Preocupa a productores la rentabilidad y exigencias del gobierno nacional

La visita de Eduardo Buzzi a la Cámara de Comercio fue una nueva oportunidad de reunión entre productores viñateros y de frutales. Previo a la charla con el titular de la FAA, en los corrillos, los temas en todas las conversaciones fue la baja rentabilidad y las exigencias del gobierno nacional.

Buzzi llegó acompañado por el mendocino Orlando Marino, el recientemente designado responsable a nivel nacional de la Economías Regionales de la Federación Agraria.

Los productores expusieron el grave problema que padecen y el temor por el futuro, “así como va el pequeño productor tiene pocas probabilidades de seguir, tiende a desaparecer” sostienen. Unos de los puntos sensibles es la exigencia del gobierno nacional de que, por ejemplo,  cada productor de duraznos de hasta 50 hectáreas debe contratar a “5 empleados permanentes por esos Indicadores Mínimos de Trabajadores” según la resolución de la AFIP.

Es sabido que en esta economía esas parcelas son en su gran mayoría trabajadas o atendidas por el grupo familiar. Es la única forma de supervivencia que tienen miles de mendocinos que aún permanecen en la zona rural y que capean la borrasca haciendo frente como pueden a inclemencias climáticas como heladas y granizo, sequía y baja rentabilidad.

Muchos ven como única solución arrancar las plantas y dejar las tierras en blanco, una manifestación extrema de la angustia que los invade con esa  resolución que lleva el número 3152/2011 referida a las presunciones laborales.

Luego de recorrer Guaymallén, San Rosa, General Alvear, San Rafael Marino diagnostica que la situación es “terminal”, que va a seguir la desaparición de pequeños productores debido a “los bajos precios, a la concentración y la diferencia entre el precio que se paga el consumidor y el que cobra el productor que hoy trabaja a pérdida” por lo que “ni siquiera llegan a cubrir los costos” y que  Mendoza está caracterizada por el minifundismo y no hay un gobierno que piense que hay que salvar a los productores. Para Marino los subsidios son un ínfimo paliativo de una situación que se presenta como gravísima.

Encuentra en toda este escenario sólo algunas salidas posibles: por un lado la asociación de estos pequeños minifundistas o por el otro la participación en cooperativas para dar valor agregado a sus productos. “Faltan oídos y predisposición” sostiene.

La presencia de estos dos dirigentes nacionales del agro que tienen indudable buena relación y “llegada” al gobierno nacional  fue aprovechada por las autoridades de la Cámara que compartieron, luego de las diversas reuniones de la mañana, un almuerzo del que participaron el presidente Pablo Ases y Pablo Callejas asesor letrado con Eduardo Buzzi, Orlando Marino y Carlos Camargo por la FAA entre otros.

En la oportunidad estuvo presente el tema de la Promoción Industrial y la por ahora frustrada reunión con el ministro amado Boudou y su equipo de asesores. Desde hace días la Cámara espera el llamado convocándolos a la cita que había prometido el funcionario nacional y que aún no se concreta y de la que tampoco tienen una mínima noticia.
 
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 18:39
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 18:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'