Surfear con la mente

“Me gustaría definirme como una especie reciente: un surfer montañés y pueblerino, y con mucha energía".

“Me gustaría definirme como una especie reciente: un surfer montañés y pueblerino, y con mucha energía, cualquiera puede imaginarme con una camisa a cuadros parando en un bar por un licor con hielo en algún lugar, y no estaría equivocado, ahora mismo lo estoy haciendo justo en casa jaja”

Así arranca la entrevista a Andrés Berdasco, un longboarder mendocino de 26 años y apasionado por la escritura que Rock & Board tiene la suerte de presentarte en esta entretenida nota sin desperdicios.

- ¿Cómo te iniciaste en el longboard?

Un invierno hace 7 años ya, mi viejo me regaló una campera, resultó que en una semana se empezó a deshilachar, casi a deshacer, fuimos a realizar el reclamo y de mala gana el tipo devolvió la guita, a la salida fui pasando por un lugar que vendían skates, ahí conseguí una tabla y un buzo por esa guita, aunque no era tan abrigado así comencé a flotar.

Desde mis inicios quería algo que fluyera más, porque las ruedas más chicas se trababan, y quería más espacio para ir holgado, en fin me puse a diseñar y dibuje algo parecido a un longboard, después me enteré de lo que era eso! jaja, fui construyendo mis tablas y andando por todos lados, la gravedad hizo el resto, el soñar me mantuvo.

- ¿Cómo ves el longboarding en tu vida? ¿Cuál es tu filosofía de vida con la tabla?

La tabla es fascinación, por ahí alguien dijo que el long es hacer de una ida al kiosco algo mágico, la tabla es una herramienta, para fluir, para moverte, para sentir, como empuja en el plexo la sensación del corazón que disfruta la emoción de ondularse entre las calles.

También para mí ha hecho las veces de andador, como a un niño le ayuda a aprender a caminar y le da el cambio de visión consecuente del mundo, pienso que se llega o se puede llegar a tener un paralelismo de pensamiento con el que se tiene al andar la tabla y aprender a usar ese surf en todas las situaciones de la vida, lo que yo llamo “surf mental”, eventualmente se puede prescindir de la tabla pero continuar moviendo esa esencia, deslizándose en la vida de manera armoniosa y sutil.

Otra de mis ideas primarias gira en torno al no competir contra otros con la tabla, siento que es un regalo el poder andar, la vida ya es lo suficientemente complicada, como para agregar más dificultades, “hoy quieren derrotar al otro, mañana se darán cuenta de que sin el otro no hay nada”, esto pasa en todo el mundo a varios niveles, no hay que pensar que es infantil; cuando ya por edad no podamos andar puntualmente, yo seguiré siendo un surfer mental, volando, mientras los expertos ya no tendrán qué hacer; si vamos a competir que sea contra el desmán, contra los autos que son un gran riesgo en varios sentidos, contra lo malo y contra uno mismo para elevar nuestro nivel y comprensión; el tao reza: “quien puede vencer a otros es fuerte pero quien se vence a sí mismo es realmente poderoso”, no hay que dormirla, no confío en las cosas que no son integradoras, de todos!

- ¿Cuál es tu visión respecto a la escena local del longboard?

Hay mucha gente andando muy bien y disfrutando tranqui y otra gente que no, es como en todo, uno elije donde quiere estar, unos caminos son más difíciles que otros, es algo para tener presente, el gobierno no hace nada, y a lo sumo fomenta la competencia, se disponen cientos de efectivos en un evento de fútbol, y la gente sigue muriendo de inseguridad en los días subsiguientes, así no hay deporte que valga, ¿hasta cuándo? me pregunto.

Elegí el longboard porque sé que el mundo es la cancha, lo que hace falta primero es apoyo en materias que permitan desarrollarse tranquilo, poder salir a andar de noche y ver la luna con la tabla en los pies sin miedo a que por eso puedas perder la vida, lo demás se conversa, si no tenés tabla y querés andar no hace falta que tengas una súper de marca “noseque”, yo empecé de abajo con cosas de risa, ejes que se desarmaban solos, maderas de obra, etc.. pero fui capaz de abrazar la esencia, después vas consiguiendo cosas mejores. Invito a que gente con nuevas ganas de hacer esto se ponga en contacto y les facilitare material de cómo hacerlo en casa.

- ¿Qué tiempo le dedicás al longboard en tu día?

Es muy difícil verme sin la tabla, cuando no la llevo y salgo de un lugar, a veces siento que me la estoy olvidando.

Todos los días un poco, para moverse en distancias donde caminando te cansarías, y podés hacer combinaciones con el micro fácilmente, ya que de ser una bici no entraría, y de ser patines tendrías que sacártelos o sería muy incomodo, eso me gusta del long, es mínimo, el contacto se produce solo cuando es necesario, y sin dejar estela, salvo que te pongas una buena vianda. Cuando sesiono fuertemente puede ser un carrete de unas 6 horas, 6 espectaculares horas en olas de asfalto.

- ¿Influencias y/o referentes?

Adam Colton y Adam Stokowski, con ellos aprendí varias cosas a través de internet claro.


Adam Colton junto a otros amigos ha hecho una serie de películas con sus viajes, en donde ha sacado a relucir todo su talento, con mochilas de 30 kg o más, andando en el medio de la nada en Perú en una bajada que se la lleva, con una gran sonrisa esquivando camiones, eso es saber para mí… y digo ellos por nombrar gente que ha puesto mucho y su vida en esto, pero considero de referente e influencia a cualquiera que sepa disfrutar y ponerle onda al longboarding, cualquiera que se arriesgue a hacer mas y dar más en esto.

¿Que hay de esa foto tuya que ganó un concurso?

¡Ha! las viejas épocas, desde el mirador del Challao expreso hasta el Wallmart!
Resultó que nos juntamos una tarde a sacar fotos con el señorazo Lucas Elmelaj y otros chicos nos fuimos derecho al mirador y comenzamos a bajarla mientras nos seguían en el auto sacando fotos, Lucas se sentó en algunos momentos en el posabrasos de aquel peugeot, exponiéndose tanto él y su cámara. Sacar la foto fue una locura tanto como posar haciendo de una especie de cóndor y con los ojos cerrados, cosa que les llamo la atención a los jueces!

Gracias a esa foto pegué unas rueditas y grato fue mi asombro al verme en una expo de Lucas meses después en lo que fue la mítica "Long Long Fest". La foto está buena porque es de algo real, no mera pose y no somos los únicos a los que esto nos pareció bueno, puesto que en aquella oportunidad obtuvo un gran premio a nivel internacional de fotos y longboard específicamente, patrocinado por una gran empresa de los Estados Unidos.

¿Te nutrís de alguna otra actividad para potenciar el longboarding?

Se me ha hecho básico el asunto de la alimentación vegetariana, que te permite sentirte más liviano en mi experiencia, y me gustan también las artes marciales como el kung fu que combinan perfecto con el trabajo de equilibrio y fuerza que son necesarios en el long, cualquier cosa como tai chí chuan o yoga ayudan siempre al longboard, lo complementan.

¿Algo para agregar?

Decir que todavía falta mucho por aprender y hacer, mandar saludos a todos y en especial un gran abrazo a la gente de mi clica que están siempre, y son los que estuvieron presentes en mi mientras escribía esto, a surfearla que se viene el 2012 y quien sabe jaja y gracias, que dios los proteja.

Fotos: Lucas Elmelaj - Lionel Herrera - Nicolás Feiner - Milenka Lusic

Opiniones (0)
18 de octubre de 2017 | 16:12
1
ERROR
18 de octubre de 2017 | 16:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes