El arte de hacer tatuajes

Se dice que el primer tatuaje se lo hizo el Rey Constantino de Constantinopla y que incluso hay momias que tienen dibujos en sus cuerpos. La tendencia sigue vigente. Mediamza.com dialogó con el tatuador Leo Demasi.

San Rafael no está ajeno a esta moda y poco a poco sus habitantes se animan a los tatuajes. A pocas cuadras del kilómetro cero se encuentra un local donde se realizan tatuajes y se colocan piercings. El lugar tiene onda, música y toques de modernidad y allí nos atendió Leonardo Demasi que desde hace unos años adoptó San Rafael como su lugar de residencia.

Leo comenzó tatuando porque le gustaba mucho el dibujo y los primeros en probar sus habilidades fueron sus hermanos. “Los utilicé como conejillos de India..” recuerda. Apasionado por el arte de tatuar y con 16 años de experiencia, Leonardo resalta la importancia que tiene la higiene y asepsia a la hora de tatuar. Es muy consciente de eso y asegura que los que se tatuaron vuelven a hacerse otro.

“Yo hago mis propios dibujos pero generalmente la gente ya trae sus diseños. Yo no interfiero en la decisión de la gente. Eso es muy personal y yo lo respeto porque el que viene a tatuarse ya viene convencido de lo que quiere y porqué lo quiere”.

¿Tatuaste  a alguien que luego se arrepintió?

Sí. Pasa con la gente que se escribe el nombre de su novio/a, después se pelean y vienen que  les tape el tatuaje, dice entre risas. Pero por lo general todos se van conformes y como te dije antes, vuelven por otro más.

¿Qué hay de cierto en que el número de tatuajes debe ser impar?

Eso no es sí, los orientales se guían por eso pero acá no. Pero sí pasa que los que tienen uno quieren dos y cuando se hacen el segundo ya están pensando en el tercero. A mí me gusta mucho como se ven en la espalda y las piernas, aunque el lugar donde más lucen es en los brazos. La parte interna del brazo, cerca de la axila es el lugar más doloroso pero hay gente que se anima.

Para el tatuador todo es pasión y es su estilo de vida. Hay trabajos que le han llevado más de 40 horas como es el caso de un dibujo oriental en un brazo que aun sigue con los detalles. Leo tiene prácticamente todo su cuerpo tatuado y ahora está por hacerse la carita de sus dos hijos que él mismo diseñó.

Si bien el mercado sanrafaelino aún está un poco “quieto” en materia de tatuajes, sí es cierto que más gente se anima a grabarse el cuerpo. “Me sorprende que está viniendo gente de más de 40 años, es como que ahora sí se animan. La mayoría de las personas elige el nombre de los hijos, árboles, mariposas y estrellas. A veces se guían por modas, pero por lo general no.”

Con sus años de experiencia da cuenta de haber tatuados partes insólitas del cuerpo. “Una vez tatué la parte interna del labio inferior. La frase era “love” (amor) y otro se grabó “pain” (dolor), la gente elije y yo no me opongo a su decisión” aseguró.

“A la gente de San Rafael aún le cuesta decidirse. Creo que es una cuestión de tiempo y les falta confianza, no está acostumbrada a trabajar con cualquiera ni a consumir de cualquiera. Entonces cuando sos el primero en hacer algo cuesta pero vale la pena. Lo mejor es que te haces la fama por el “boca a boca” y eso es que los han venido quedan satisfechos”, concluye.

Con los piercings la gente está más decidida, tal vez porque si se arrepienten se lo saca rápido y con el tatuaje no se puede.

De a poco cada día los sanrafaelinos se animan más dejarse una marca de por vida, muchos eligen nombres, otros inscripciones orientales, algunos diseños tribales y los más osados grandes dibujos o imágenes religiosas.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 19:27
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 19:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial