junio, sólo funcionan tres de los seis ascensores, y en condiciones precarias, el sistema eléctrico se encuentra en emergencia, las cañerías están tapadas y las calderas, en mal estado. Hoy, la comisión de Derechos y Garantías de la Cámara Baja, se reúne en esta comuna para tratar de interceder para que se realicen las mejoras.

El 30 de diciembre pasado, cuatro días después de que asumiera Armando Dauverné, el nuevo director del hospital Teodoro Shestakow, de San Rafael, un hombre murió en este nosocomio al caer en el hueco de un ascensor.

Este accidente, puso al desnudo una situación alarmante: las instalaciones del Shestakow están a punto de eclosionar.

Tal es así, según contó Dauverné, que el efector no cuenta con agua caliente desde el mes de junio, aunque este fue uno de los inviernos más crudos de la última década. Es que el sistema de calderas se encuentran en mal estado, y el presupuesto 2007 no contemplaba su arreglo. Además, y a pesar de ser un hospital construido en forma vertical – tiene ocho pisos de altura – tres de sus seis ascensores no funcionan, y los que se pueden utilizar, están en malas condiciones.

Pero los problemas no terminan aquí: el sistema eléctrico en general está en emergencia, y la aparatología de alta complejidad del efector no ha recibido el debido mantenimiento. Por último, los problemas que acarrearon las cañerías tapadas en los días de lluvia que Mendoza ha tenido en el último mes, completan el sombrío panorama por el que pasa el Shestakow.

Para el director, estos inconvenientes datan de largo tiempo atrás, y tienen que ver con la falta de mantenimiento preventivo que el hospital ha padecido.

“Estos edificios viejos necesitan ser reparados todo el tiempo. No se puede jugar con la salud y la seguridad de la población”, opinó Dauverné.

En otro sentido, el médico señaló que el sistema de atención primaria también pasa por una situación similar.

Es que los centros de salud no están bien equipados, sobre todo en los lugares más alejados, y falta personal, porque los sueldos no son óptimos para la exigencia que implica trabajar en lugares inhóspitos.

Este fue el inconveniente por el que, en enero pasado, una joven de 18 años sufrió una complicación cardiaca en el distrito de El Nihuil durante un fin de semana, y la posta sanitaria no estaba en condiciones de recibirla. Conclusión: la chica llegó muerta al Shestakow, separado por 18 kilómetros de El Nihuil.

Dauverné destacó que en la última visita realizada por el ministro de Salud, Sergio Saracco, al departamento, se le planteó la situación y este aseguró que algunas soluciones llegarán en breve. Por lo pronto, para la reparación de lo más urgente, que para el director son los ascensores.

Sin embargo, Saracco se comprometió a dar respuesta a todas las necesidades.

Visita de Derechos y Garantías
Los dos casos fatales relatados en esta nota llegaron hasta la comisión de Derechos y Garantías de la Cámara Baja y generaron que la comisión tomara la iniciativa de visitar la ciudad de San Rafael.

En estos momentos, se encuentran tratando la problemática con el Consejo Deliberante de esta ciudad.

Jorge Serrano (UCR) uno de los diputados que integrante de Derechos y Garantías, dio cuenta de la preocupación que los legisladores tienen por la situación del Hospital, y dijeron que se ocuparán del tema, aunque el verdadero punto es el escaso presupuesto para reparaciones que se ha invertido en este efector.
Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 20:25
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 20:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes