Apertura calle Agustín Alvarez, ¿un problema en puerta?

La inmediata apertura de la calle Agustín Álvarez plantea varios interrogantes acerca si será una solución o un nuevo inconveniente con el caudal vehicular que ingrese a la avenida Hipólito Yrigoyen. En la nota algunas conjeturas y opiniones.

En el año 2004 se elevó un proyecto de ordenanza (7768) por el bloque Radical de aquel entonces, pidiendo al Departamento Ejecutivo Municipal, evaluara la necesidad de proceder a la apertura de calle Agustín Alvarez, en el tramo comprendido entre av. Hipólito Yrigoyen y calle Coronel Suarez.

Y según versa el fundamento de tal pedido, dice que la obra solicitada responde a una necesidad largamente anhelada por los vecinos y por todos aquellos que transitan por allí; y redundaría en beneficio económico, además de agilizar el tránsito y contribuir a la seguridad vial del sector.

Como es de conocimiento público, en pocos días más se estará inaugurando la tan anhelada obra.

No cabe dudas que la apertura de la calle Agustín Alvarez sea muy necesaria, pero a la vez produce el interrogante sobre si será realmente una solución o un nuevo problema para el ya congestionado tránsito en la ciudad. De hecho es algo que se venía reclamando hace rato como una solución para el tránsito proveniente desde el sector sur de la ciudad, como por ej el barrio Unimev y sus adyacencias.

El interrogante surge de advertir la particularidad que se da en el cruce con Yrigoyen, ya que a escasos metros de la intersección se encuentra actualmente un semáforo con varios tiempos, lo que genera, principalmente en horarios pico, embotellamientos considerables; esto quiere decir que quién transite por Agustín Alvarez y pretenda tomar la avenida deberá rogar no encontrarse con el semáforo en rojo sino empezará a depender de la buena voluntad de otro automovilista el seguir su marcha tomando Yrigoyen hacia el este; ni pensar en el brete que entraría si en vez de tomar la dirección hacia el este se pretende tomar Rodolfo Iselín, casi pasaría a ser una hazaña.

Sin dudas que el caudal que ingrese a  la avenida por esa calle será una nueva complicación para el flujo vehicular de Hipólito Yrigoyen. Ya que no sólo será una colectora para los que vengan desde el sur, sino también para los que ingresen por Coronel Suarez, por supuesto para los autos que salgan del supermercado ubicado en la periferia, que durante el fin de semana presenta una importante cantidad de autos de la gente que hace sus compras, y muchos de ellos ahora tienen que conducir hasta la calle República de Siria en caso de querer tomar por Yrigoyen hacia el oeste, y con la apertura de Agustín Alvarez, tomarán esta para conseguir salir a la avenida.

Soluciones en borrador

Los interrogantes planteados han motivado varias reuniones en busca de soluciones al potencial inconveniente que se vendría,  pero hasta la fecha ninguna decisión ha sido tomada, casi como resignados las respuestas coinciden finalmente en que habrá que esperar y ver qué sucede en la realidad.

De acuerdo a información que pudo acceder Mediamza.com, la idea que más cuerpo tomaba, entre las alternativas propuestas, es la de controlar el tránsito de la “nueva” calle por intermedio de un semáforo a instalar en el futuro; precisamente un semáforo en la esquina de la calle, es decir un equipo de 4 tiempos que controle la circulación. Las dudas surgen en los tiempos que demoraría en autorizarse un nuevo equipo semafórico y lo que tardan en instalarse, por eso posiblemente se decida mover el semáforo con su línea de detención justo en la margen oeste de Agustín Alvarez.

Como primera medida habría que mover el semáforo para que la detención de los autos en Yrigoyen no entorpezca el flujo de tránsito de Agustín Alvarez

Desde la Policía Vial, la sugerencia apunta a ordenar el tránsito mediante la instalación de un semáforo, una cuadra antes de la intersección de la avenida con Agustín Alvarez, es decir en Lisandro de la Torre. Esta medida apuntaría a no saturar con vehículos la salida de la calle habilitada.

En consulta en la Dirección de Vías y Medios de Transportes, pudimos saber que en el proyecto inicial de la calle estaba la sugerencia de hacer un derivador, que representaría la continuidad del cordón en la margen izquierda de la calle Agustín Alvarez que se introduciría en la avenida como una especie de carril que conduce a los autos para generar el espacio en Yrigoyen.

En tanto que Daniel De La Rosa, quien  dirige el IMEC (Instituto Mendocino de Educación para Conductores), dijo oponerse totalmente con la idea del derivador, porque eso implicaría que el tráfico que se aproxime por la avenida se encontrará con una traba inesperada que terminará convirtiéndose en un embudo que complicará aún más la situación.

¿Cambio del sentido de las calles?

Consultado sobre la posibilidad de cambiarle el sentido de marcha de la calle Agustín Alvarez, el especialista indica que esa sería la mejor solución y no ve razón alguna por la que no pueda ser posible, y pone como ejemplo lo dispuesto con la Calle Coronel Suarez, que desde Balloffet hacia un lado y el otro tienen diferentes sentidos de marcha.

De La Rosa explica que en realidad y de acuerdo a normas de ordenamiento vial, a la calle Agustín Allvarez le correspondería “circular” de norte a sur, es decir desde la avenida introduciéndose en dirección hacia la avenida Sarmiento, por tomar una referencia.

Ejemplifica que las normas de ordenamiento vial indican que las calles paralelas a las avenidas deben tener cierta concordancia en su sentido de marcha. Para graficarlo, en nuestra ciudad a partir que se le cambió el sentido de marcha a la calle Pellegrini por disposición de un Intendente hace décadas, se desbarató todo el ordenamiento vial de la ciudad. Para que se entienda, las calles inmediatamente paralelas a San Martín (Bernardo de Irigoyen y Pellegrini) tienen el mismo sentido de marcha (sur a norte), y de acuerdo a las normas de ordenamiento vial, Bernardo de Irigoyen está correcto como colectora de la avenida, pero no Pellegrini que debiera ser en sentido contrario.

Eso, como el origen de todo el “desorden”. Y con la calle Agustín Alvarez que es la que nos ocupa ahora, pasa lo mismo. Blas Parera, que no tiene salida a Yrigoyen, tiene un sentido de marcha al revés del que debiera. Por lo tanto si fuera de acuerdo a las normativas los sentidos del resto de las calles serían también al revés del que tienen ahora, y por supuesto Agustín Alvarez en vez de salir a la avenida, sería una vía por la que se ingresaría desde la avenida.

De todos modos, el especialista sugiere y entiende que cambiar el sentido de marcha sería la medida correcta para evitar mayores inconvenientes en el congestionado tránsito sanrafaelino, con la incorporación de una cantidad muy importante de rodados de todo tipo, en calles y avenidas que siguen teniendo las mismas estructuras y fisonomías.

Sin dudas lo que sucederá a partir de la habilitación de Agustín Alvarez es todo un interrogante que al menos plantea la necesidad de evaluarlo y preverlo. 

Opiniones (1)
18 de diciembre de 2017 | 02:20
2
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 02:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En mi opinón la calle Coronel Suarez debió mantener su doble mano entre Ballofet y Ameghino. Los 50 primeros metros desde Ballofet son utilizados como descarga de mercadería del supermercado¿? por eso se hizo de una mano,beneficiando al Vea y perjudicando los ciudadanos hasta el día de hoy porque la mano derecha es de su uso exclusivo durante todo el día sin respetar horarios de descarga.
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho