Un paseador debe indemnizar a la dueña de un perro

La mujer lo contrataba para que lleve a caminar a su mascota. Pero un día de mucho calor le puso un collar de ahorque y lo ahogó. La Justicia indicó que existió un daño moral y también uno patrimonial y determinó que debía pagar 770 pesos por la reposición del animal.

La Sala C de la Cámara Civil condenó a un paseador de perros a indemnizar a la dueña de Bruma, una rottweiler que solía sacar a pasear, por su participación en la muerte del animal.

Según consigna este viernes el diario Clarín, en una mañana de mucho calor, le colocó un collar de ahorque y esa fue, para los jueces, una de las causas del fallecimiento de la perra.

El juicio comenzó con una denuncia realizada por Martha Ethel Lomónaco contra César Andrés Alvarez Machado y Pablo Romano para cobrar 40.000 pesos por lo sucedido. La cifra final, aunque no trascendió, sería mucho menor.

La mujer había contratado desde junio de 1999 un paseo diario de dos horas, de 10 a 12 en invierno, y de 8 a 10 en verano, a cambio de 80 pesos. Pero luego la dueña denunció que el 12 de enero del 2000 su mascota, que había sido retirada de la casa a las 9.30, murió como consecuencia de la presión ejercida por el collar de ahorque que Romano le colocó.

A los jueces Omar Díaz Solimine, Luis Alvarez Juliá y Beatriz Cortelezzi, les tocó evaluar la prueba: el informe veterinario señaló que los síntomas que tenía la perra hablaba de ahorcamiento y golpes de calor, pero sin determinar cuál de las dos fue causa de la muerte.

La sala valoró el testimonio de María Claudia Costas, adiestrador canino, quien afirmó que un socio de Machado le dijo: "Esta señora tenía un rodwailer que palmó con nosotros". Ella le preguntó cómo "palmó" y él contestó: "De un cogotazo".

Para la Justicia quedó acreditado que se usó ese collar de ahorque, no uno fijo, lo que puede ser "un factor predisponente para desencadenar un golpe de calor, ya que interfiere con el mecanismo más importante de eliminación de calor que tienen los caninos que es el jadeo", además de poder generar "sofocación o ahorcamiento".

En un día de mucho calor -35º de sensación térmica- y con un animal excedido de peso, el uso de ese collar fue "falta de diligencia" de parte de Romano. La responsabilidad de los cuidadores, para los jueces, fue graduada en un 70% del total, ya que consideraron los otros dos elementos.

Corroborado esto, la Sala confirmó que existió un daño moral y también uno patrimonial. Se cita entonces un informe de un criadero, que señaló que un ejemplar de la calidad de Bruma valía entre 1.000 y 1.200 pesos. El valor de reposición de Bruma fue fijado en 770 pesos y se evaluó, sí, que tenía la posibilidad de "gestar un promedio de seis crías durante su vida con un promedio de 7 cachorros por camada con un valor que oscila entre $ 300 y $ 900".
Opiniones (1)
25 de septiembre de 2017 | 11:22
2
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 11:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. NOSE CUANTO SU DUEÑA QUERIA A SU MASCOTA YA QUE PAGABA PARA QUE LA PASEEN EN VEZ DE HACERSE CARGO ELLA MISMA, ES MUY SIMPLE SI UNO NO SE PUEDE HACER CARGO QUE NO TENGA MASCOTAS... Y NO SOLO ESO SINO QUE SE APROBECHA DE LA SITUACIÓN CON LA MUERTE DE SU PERRA!!! ABRÍA QUE DENUNCIARLA A ELLA.... ELLA LE ENTREGA EL ANIMAL AL PASEADOR TODO QUEDA BAJO SU RESPONSABILIDAD NO LA DEL PASEADOR.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'