Deportes

Sabella, el entrenador 44 de la Selección en el profesionalismo

El rubio centrocampista de Racing y varias veces campeón en el amateurismo Francisco Olázar fue el primer DT del combinado nacional cuando asomaba el profesionalismo, en el año 1931. El ex entrenador de Estudiantes, de 56 años, será el número 44 en los últimos 80 años.

El rubio centrocampista de Racing y varias veces campeón en el amateurismo Francisco Olázar fue el primer DT de la selección nacional cuando asomaba el profesionalismo, año 1931. Alejandro Sabella, 56 años, será el número 44 en los últimos 80 años.
   
Antes de Olázar, entre 1924 y 1928 (la prehistoria de la Selección, en este caso), pasaron Angel Vázquez y José Lago Millán, sin mayor relieve histórico. La irrupción de la era profesional del fútbol argentino llegó con Olázar como DT de la Selección, primero solo y luego con Juan José Tramutola.
   
El "caudillo" de la "Academia" dejó el lugar a un ícono de Independiente, Manuel ("Chancha") Seoane, recordado goleador de los "rojos", que estuvo entre 1935 y el 37 (en el Mundial de Italia estuvo de paso, como "parche", Felipe Pascucci).
   
Después de Angel Fernández Roca, 1938 y 39, ocupó el cargo Guillermo Stábile, símbolo de la selección mundialista del 30 -goleador del certamen en Montevideo- y llegado en medio del Sudamericano, Estadio Centenario, donde el gran Herminio Masantonio repartió goles y piñas a los uruguayos.
   
El DT (el "Filtrador", mítico goleador de Huracán) venía de Genoa, Italia. Había sido transferido después del Mundial del 30.
   
Stábile estuvo hasta finalizado el Mundial 58, en Suecia. Durante dos décadas alcanzó a patentar el fútbol de ataque. Una de las mejores épocas. Formó delanteras inolvidables. Mario Boyé, Norberto "Tucho" Méndez, René Pontoni, José Manuel Moreno y el "Chueco" Enrique García. Fue en el 47, Sudamericano de Guayaquil. Golearon a todos.
   
En los  50 designó todo el ataque de Independiente a partir de 1952. Contra Inglaterra, España, Portugal en Buenos Aires, también Londres, Madrid y Lisboa, jugaron Rodolfo Micheli, Carlos Cecconato, Carlos Lacasia, Ernesto Grillo y Osvaldo Cruz.
   
En el 54 Ricardo Bonelli, también de Independiente, reemplazó a Lacasia. La Argentina ganó los Sudamericanos de Chile 55 y Lima 57. Stábile convocaba en "bloque". Ejemplo: Rogelio Domínguez, Pedro Dellacha, José García Pérez, Juan Carlos Giménez, Arnaldo
Balay y Ernesto Gutiérrez, defensa completa de Racing.
   
Asimismo, Francisco Lombardo, Eliseo Mouriño y Natalio Pescia, línea media íntegra de Boca.
   
En el 57, "don Guillermo" batió su propio récord. En plena eliminatoria para el Mundial de Suecia, a fines de octubre en cancha de Independiente, Argentina le ganó a Bolivia por 4 a 0 y el entrenador, ex goleador histórico de Huracán, integró el seleccionado con 9 jugadores de River.
   
Aquella vez jugaron Amadeo Carrizo, Alfredo Pérez, Federico Vairo, Néstor Rossi, Gilberto Sola, Eliseo Prado, Norberto Menéndez, Angel Labruna y Roberto Zárate. Sólo Lombardo (Boca) y Oreste Corbatta (Racing), no eran de River.
   
En el 59 Victorio Spinetto, DT de Vélez y Atlanta, llevó a la selección a ocho de Racing. Jugaron siete juntos.
   
La Argentina ganó el Sudamericano disputado en River, marzo del 59, y parecía que nuestro fútbol se recuperaba de la desilusión en Suecia, junio del 58.
   
A partir de los 60 influyeron cambios tácticos y "doctrina" europea. Lo cual generó un debate que aún perdura. El inolvidable periodista Dante Panzeri "rechazó" de plano la llegada de tantos extranjeros. Se vivió el mentado "fútbol espectáculo" impulsado por los presidentes de Boca y River, Alberto J. Armando y Antonio Liberti, respectivamente.
   
Sin embargo, Juan Carlos Lorenzo, contratado por San Lorenzo en el 61, se hizo cargo antes del Mundial de Chile, tras una transición de Victorio Spinetto, acompañado por José Della Torre y José Barreiro. Estuvo fugazmente José D´Amico, preparador físico y entrenador.
   
El fracaso argentino en Chile llevó a la AFA a intentar primero con Néstor Rossi, figura en River en los 40 y 50 -tras exitosa trayectoria en Millonarios de Colombia- y más tarde otro ex riverplatense, José María Minella. Con él, la Argentina ganó la "Copa de las Naciones" en junio del 64. Nuestra selección superó a Portugal, Brasil e Inglaterra.
   
Antes, en el Sudamericano del 63, hubo un seleccionado alternativo bajo la conducción del ex Chacarita Horacio Amable Torres que, como mayor logro, le ganó a Brasil.
   
La AFA había contratado brevemente a José Manuel Moreno en el 59 y en el 65 fue por Osvaldo Zubeldía, una de las revevelaciones con el "fútbol táctico" primero con Atlanta y más tarde con Estudiantes de La Plata. Duró poco.
   
Un conflicto laboral de la AFA con el ayudante, Antonio Faldutti, ex DT de Independiente, alejó a Zubeldía. Y volvió Lorenzo.
   
La década del 70 fue impactada por dos fracasos, cuando con Adolfo Pedernera, tras renuncia de Humberto Maschio, la Argentina no llegó al Mundial de México (fue eliminadapor Perú en "La Bombonera", 2 a 2, goles de Oswaldo "Cachito" Ramírez); y luego la irrelevante actuación en Alemania 74.
   
La Argentina tenía una élite de jugadores que triunfaban en Europa, pero colectivamente estuvo muy lejos de la sensación, Holanda; también del ganador, Alemania, y hasta de Polonia, otra revelación. Los tres seleccionados estuvieron por encima.
   
Ellos jugaron un fútbol a "la sudamericana". Por entonces, nuestra selección tenía a tres entrenadores, Vladislao Cap, (Independiente), José Varacka y Víctor Rodríguez (Racing). Y llevaron a Mario Kempes, Rubén Ayala, Héctor Yazalde, René Houseman, Carlos Babington, Miguel Brindisi, Roberto Telch, Hugo Bargas y Ramón Heredia. Un fracaso.
   
Cuando la AFA contrató a César Menotti volvió "la onda" Stábile: compromiso a cuatro años, preparación del Mundial 78 a disputarse en la Argentina; mirada al fútbol del Interior y los juveniles. Un cambio para superar el atraso en la organización de la entidad. Entre 1960 y 1974 habían pasado doce técnicos.
   
Los 80 y 90 fueron signados por la magia de Diego Maradona y las innovaciones tácticas de Carlos Bilardo. Sorprendieron en México 86, cuando la Argentina ganó invicta el Mundial. Con algunas bajas, el seleccionado llegó a la final del Mundial 90, contra Alemania, tras eliminar a Italia, por penales, en semifinales.
   
Lo que nunca se agotó fue el debate periodístico sobre gustos, tácticas, entrenadores, corrientes, nombres y apellidos. Algo que supieron Alfio Basile, Diego Maradona y Sergio Batista en los últimos cuatro años. Y ahora sabrá Sabella (Télam).
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 07:50
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 07:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho