Argentina aplastó a Panamá y ganó invicta su grupo de la primera ronda

El equipo de Julio Lamas cerró su participación en la zona B del Preolímpico de Mar del Plata con una cómoda victoria por 90 a 71 sobre el conjunto centroamericano. El lunes comenzará la segunda fase jugando ante Canadá, en busca de uno de los dos boletos para Londres 2012

Luego de un primer tiempo para el olvido, en el cual Argentina no se pareció en nada a sí misma, la Selección recuperó la memoria, se reencontró y desde ese momento no tuvo problemas en demoler a Panamá por 90-71, para quedarse con la primera posición
del Grupo B y mantener el invicto en el Preolímpico.

El encargado de quebrar el curso del partido fue Andrés Nocioni, quien en los primeros tres minutos del tercer cuarto consiguió 10 puntos (dos triples, un doble y dos
libres) consecutivos. Y de esa manera el equipo albiceleste, que había perdido el primer tiempo por 39 a 38, se puso en ventaja y nunca más perdió el liderazgo del marcador.

El próximo lunes, en la primera jornada de la segunda fase, el conjunto dirigido por Julio Lamas se enfrentará a Canadá, otro de los rivales que, a priori, no debería causarle grandes problemas.

Treinta y tres por ciento en tiros de campo; 37% en dobles y 25% en triples; y un goleador, en este caso Luis Scola, que apenas anotó cuatro de sus 11 tiros al aro.

Estos números explican, en parte, lo que le sucedió al seleccionado argentino de básquetbol en la primera mitad del encuentro.

Sin embargo, hay aspectos que no se reflejan en esa estadística, como por ejemplo que a Pablo Prigioni, como ante Puerto Rico, le costó convertirse en el conductor del equipo. Otro síntoma negativo fue que  Nocioni pareció no volver a sentirse cómodo jugando de ala-pivot, algo por lo cual varios se preguntan si convendrá seguir probando con ese experimento. Y también hay que remarcar que al equipo le costó encontrar una buena circulación de pelota.

Por supuesto que Panamá hizo lo suyo. Conscientes de su inferioridad, los centroamericanos salieron a presionar, a llevar el partido al terreno físico y eso quedó demostrado en el duelo que sostuvieron el "Chapu" Nocioni y Jaime Lloreda, que llevó la mejor parte porque quizá puso algo nervioso al alero santafesino.

Por todo esto el equipo argentino se fue al descanso largo abajo en el marcador (39-38). Es cierto que la diferencia era escasa, pero volvía a mostrar una cara de la Selección.

No obstante, como sucediera 24 horas atrás contra Puerto Rico, el conjunto dirigido por Julio Lamas volvió a dar vuelta el desarrollo de un partido en el tercer
cuarto. Para eso alcanzaron tres minutos, una mejor circulación del balón y la puntería, todo lo que no se había tenido en los dos primeros cuartos, de Nocioni.

En ese lapso, el santafesino metió 10 tantos (dos triples, un doble y dos libres), pero además ganó en confianza, y ya se sabe lo que puede hacer el "Chapu" cuando está encendido.

Pero antes de cerrar definitivamente el encuentro, el seleccionado vivió un sofocón, cuando Panamá achicó la ventaja a cuatro puntos (48-44). Aunque bastó un triple de Emanuel Ginóbili y dos contraataques (uno finalizado por el mismo Ginóbili y el otro por Prigioni), para que la Argentina pusiera una distancia
imposible de descontar para el conjunto entrenado por David Rosario.

A cinco minutos del final del partido la Argentina le ganaba a Panamá por 78-59, y no daba señales de aflojar. Por eso apenas dos minutos después, el tablero indicaba que los de Lamas le ganaban a Panamá por 83 a 61.

En ese momento la lógica había entrado en escena hacía tiempo, y sólo quedó escuchar la chicharra final.
Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 18:36
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 18:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial