Fayad retuvo la intendencia de la Capital

Fayad será por tercera vez intendente de la Capital. Antes, fue concejal entre 1983 y 1987, y desde entonces no paró. Sobrino de Felipe Llaver, accedió a la intendencia y en dos oportunidades quiso ser gobernador y no pudo.

La campaña del radical K fue gráfica y radial, imponiéndose una iconografía que hizo rememorar a su primera intendencia, la que todavía genera evocaciones en un electorado que no se ha animado nunca, desde 1983, a probar con otro partido para administrar la barriada que es la “vidriera” de toda nuestra provincia.

El triunfo de Fayad será “vendido” como propio más por el kirchnerismo que por el radicalismo, ya que aunque Roberto Iglesias pose a su lado, son conocidas las diferencias entre ambos. De hecho, Fayad concurrió con el viejo sello UCR Lista 3, mientras que Iglesias abona la actitud frentista y concurre a la disputa por la gobernación con el Frente Cívico Federal, junto a peronistas aristas y respaldado por la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

El intendente jugó en contra de toda la dirigencia de su partido, pretendiendo ser el candidato a gobernador, pero no consiguió el respaldo de nadie, lo que le valió el gracioso mote de “Tranvía de compras”, porque, según sus detractores internos del radicalismo, “no funciona fuera de Capital”.

A lo largo de su último mandato criticó a Julio Cobos con fuerza, llegando a llamarlo, el 11 de junio de 2009, “el padre Grassi de la política”, cuando el vicepresidente avanzó con la creación de su propio partido, el Confe, y realizó una alianza bonaerense con Elisa Carrió, aunque recibió a Francisco De Narváez para manifestarle su “solidaridad”.

En aquella oportunidad, Fayad puso en dudas el financiamiento del partido de Cobos, entre cuyos benefactores mencionó al propio De Narváez y “al pool más importante de exportadores de soja”. Le pidió, entonces, que renunciara a la vicepresidencia.

Eso le valió los favores del kirchnerismo, junto a cuyos dirigentes nacionales se ha mostrado -o esforzado por mostrarse- cada vez que se le presentó una oportunidad.

Una de las últimas fue durante la penúltima visita a Mendoza del ministro de Economía y candidato a vicepresidente del Frente para la Victoria, Amado Boudou. Fayad bromeó largamente con él, queriendo captar la atención de un público que le era ajeno.

Con este triunfo consolida su poder en la Ciudad de Mendoza, aunque se diluyen sus posibilidades de crecimiento hacia adentro de una provincia en donde está peleado con todos los dirigentes de su partido. A Cobos ya recordamos cómo lo maltrató. A Iglesias le quiso disputar el liderazgo para la gobernación y perdió. A Alfredo Cornejo lo considera como “un dirigente menor” cada vez que alude a su persona y llegó a tratar de analfabeto al diputado nacional Ricardo Mansur.

¿Quién festejará el triunfo de Fayad? Seguramente, sus acólitos más inmediatos, que encontraron hoy una prórroga en sus puestos de trabajo por cuatro años más. Pero también es posible que disfrute de pedidos de fotos tanto con Iglesias como con Pérez. La vanidad, en estos casos, no encuentra límites.
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 23:39
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 23:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México